lunes, 29 de mayo de 2017

Cocina con luz verde en buenas manos

Hamburguesas en el insti

Hace unos días viví una experiencia que me guardo para siempre: me invitaron a hablar de veganismo con chicos de 2º de ESO (edad promedio 13 años). Se me había sugerido que les contara cómo adopté este estilo de vida -por aquello de que nunca es tarde- y que les mostrara algunos ejemplos de cocina vegana en mi blog. Iba a explicar, a comunicar; en cierta manera, a enseñar. Y procuré hacerlo pero, más que eso, acabé aprendiendo.

El camino estaba allanado porque la profesora les había dado información para que la charla fluyera en ambos sentidos. Lo que no me imaginaba es que fluiría más de ellos a mí que al revés: hicieron preguntas inteligentes, comentarios agudos y bromas divertidas. ¡Una pasada!

Salí con una sonrisa y una sensación de optimismo: en esas cabecitas hay material para hacer cosas buenas, el relevo promete.

Mi más sincero agradecimiento:
· Al Institut Europa por recibirme en su Casa.
· A la profesora Sara Martín Blanco por darme esta oportunidad de saber más.
· A todos y cada uno de los chicos por compartir conmigo su curiosidad y sus conocimientos con educación, espontaneidad y alegría.
Ojalá que nos volvamos a ver.
 
 

11 comentarios:

  1. ¡Tú si que eres "una pasada"!
    Gracias a ti por aceptar venir a hablarnos de tu trabajo y tu experiencia. Encantada de haberte tenido en el aula :)

    Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo cuando había logrado quitarme la sonrisa boba, llegas tú y me la vuelves a colgar. Niña mala ♥

      Eliminar
  2. Gracias Nina por contarnos tu experiencia.
    Hay que intentar ir creando un Mundo mejor, hemos tocando techo :-((((,con tanta industrialización en la materia prima y gasto sin control de todos los recursos naturales, con tanta multinacional que no ofrece más que basura envasada. ufffffffffff ya sabes obrar sin criterio y a lo que suena, que pena!!!!!! pero el activismo diario es necesario para quienes lo quieran escuchar :-)))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mijú, gracias a ti por alimentar el fermento. Yo soy optimista, creo que somos un ecosistema inteligente y nos estamos curando solos. Hay una tendencia creciente a bajar el ritmo, a compartir el planeta. Esos cambios de vida serenos son el mejor activismo porque exponen sin imponer y crean cultura, que es el anticuerpo contra la tontería. Vienen tiempos mejores, mushasha, ¡celebremos cada paso! Un beso :)

      Eliminar
    2. Disculpa Mijú, pero no concuerdo contigo. Me parece que la culpa no es de las multinacionales. Como se dice en mi país, "la culpa no es del chancho sino de quién le rasca el lomo" Saludos.

      Eliminar
  3. Hola Nina, interesante tu experiencia con los jóvenes y más interesante la comunicación de ellos hacia tu persona pues la juventud de este momento es muy diferente a la juventud que nosotros vivimos, aunque nunca tiempos pasados fueron mejores pero si son diferentes, la vida se ha acelerado, las parejas trabajan los dos y los hijos estan más tiempo solos, la unión familiar a la hora de la comida ya no se da, la comida rápida ha cambiado nuestros gustos, en fin estamos viviendo situaciones diferentes con las consecuencias de obesidad y muchos males mas que nos aquejan por la mala alimentación. Nosotros aquí en casa sin declararnos Veganos ni Vegetarianos hemos ido cambiando nuestros hábitos de alimentación siguiendo algunos lineamientos veganos y nos hemos sentido muy bien y sin ser radical seguiremos haciéndolo pues ha sido satisfactorio para nuestra salud.
    Nina con estos medios de comunicación el mundo se ha encogido y es una de las cosas que no tuvimos en la juventud así que seguiré comentando cuando sea oportuno. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, al dejar de comer juntos, la familia se disgrega. En Historia de la comida, Felipe Fernández-Armesto dice que la preparación de la comida (tras el descubrimiento del fuego) congregó por primera vez a los convivientes. De ahí al rito hubo poco trecho, y ese rito nos mantenía unidos hasta hace poco. Yo confío en que esta nueva moda de cocinar nos devuelva al hogar, como lumbre de guisar y como techo familiar.
      Un abrazo, Salvador, y gracias por tus visitas.

      Eliminar
  4. Te felicito Nina, quién te para ahora. Eres una genia !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Grace, muchas gracias pero los genios fueron ellos! Un beso y feliz finde ♥

      Eliminar
  5. Hola !! Soy una alumna a la que le hiciste la charla sobre el veganismo, fué muy importante hablar sobre ese tem a porqué aprendí muchas cosas de comida que no tenia ni idea. Te doy las grácias por enseñarnos algo mas para la vida, espero que vengas pronto!!! (Anais)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anais! Me alegro mucho de que la charla te haya resultado útil, también lo fue para mí. Volveré cuando queráis, no me lo perdería por nada del mundo! Un beso y muchas gracias por escribirme ♥

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario