miércoles, 6 de febrero de 2013

Pasta sin gluten con tomatitos horneados


 Para recuperar el verdadero sabor a tomate
sin recurrir a productos envasados

  • Corta 200 g de tomates cereza en mitades, ponlos en una placa de horno con el corte hacia arriba y condimenta con sal, aceite y hierbabuena seca. Hornea a fuego moderado durante 15-20 minutos hasta que se arruguen sin secarse del todo.

  • Mientras tanto, hierve 200 g de espaguetis de arroz y escúrrelos un poco antes de su punto, reservando media taza del agua de cocción. Recomiendo esta marca, que tiene la consistencia exacta de la pasta de trigo y mantiene muy bien la cocción.


  • Ponlos otra vez en la cacerola con el agua de cocción reservada, un buen chorro de aceite de oliva y la mitad de los tomatitos. Remueve suavemente a fuego alto hasta que se evapore casi todo el líquido.
  • Añade el resto de los tomatitos y sirve con hojas de albahaca fresca y pimienta negra recién molida. Si deseas un toque de sabor más acentuado, los puedes espolvorear con levadura de cerveza dietética.

10 comentarios:

  1. Hola Su, para delicioso tu blog, seguramente haces muy feliz a tu familia :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lorena, pues entonces bienvenida al club tomatitero! Y yo me apunto a las delicias de tu blog, me pasaré con calma a buscar tesoros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me apunto esta técnica de tomates horneados (así como la de los tomates confitados al horno que hiciste hace tiempo) dear Nina. Y con la aparición de los quesos de No Muh (ya era hora de que saliese algún queso vegano que de verdad sepa a queso jejeje...) éxito seguro.
    Aunque como bien dices, la levadura de cerveza es también una buena opción.

    Totalmente cierto lo que comentas sobre la pasta de arroz de Aroy D. Me encanta también la leche de coco de esa marca.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Ficus, qué bueno que te hayan gustado.
    Me has puesto los dientes largos con esos quesos, hoy mismo salgo a buscarlos aunque con pocas esperanzas. Y probaré la leche de coco Aroy D (a ti te sigo a ciegas :)
    Un apunte: has visto los huevos duros, el salmón y el surimi veganos de Creativegan? In-creíbles!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Le echaré un vistazo a esas recetas de Creativegan que comentas Nina.
    Yo uso la sal negra hindú (kala namak) para sustituir el huevo, tiene un contenido alto de azufre y la verdad es que, aunque al olerla en crudo es un poco strong, al cocinarla da el pego totalmente.
    De hecho, tengo un vídeo grabado sobre la elaboración de huevo vegetal desde el verano, pero como soy tan perrangano, ni siquiera lo he editado con el movie maker todavía jejeje...

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  6. Ficus, también quiero esa sal y la lista va creciendo, tendré que salir de compras con mochila y botas de trekking.
    Espero tu vídeo y te deseo un hermoso fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. me apunto la técnica de los tomatitoss yo también!! jejeje...vaya éxito, tienen una pinta estupenda!! me quedo por el blog, es estupendo y tienes unas recetas muy ricas...saludos

    http://gastrocenicienta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. GastroCenicienta, bienvenida y gracias! Creo que ya podemos fundar el club del tomatito horneado, igual nos dan una subvención :)
    Me ha encantado tu blog, espero que nos veamos a menudo.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tus comentarios, la única condición para que sean publicados es el respeto.