martes, 20 de marzo de 2012

Raviolis fritos de boniato con chocolate


Unas pastitas saladas diferentes para festejar el  
Día mundial sin carne
 
Me he inspirado en los calcionetti, un dulce típico de la región italiana de los Abruzos, para crear estos fritos salados que sorprenden por el sabor del boniato y el toque de chocolate. Los podéis servir a temperatura ambiente como aperitivos o, recién hechos y acompañados de la salsa, como un entrante para agasajar a los amigos.

La preparación puede parecer laboriosa pero son todos pasos muy sencillos que se pueden hacer con antelación y freír las pastas a último momento. Las cantidades del relleno son indicativas porque la combinación de sabores es inusual y lo mejor es afinarla al gusto de cada uno.
Con estas cantidades salen unos 20 raviolis de 7 cm de diámetro.


--------------------


La masa de vino (estupenda para freír)

Mezclar en el robot:
  • 300 g de harina común
  • 1 cucharadita pequeña de sal
  • 3 cucharadas de aceite de sabor suave
  • vino blanco en c.n. para formar una bola compacta, suave y elástica
  • Amasar hasta alisar y dejar un rato en reposo, cubierta.
  • Estirar de 1 mm de espesor y dejar reposar otra vez para que pierda elasticidad y no se encoja al cortarla.



El relleno
  • Asar un boniato (batata) mediano al horno, pinchado para que deje salir el vapor. Dejar templar, pelar y hacer un puré fino.
Añadir:
  • un chorrito de nata de avena o de la que uséis
  • 4 cucharadas de almendras laminadas y tostadas
  • ralladura de media naranja (cortar la piel de la otra mitad en tiritas y reservar junto con la naranja entera)
  • 2-3 cucharadas de chocolate 100% cacao rallado con los agujeros medianos
  • sal, pimienta blanca y 3 clavos de especia (de olor) molidos
Probar y corregir el sabor con más sal o especias si se desea. Si está demasiado blando, añadir almendras molidas hasta espesar, tiene que quedar una pasta manejable pero no dura.


Cantidades aproximadas en un plato llano


La salsa

Hervir:
  • el zumo de la naranja (un vasito)
  • un vasito de vino blanco afrutado
  • una rama de canela
Cuando se haya reducido casi a la mitad, añadir 1 cucharadita pequeña de maicena disuelta en otro poquito de vino (o agua), cocer suavemente hasta espesar, retirar y dejar enfriar.
 

El montaje

  • Cortar discos de masa, poner un montoncito abundante de relleno en el centro de cada uno, tapar con otro disco y apretar los bordes, empezando desde el centro para expulsar el aire. Marcar todo alrededor con un tenedor.
  • Freír en aceite de sabor suave, no demasiado caliente, y retirar antes que se tuesten porque la masa de vino tostada cambia de sabor.
  • Escurrir sobre papel absorbente.

Servir espolvoreados ligeramente con chocolate, almendras, una vuelta de pimienta y las tiritas de naranja que habíamos reservado, con la salsa aparte para que cada uno la añada a último momento.


 

 Por los animales, por el planeta, por las personas más necesitadas,
POR TI...
aunque sea por hoy, ¿te apuntas?




Cocina vegetariana

14 comentarios:

  1. Ay oma, eso tiene que estar de vicio.
    Un beso y me apunto la receta

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla! Admito con cierta vergüenza que no conocía los calcionetti (en Abruzzo solo he estado una vez!! jejeje)
    mira cuántas cositas voy aprendiendo de tu blog!! QUIERO, mejor dicho NECESITO probar estos ravioli tan ricos!! ^ ^
    Iré buscando el boniato, si no lo encuentro ¿con qué puedo sustituirlo? patatas? calabaza?
    un abrazo y ...feliz día sin carne, cielo!!

    ResponderEliminar
  3. Me apunto por supuesto!!! Qué tentadora receta y las fotos son fantásticas!!! Me encanta el color de la batata asada (boniato)...Una delicia amiga, besitos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mercedes: muchas gracias por el elogio y por la sonrisa que me has sacado :) Espero que te gusten si los pruebas.
    Un beso a ti.


    Benedetta: me llevas ventaja, yo a Abruzzo he ido solamente por vía RAI o youtube, y tal vez por vía endovenosa porque podría ser que mi abuela fuese de allá.
    Por lo que he visto, los calcionetti no llevan boniato sino castañas y puré de calabaza, creo que la calabaza sola le irá de maravillas.
    Lástima no poder quitarte esa necesidad en mi casa, pero no pierdo la fe :)
    Gracias y feliz día también a te, gioia!

    ResponderEliminar
  5. Caro, por supuesto que te apuntás, para vos todo el año es día sin carne!
    Gracias por los elogios, maestra, de veras me hacés un honor.
    Estas batatas color naranja son tan dulces que me costó "despostrizar" los ravioles :) Y el olorcito en el horno y el juguito caramelizado que sueltan, mmhhh!
    Gracias y besos a vos y a todos!

    ResponderEliminar
  6. Nina de boniato que buenos.
    ...pero en fin ya sabes que mi dieta no lleva vino ;) Jajaja
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Mijú, no, no lo sabía o no lo recordaba, pero casi todos los vegetarianos sabemos reemplazar ingredientes, tú no?
    Saluditos a ti :-P

    ResponderEliminar
  8. Una idea genial, nunca lo he probado, creo que me lanzo un día de estos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que idea más buena, me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  10. Naiara: gracias por el elogio, a ver si sigues pensando lo mismo cuando los pruebes :)
    Besos a ti y compañía.


    Rosa: qué bueno que te guste, la verdad es que se dejan comer.
    Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
  11. Que pinta tus raviolis! Me encantan los platos que combinan boniato y chocolate. La foto con los boniatos asados también está muy tentadora, creo que yo me habría tentado a comerme uno entero antes de proceder con la receta! :P

    ResponderEliminar
  12. Alita: entonces te gustaría el "dulce de batata con chocolate" argentino, a ver si el otoño próximo lo hago porque ya casi no quedan batatas. Mientras tanto lo puedes buscar en las tiendas latinas o en la sección internacional de los híper, viene en una latita redonda.
    Estos boniatos de color naranja son una golosina, y sí, uno murió de cuchara y margarina antes de ponernos a cocinar!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¡Madre mía, Nina! Con la boca abierta me he quedado al verlos... qué cosa más deliciosa, por favor... ahora voy a tener que hacerlos sí o sí :) ¡Gracias y un beso!

    ResponderEliminar
  14. Nihacc, y yo me he quedado ancha de que te gusten! Seguro que los harás mejor que yo, siempre me haces esa faena :-P
    Un beso gordo y gracias, guapa!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, la única condición para que sean publicados es el respeto.