martes, 8 de mayo de 2012

Rosas de queso Tête de Moine


Rosas o claveles, lo cierto es que visten de fiesta cualquier mesa

El Tête de Moine (cabeza de monje) es un queso suizo muy oloroso y de sabor picante que se sirve en finas láminas, rascadas y enrolladas con un aparato especial. Cuesta alrededor de 20 € el kilo y con un queso entero suelen regalar el aparato rascador, que también se vende -en versión más elegante- en las tiendas de gastronomía.
No es económico, pero de una pieza de un kilo salen hasta noventa o cien flores pequeñas. Además, bien envuelto y refrigerado, se mantiene varios meses en perfectas condiciones.


foto de aquí

Las rosas se pueden presentar de muchas formas, con frutas como aquí o en montaditos de lujo como aquí (última foto). Yo las puse simplemente sobre una cama de canónigos. En todos los casos, y por hermosa que sea la presentación (que siempre lo es), lo más importante es el sabor inimitable del queso y el placer que deja al disolverse en la boca.



Cocina vegetariana

22 comentarios:

  1. Hola!

    Con este sencillo plato sí que te has lucido. Irresistible por su sabor y presencia.

    Besitos Nina.

    ResponderEliminar
  2. Ay, qué recuerdos me trae este queso! La primera vez que lo vi en Suiza era una pequeñaja, mi tío me fascinó con su instrumento extraño y esa forma tan "rara" de servir el queso... pero qué rico!

    Ahora no lo puedo catar porque me sienta fatal, qué rabia! Queda realmente precioso :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pero por qué haces esto?????? jajaja, ahora no me voy a quedar tranquila hasta que consiga el queso, el aparato y hacer las flores!! En casa no fumamos, no bebemos (un albariño o un rioja el alguna cena o celebraciones varias, pero ya) pero somos totalmente adictos al queso y este no lo he probado! Gracias a la adiccion extrema de mi maridin al queso me parece que voy a poder convencerlo pronto para la "inversion".... o mejor, le voy a regalar un queso para su cumpleaños que es este mes!
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Que belleza.. majestuosas obras comestibles!
    El queso me encanta, debo confesar que prefiero los tiernos, pero también doy permiso a que desfilen otros de vez en cuando.
    Ni se me ocurre que otro podría sustituir este que nos compartes, pero creo que con una tijera de picos intentaré hacerme una rosa con mi quesito "común" en la casa.
    Que bueno que nos compartes todo esto.

    ResponderEliminar
  5. Creo que este fin de semana, me voy a buscar el aparatito y el queso............ojala los pueda encontrar, es una maravilla presentar un plato asi!!!!!!!
    sweetcakestoronto
    Feliz dia
    miri

    ResponderEliminar
  6. Jurema, gracias linda, cuando quieras te invito :)


    Akane: yo conocí el aparato antes que el queso y pasé años preguntándome para qué serviría.
    Lamento que te siente tan mal, la verdad es que el queso nos hace daño a todos, sobre todo a la vaca y al ternero, qué desgracia que esté tan bueno :)
    Besos y gracias!

    ResponderEliminar
  7. Myriam: verdad que son preciosas? Un besote!


    Leelo: perdón, perdón, perdón. Es una maldad y lo sé porque yo también he tenido que sufrir, hasta aparco el veganismo cuando lo tengo cerca.
    Para el regalo: yo lo compré en una charcutería (no recuerdo el nombre pero me fijaré) que suele estar en los centros comerciales de Carrefour, fuera del súper. También puedes comprar la mitad y si lloras bien te regalarán igual el aparatito. Porque, créase o no, si no es en flores no sabe igual. Y pagar 20 € en una tienda por el aparato, para usarlo tan de vez en cuando, no es negocio. Así que tú llora. Y después me cuentas, eh!
    Besos y buen cumple para el maridín!

    ResponderEliminar
  8. Luis: tienes razón, son como pequeñas esculturas, solo que se hacen sin ningún esfuerzo ni habilidad.
    Para sustituirlo tendrías que buscar un queso curado o semi de textura cremosa, y procesarlo bien frío. Y para sacar las flores, un pincho clavado en el medio con una cuchillita giratoria que mida como el radio del queso. Porque no tiene que cortar sino rascar, así se va enrollando.
    Estaré esperando para ver tu rosa de quesito "común" :)
    Un abrazote.


    Miri: en una quesería bien surtida lo tendrías que conseguir. Y el aparatito te lo regalan, no el de la foto sino uno de plástico pero ya ves que funciona, es el que hemos usado en casa.
    Feliz día a ti, guapa!

    ResponderEliminar
  9. Solo para decirte gracias por ampliar tus respuestas... sos como una rosa de queso!!!

    ResponderEliminar
  10. Dejo constancia escrita, para hoy y para la posteridad, de que este es el piropo más hermoso que me han dicho.
    Gracias Luis, vos sos un tesoro :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué presentación más bonita, Nina! No conocía este queso, seguro que está muy bueno, aunque yo me tengo que conformar con mirarlo. Para mí los veganos... ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Delia! En mi familia son casi todos omnívoros, les ponemos queso solamente cuando hay fiesta y de este me permito un pellizquito :)
    Pero tú no te "tienes" que conformar, el veg(etari)anismo es una opción libre, nadie te obliga, eso es lo más meritorio y lo más hermoso.
    Besitos y muy buen finde!

    ResponderEliminar
  13. Dios, te has superado. No se puede superar, la sencillez mas elaborada. Eres un sol.

    ResponderEliminar
  14. Impresionante presentación, me encantaron..

    Muaks
    Carmen
    www.dietamediterraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Pilar, esto se hace solo, no tiene mérito, y si lo tiene no es mío sino de los hombres de la casa que han hecho girar la manivela.
    Vale, somos dos soles, por eso en l'Havana hay tanta luz :)


    Hola Carmen, me alegro de que te haya gustado, gracias por decírmelo.
    Retribuyo los muaks!

    ResponderEliminar
  16. Nina, ja, ja, lo decía porque soy intolerante a los lácteos... ¡Claro que el vegetarianismo/veganismo son opciones libres! Y si las tomas es porque estás convencido de que te hacen más feliz. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¿y esto cómo se come, si es una obra de arte? No conozco este queso, pero se ve buenísimo, y la presentación es de nota, de nota alta, de sobresaliente para arriba.
    ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
  18. Delia, cariño, perdón, se me han trabucado las motivaciones. En estas latitudes todos tendríamos que hacernos el test, muchas personas tienen intolerancia y la arrastran para siempre con molestias o cosas peores. Thank God por los quesitos veganos!
    Un beso, mi intolerante tolerante ♥


    Mª Ángeles: se come porque la obra de arte se repite mientras dure el queso, no falla nunca (y si falla alguna, te comes el error :)
    Estas charcuterías que nombro tienen degustación, por si tienes alguna cerca y quieres probarlo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. No te preocupes, Nina, si no tiene ninguna importancia. Sí, thank God por los quesitos veganos... ¡y tantas otras cosas ricas y sanas que vamos descubriendo día a día! ;) Un besín

    ResponderEliminar
  20. Pero que cosa más bonita, me imagino la cara que se le debe quedar a tus invitados cuanda saques un plato así, es precioso y encima el queso estará buenisimo y todo. besos

    ResponderEliminar
  21. Gracias Delia


    Rosa: y además llevan tu nombre, qué más les podemos pedir!
    La verdad es que lucen mucho y saben bien, son un éxito seguro.
    Besos a ti, guapa!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, la única condición para que sean publicados es el respeto.