martes, 21 de octubre de 2014

Ñoquis de patata sin hervor


Estos ñoquis se cocinan directamente en la salsa, se hacen rápido, casi no ensucian
y están tan ricos que mi marido no para de sonreír desde ayer al mediodía


Las patatas

  • Calcula 1/2 kg de patatas crudas para dos raciones saciantes o cuatro de restaurante chic.
  • Lávalas bien sin pelarlas, pínchalas en varias partes y envuélvelas en film (no pinches el film).
  • Cuécelas de 8 a 10 minutos en el microondas a potencia máxima.
  • Cuatro minutos antes de que estén hechas, coloca en el micro un recipiente pequeño con 3-4 dientes de ajo grandes, con piel, en un poco de agua.


Mientras tanto...

  • Cubre el fondo de una sartén grande con un dedo escaso de aceite de oliva, añade 2 tomates grandes en cubitos pequeños y 2 dientes de ajo crudos laminados.
  • Cuando el tomate empiece a deshacerse, añade un poco de agua caliente y deja que se haga una salsa.
  • De aquí en más, vigila a menudo la salsa y añade más agua cuando sea necesario.

  • Comprueba que las patatas estén cocidas, retíralas y déjalas enfriar un momento.
  • Tritúralas sin pelar con un pasapurés/prensapatatas, mejor de palanca como este:


  • Pesa el puré obtenido y añádele un 30 % de harina.
    Ejemplo. Si tienes 300 g de puré, añade 300 x 0,3 = 90 g de harina.

 Para 362 g de puré: 362 x 0,3 = aprox. 109 g de harina

  • Mezcla con un tenedor para asados hasta obtener una bola de masa, vuélcala en la encimera (o no) y termina de alisarla rápidamente con las manos. La masa de ñoquis se debe trabajar lo menos posible porque si la sobas mucho la patata suelta agua, entonces tendrás que echar más harina y los ñoquis te saldrán duros.
  • Haz bolitas de masa, más o menos del tamaño de un tomate cereza. Te será más fácil con las manos húmedas.


Terminación

  • Corta 250 g de tomates cereza por la mitad y échalos en la sartén con la salsa.
  • Pela los ajos que has cocido en el microondas, corta cada uno en dos o tres trozos y añádelos a la sartén.
  • Controla que haya agua suficiente (un dedo pulgar de alto) y echa los ñoquis con cuidado.
  • Condimenta con sal, pimienta y albahaca fresca.
  • Cuece a fuego medio, removiendo suavemente desde el fondo con una espátula hasta que los ñoquis se vean firmes y bien cubiertos por la salsa. En 4-5 minutos estarán listos, pruébalos: no tienen que saber a harina.
  • Sirve con más albahaca fresca y semillas de alcaravea apenas tostadas.

Fuente: Riccardo Facchini

sábado, 18 de octubre de 2014

Tofu en camisa de tomate

 
Tan sabroso que es un placer dejar la dieta



El tofu que utilicé:
De la nueva línea bío de Aldi, producto permanente pero no siempre disponible. Buen sabor, muy fácil de cortar y manipular. 2,49 € los 400 g netos.

  • Corta los bloques en tiras gruesas, pásalas por harina y sumérgelas en tomate frito mezclado con abundante pimentón, mejor si es de la Vera. En vez de tomate frito puedes usar tomate triturado (passata) con una cucharada de tomate concentrado y el pimentón.
  • Remueve suavemente para que todos los trozos de tofu queden bien impregnados de tomate.

  • Deja reposar una hora como mínimo.
  • Fríe los trozos de tofu, sin escurrirlos, en un dedo de aceite de oliva. Déjalos uno o dos minutos para que se tuesten ligeramente por abajo, dales la vuelta con ayuda de una espátula (estarán un poco agarrados al fondo) y termina de hacerlos del otro lado.
  • Sírvelos en los platos o en una fuente. En el fondo de la sartén quedarán unos pegotitos de harina y tomate, retíralos con una espátula de plástico y ponlos encima del tofu.
Guarnición: pimientos italianos fritos con ajo y ensalada templada de boniato (batata) mezclado con tiras finas de lechuga.
Con una rebanada de pan y una fruta es un plato completo.

jueves, 9 de octubre de 2014

Pasta con verduras asadas y salsa de almendras


En vista de que el verano quiere quedarse también en las fruterías, aprovechamos las últimas verduras de temporada para hacer un plato rico, nutritivo y natural.

Una hora antes de comer

- Corta en cubos de 2 cm:
  • 1 berenjena sin pelar
  • 1 calabacín grande sin pelar
  • 1 o 2 pimientos rojos
Y en trozos grandes:
  • 2-3 tomates frescos si están sabrosos o 4-5 tomates pelados envasados

- Ponlo todo en un bol y añade:
  • 6 hojas grandes de albahaca troceadas con las manos
  • 3 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • ralladura de medio limón
 - Remuévelo todo bien y vuélcalo en una bandeja de horno forrada con papel. Si algunos trozos se superponen está bien, con la cocción se encogerán.
- Mételo en horno precalentado a temperatura máxima y déjalo hasta que esté todo hecho y empiece a tostarse (de 20 a 30 minutos), no más porque se secaría.



La salsa de almendras

- Pon en la tabla de picar:
  • 40 g de almendras sin pelar
  • albahaca fresca, perejil y rúcula
 - Pícalo con cuchillo dejando pequeños tropezones de almendras para que hagan un contraste de texturas.

Picar con cuchillo es muy fácil y, a menudo, más rápido que con la batidora. El secreto es presionar la punta del cuchillo contra la tabla con una mano y, con la otra, ir cortando a medida que se gira como si la punta del cuchillo fuera la punta de un compás.

 - Pon la picada en una salsera y añádele un pellizco de sal, aceite hasta cubrir y 1 cucharada de zumo de limón bien maduro.

A mitad de cocción de las verduras

- Pon al fuego el agua de la pasta con 2-3 hojas de laurel.
- Cuando rompa a hervir, échale un poco de sal gorda y 320 g de pasta.

Para este plato utilicé los Galletti de De Cecco, un fabricante que cuida con esmero la materia prima y las técnicas de producción. Os recomiendo que probéis esta marca porque es excelente. De venta en Alcampo y otras grandes superficies.
- Cuando la pasta esté justo en su punto, escúrrela, mézclala con la verdura asada (retira antes las hojas de laurel) y échale varias cucharadas de salsa de almendras. Remueve bien para que la pasta se impregne de la salsa.
- Sírvela en los platos con un poco más de salsa y alguna hoja de albahaca fresca.

También puedes:

  • Escurrir la pasta, esparcirla en una bandeja y dejarla enfriar (sin enjuagarla).
  • Dejar templar la verdura.
  • Mezclar todo con la salsa y servirlo como ensalada.

Fuente: Sergio Barzetti

lunes, 6 de octubre de 2014

Judías verdes gratinadas con Soja Gratin Bjorg

 

Poco a poco, a los vege/vega nos van poniendo las cosas más fáciles. Ya conseguimos varios tipos de tofu, salchichas, hamburguesas o seitán, no solo en los hipermercados sino en sitios más pequeños como Aldi, que ha incorporado una línea bío y vegana de forma permanente. De lo último que he probado, la sorpresa más agradable ha sido la "nata" Soja Gratin Bìo de Bjorg, comprada en Alcampo. Es algo menos espesa que una bechamel, sabe a nuez moscada, cuesta menos que la nata vegetal común y gratina.


Preparación
  • Limpia un manojo de judías verdes frescas, ponlas a cocer en agua y retíralas cuando estén casi hechas. Pásalas por un chorro de agua fría para mantener el punto de cocción y el color.
  • Cubre el fondo de una cazuela con aceite de oliva y rehoga rápidamente las judías junto con una cebolla cortada en gajos, dos tomates troceados y unos cuantos ajos encurtidos enteros (o frescos, pasados un minuto por el micro). Añade sal, pimienta, albahaca seca y medio brick de Soja Gratin Bìo
  • Remueve bien, ponlo en un recipiente de horno (o déjalo en la misma cazuela si resiste), aplana sin apretar y vierte el resto de la soja en la superficie.
  • Gratina en el horno sin dejar que se seque demasiado. ¡Y ya está!



lunes, 29 de septiembre de 2014

Empanada gallega vegana

Exención de responsabilidad: conozco y acepto que la empanada gallega se hace con pescado. En este caso lo he sustituido por algas, pero son algas gallegas y la empanada tiene un delicioso sabor a mar que, en mi opinión, la hace merecedora del gentilicio.

Y lo fácil que es:
  • Cortad 2 cebollas en juliana + 1 pimiento rojo y 1 pimiento verde en cuadraditos. 
  • Rehogadlo todo en aceite no muy caliente, con ajo picado si os gusta.
  • Cuando se ablande, añadid 25 g de algas espagueti de mar sin remojar.
  • La verdura tiene que quedar húmeda para que las algas se hidraten un poco, pero sin líquido en el fondo de la sartén.
  • Condimentad con poca sal (las algas son saladas), pimienta, pizca de tomillo seco y 1 cucharada de perejil picado.
  • Dejad enfriar a temperatura ambiente.

 

  • Forrad un molde de empanada (quiche) con un disco de masa brisa, pintadlo con aceite y espolvoreadlo con pan rallado. Así evitaremos que el relleno moje la masa.
  • Echad el relleno y cubrid con otro disco. 
  • Haced unos tajos finos en la tapa y hornead a temperatura alta hasta que la masa esté doradita.
Estas cantidades son para ocho raciones. Si queréis una empanada más pequeña y todavía más rápida, poned la mitad de ingredientes en un solo disco de masa y cerradlo a modo de medialuna.