viernes, 25 de agosto de 2017

Pastel de pastor vegano

'Pastel de pastor' vegano o Pastel de 'pastor vegano', como más te guste
  
Decíamos en la receta de Carbonada criolla vegana que en Argentina el pastel de carne se considera un plato autóctono, pero es muy similar al shepherd's pie británico.
Dada la gran afluencia de británicos a Argentina --por el tendido del ferrocarril, pero también por las guerras o por la tierra barata-- y considerando la variedad de pasteles de este tipo que hay en Gran Bretaña, no me extrañaría que la receta la hubiesen llevado ellos. Por eso, esta receta se parece más a la versión británica que a la argentina (espero que mis paisanos no me quiten el pasaporte por la traición).
Sea como sea, lo importante es que está rico, es económico, cunde un montón y sabe mejor hecho la víspera. Y, como casi todo, ¡se puede hacer vegano!

Receta para 10 raciones
(no te asustes por la extensión, es que no sé escribir cortito)


Ingredientes

Para el picadillo:

  • 250 g de soja texturizada mediana (*)
  • 2 cebollas
  • 1 lata de tomate troceado (en cubitos)
  • 2 cucharadas de harina común
  • 50 g de aceitunas verdes en rodajas
  • 100 g de guisantes congelados
  • 150 g de pipas de girasol tostadas y molidas
  • Aceite, margarina y vegetalina (*)
  • 2 cucharadas de Marmite (optativo), sal, pimienta, mejorana u otra hierba seca, saborizante para pollo, 1 cucharada de pimentón y Jugo Maggi

 

Para el puré:

  • 5 patatas grandes
  • 5 cucharadas de margarina 
  • sal, pimienta y nuez moscada 


Preparación del picadillo

Primero, le quitamos el sabor a la soja como en las Patatas con "chorizo":

  • Remójala en agua abundante durante una hora, lávala bajo el grifo, escúrrela y apriétala bien para sacarle toda el agua posible. Repite dos veces y reserva.
    Te quedarán unos 650 g de soja hidratada.

  • Funde en una sartén grande 75 g de vegetalina (*) o margarina.
    Puedes utilizar aceite, pero la grasa vegetal aporta la untuosidad del plato original.
  • Fríe a fuego fuerte las dos cebollas picadas hasta que comiencen a tostarse.
  • Añade la soja, baja un poco el fuego y cocina cinco minutos más sin dejar de remover.
  • Escurre los tomates en lata reservando el agua.
  • Disuelve las 2 cucharadas de harina en el agua de los tomates, vierte este líquido en la sartén y remueve hasta que el picadillo se espese.
  • Añade las pipas de girasol molidas, los tomates escurridos y los guisantes, un poco más de agua y todos los condimentos.


  • Tapa la sartén parcialmente y cocina a fuego moderado, media hora como mínimo, hasta que la soja esté tierna y casi no haya líquido en el fondo.
  • Deja pasar el calor fuerte, controla la sazón y añade lo que haga falta, ¡tiene que quedar muy sabroso!





Preparación del puré
  • Pela las patatas, hiérvelas en agua con sal, redúcelas a puré, añade la margarina, la pimienta y la nuez moscada y bate enérgicamente con una cuchara de madera hasta que esté liso y esponjoso.
    Si el puré te parece muy duro, puedes echarle un chorritín de leche vegetal.

 Montaje y cocción
  • Cubre con aceite el fondo de una fuente para horno y pon la fuente unos segundos en el suelo del horno caliente o sobre un fuego abierto si lo resiste. 
  • Pon el picadillo, bien compactado y nivelado.
  • Acomoda encima el puré y alísalo con el dorso de una cuchara mojada. Márcale un enrejado con un tenedor, pulverízalo con aceite y hornéalo a 200 °C hasta que la superficie esté dorada.
  •  Deja templar el pastel y sírvelo con una ensalada.

  • O, mejor aún, déjalo enfriar, cúbrelo con film y ponlo en el refrigerador hasta el día siguiente. Quedará más sabroso y será más fácil de cortar.


(*) Aclaraciones

 

La soja mediana casi ha desaparecido, pero la Soja texturizada fina de eco cesta tiene ese mismo tamaño. Se compacta menos que la fina común pero queda más carnosa y apetecible. Si no la consigues, usa soja fina de la común.

La vegetalina es una margarina más dura, o sea, más hidrogenada y, por lo tanto, más saturada. No es un producto saludable, pero la tengo para usos esporádicos porque los resultados (ay) son muy superiores. En España no se encuentra fácilmente, yo uso la Vegetaline francesa, hecha con aceite de coco.


4 comentarios:

  1. Hola Nina hace tiempo no nos comunicamos pues creo mis comentarios no te han llegado pero aquí va uno más.
    lave la soja como lo indicaste y el cambio fue muy bueno pues realmente pierde ese sabor característico que delata a la soja.
    Este pastel de pastor Vegano, solo de ver los ingredientes quedará delicioso y como comentario de breviario cultural acá en México al tomate se le llama GITOMATE que es el nombre nativo y por una traducción al inglés TOMATO y por galicismo de la palabra quedó en TOMATE y el tomate por esta latitud es un fruto parecido al gitomate que se consume verde y tiene una cubierta como cáscara y es de sabor ácido y muy característico que se usa en muchas salsas y aderezos, es pilar en la cocina Mexicana. Después de este comentario, me despido y ya comentare el resultado de este pastel. Saludos y espero tus nuevas receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Salvador, qué gusto verte. Con respecto a los comentarios, si no te contesté alguno es porque no me ha llegado, y lo lamento.
      Me alegro de que el truqui de la soja te haya resultado, yo estoy encantada de haberlo descubierto.
      He leído muchas veces gitomate, jitomate y xitomate, lo que no sabía es que también existe el tomate y es diferente. Tu información me será útil para interpretar las recetas de tu tierra, aunque todavía se me resisten :)
      Ojalá que te guste el pastel, espero tu comentario y tus toques personales, que siempre enriquecen.
      Saludos y buen fin de semana.

      Eliminar
    2. ¿Cómo estás Nina? Te comento que hace varios años ya que utilizo la proteína de soja. Es bárbara!!! Hay que probarla en empanadas, lasagnas y en arrolladitos. Un secreto: no digan que es soja y les apuesto que nadie se dará cuenta, pensarán que es carne picada. Probado y comprobado!! Saludos linda!!!!!

      Eliminar
  2. Hola Grace, qué tal. La proteína de soja es un comodín y un salvavidas. Varias veces me han preguntado si ya no éramos vegetarianos, porque creían que era carne. En el Corte Inglés venden unos trozos grandes en salsa que tienen la textura de la carne estofada. Cada vez más y mejor! Un beso ♥

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario