miércoles, 27 de enero de 2010

Pomelo chino (¿lima gigante?)



En las fruterías se está comenzando a ver esta maravilla: se llama pomelo chino, mide casi como una botella de agua de medio litro, pesa alrededor de 1,5 kg y cuesta el mismo número en euros. Y es una delicia que no querréis dejar de comer.




El sabor es muy parecido al de la lima... que no... que no me refiero al limón verde sino a la lima fruto del limero...  
Pero mejor lo leéis en este ameno artículo de Alberto Gómez Font donde también habla de plátanos y bananas (dos temas, las limas y los plátanos, con los cuales tenemos que lidiar los sudamericanos trasplantados).


La lima (del limero) es más seca que los cítricos habituales y tiene un sabor equilibrado entre el dulce y el amargo, muy suave e invitante. Pocas personas la conocen, al menos en Argentina, un poco por desinterés y otro poco porque se cultiva cada vez menos (la pescadilla que se muerde la cola). Pero, por suerte, ahora tenemos el pomelo chino.



No os digo más, solamente que va con todo. Eso, si llega al plato antes que os lo comáis con la mano (sí, con la mano porque se le van quitando trozos de pulpa como a un bizcocho y no chorrea).


Una experiencia gustativa diferente y una invitación a combinarlo con mucha fantasía.

¡Espero que me contéis cómo lo habéis empleado, que esto promete!

-----------------------

Comentario de Milena, autora de Déjame CocinArte:

En lo personal lo probé en Vietnam, así tal cual, desgajado y arrancando todas sus celditas de esa telilla que las aprisiona, es una delicia y es con lo que la mayoría de los vietnamitas se mantiene durante el día hasta llegar a la hora de las comidas, también lo usan en ensaladas, aunque como te digo casi siempre lo van comiendo por las calles como un tentempié, a veces untado en sal con chile molido, una costumbre que aplican a casi todas las frutas.

He hecho la prueba con estos pomelos y con mangos, los serví con sal Maldon y guindilla triturada aparte para que cada uno los condimentara a su gusto. Es un entrante diferente, fresco y sabroso. ¡Tenéis que probarlo!



¡Gracias, Milena!

22 comentarios:

  1. que rica!! la buscare en mi supermercado!
    cariños!

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca las he visto por estas partes del mundo, pero se ve bastante interesante. Y si, la lima y el limón son muy diferentes, a mi me encanta usar lima para postres.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué pinta! Yo tampoco conocía esta fruta... es una pena no encontrarla por aquí, y eso que siempre voy a la busca y captura de productos exóticos, jeje! Seguiré atenta a ver si la veo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. En la foto con la redecilla si no se ve muy bien, pero yo creo que es esa fruta que llaman «pomelo» en el sudeste asiático:
    http://www.flickr.com/photos/cibergaita/56690428/

    En efecto, lo que mal llamamos «lima» en España es lo que llaman limón en tantos países de América (porque no tienen del amarillo). La lima es la fruta del limero, es amarilla, menos sabrosa y ácida que el limón y más dulzona.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Excepcional fruta, por su aspecto y tamaño..casi puedo adivinar su sabor. Me recuerda mucho las grape frut o toronjas en Centroamèrica, que si bien se usan para refrescos naturales, tambièn se pueden comer solas.
    Muy interesante el artìculo que señalas, gran anècdota!.
    Veremos si te la comes asi no màs o bien la usarás en alguna receta, mínimo un fresco natural.

    ResponderEliminar
  6. LILU: nosotros lo compramos en Alcampo pero supongo que habrá también en otras partes.
    Besitos a todos!

    BEN, holaaaa! Me pasaré por tu blog para buscar postres con lima y los haré con el pomelo.
    Sabes que siempre es un gustazo verlos, a ti y a tu blog
    Un beso!

    NIHACC: hola guapa! Ya llegará, seguro. Cuando lo encuentres compra dos, una para el camino y el otro para ver cómo la preparas ;-)
    Un abrazo!

    XOSÉ CASTRO:
    Xosé Castro? "EL" Xosé Castro, aquí en mi blog?? Entonces eres de carne y hueso?!
    Te sigo desde ufff... años, te uso porque también yo soy traductora y me encanta todo lo que haces (al menos la parte que trasciende).
    Gracias por tu visita y por tu aportación.
    Un cordial saludo!

    CAPRICORNIO: me imagino (mejor dicho, no) la variedad de frutas que tienen por allá, creo que yo me dedicaría a asaltar fruterías.
    Por lo que dices seguimos en tema de pomelos, benditos sean ellos y todos sus parientes!
    El próximo que compre me lo volveré a comer así, vivo y desnudo. Con el tercero veré si hago algo sin ofenderlo demasiado.
    Abrazotes!

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla ver que la globalización trae a nuestras mesas semejantes manjares!..
    En lo personal lo probé en Vietnam, así tal cual, desgajado y arrancando todas sus celditas de esa telilla que las aprisiona, es una delicia y es con lo que la mayoría de los vietnamitas se mantiene durante el día hasta llegar a la hora de las comidas, también lo usan en ensaladas, aunque como te digo casi siempre lo van comiendo por las calles como un tentempié, a veces untado en sal con chile molido, una costumbre que aplican a casi todas las frutas.
    Saludos Nina, muy buen post!

    ResponderEliminar
  8. Hola Nina
    Aqui en Toronto lo venden en todos los supermercados, T O D O el anio!!!!! es una autentica delicia y con la cascara se puede hacer cascara abrillantada aqui la venden por unidad y el precio esta mas o menos a 1.99 $ canada!!!
    En casa es una de las frutas favoritas!!!!!!!!
    sweetcakestoronto
    besos
    miri

    ResponderEliminar
  9. MILENA, qué suerte que tienes de haberlo probado en Vietnam! Como tentempié me parece fantástico porque además te quita la sed, además es fácil de comer en todo sentido.
    Lo probaré sin falta con sal y chile, mañana tengo invitados y aprovecharé para poner un toque diferente.
    Gracias y un abrazo!


    MIRI: otra afortunada, espero que aquí también se popularice. Y de paso que traigan las alcachofas que tienes en tu blog, que la envidia me está matando!
    Me ha quedado impresa la imagen de tus rollitos de cebolla frita, creo que los haré para la cena de esta noche.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Nina que honor!! jajjajaja..
    Me encantó que hayas aceptado mi consejo, es una de las cosas que más llamó mi atención en Vietnam, incluso me traje una de las bolsitas de sal que regalaban con la fruta que comprabas, yo las probé todas!!, era lo más sano e higiénico :)
    Tú estarías en el cielo si fueras allí, la piña es la más maravillosa que he comido jamás!
    Prontito pondré un reportaje sólo de la fruta y me acordaré de ti en la dedicatoria, ya verás!
    Besos frutales!

    ResponderEliminar
  11. (Milena, tengo un poltergeist que me borra todo lo que te escribo, a ver si ahora lo exorcizo).

    Te decía que el honor me lo has hecho tú (y la entrada también).
    Yo también cuando estoy de viaje pruebo toda la comida callejera, me atrae más que la de restaurante. Y me muero por ir a esa parte del planeta, ojalá pueda ser pronto.
    Espero tu reportaje de la fruta con agüita en la boca, no merezco que me menciones pero no me enfadaré si lo haces :-)
    Un besabrazo de los gordos y muchas gracias otra vez!

    ResponderEliminar
  12. ¡He encontrado el pomelo chino! Qué alegría y qué sorpresa, no me lo he creído cuando lo he visto en la parte de frutería del Carrefour. Casi me llevo dos como me recomendaste, pero ya iba bastante cargada, así que sólo cogí uno pero al menos ya sé que puedo volver a por más :) Aún no lo he abierto, ya te contaré :D

    ResponderEliminar
  13. ¡¡VIVAAAAA!! Así que Carrefour también lo tiene, me alegro.
    Ya te imagino pelándolo a mano con los ojitos brillantes mientras sacas la sal y el chile, te traerá recuerdos del viaje!
    Que lo disfrutes mucho, un abrazo feliz!

    ResponderEliminar
  14. QUE NOOO, QUE NO ERES TÚ LA DEL VIAJE... PERDÓN... estas cosas me pasan después de un día entero de trabajo, para colmo sábado (estoy intentando darte lástima, ya me dirás si lo he conseguido).
    Tú eres debutante con el pomelo, mejor todavía!
    Feliz primera vez, entonces, Y CUÉNTAME!!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta!, voy a ver si encuentro las cositas que dices ( orientales) en el "Corte", porque si nó, no sé yo dónde podría encontrarlas aquí. Me apetece probar con lo de la pasta esa de soja, y a ver si encuentro el chirimbolo este también, jajjaja

    BESOS BESOS, GUAPA, ERES UN POZO DE SABER ...OLE QUÉ BIEN!

    ResponderEliminar
  16. Pasta de soja? Dices las láminas? Creo que te gustarán porque son todo un reto, pincha el enlace que puse para ver todas las posibilidades que tiene.
    De todos modos vete haciendo una lista de la compra que te la llevo en primavera.
    Mientras tanto búscate el chirimbolo porque es demasiado rico, ahora que no tengo me has hecho antojar, mala.
    Pozo soy, y sin fondo, pero no de saber sino de comer!!
    Besazos :-)

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, tranquila mujer, no pasa nada! Ya me gustaría a mi haber sido la que se fue de viaje por allí, ya. Qué sabor más curioso... muy bueno, desde luego, me gusta más que el pomelo rosa. Y también me animé a echarle un poquitín de chile con sal y la verdad es que no le queda nada mal. Gracias por el descubrimiento! :D

    Por cierto, yo he probado pasta de soja en fideos (son transparentes), los compré en una tienda de productos orientales, y están muy buenos.

    ResponderEliminar
  18. Eeeesssa Nihacc valiente, ya mismo te pongo en el premio al arrojo!
    Me alegro muchísimo de que te haya gustado, yo también lo prefiero al otro pomelo.
    El descubrimiento del chile es de Milena, así que las gracias son para ella. Y un día iremos también nosotras, ya verás!

    Pero antes tengo que conseguir la pasta de soja, no recuerdo haberla visto nunca. La próxima vez que vaya al súper chino la buscaré, gracias por el dato!

    ResponderEliminar
  19. ¡Yuju, estoy en el cuadro de honor, qué ilusión! :D Sí, sí, quería decir gracias a ti por el descubrimiento de la fruta y a Milena por el de la recetilla. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Tú te mereces cien cuadros de honor, empezando por el del buen rollo!
    Un besazo, me encanta haberte conocido :-)

    ResponderEliminar
  21. Yo no lo coní hasta elotro día que lo trajo una compañera a la oficina, está delicioso, voy a intentar conseguir por todos los medios...será una de mis frutas preferidas...lo se.
    Os animo alos que no lo probasteis que lo hagais, esta buenisssssiiiiimmmmooooo

    ResponderEliminar
  22. Hola Anónimo!
    Has visto lo bueno que está?
    Qué suerte encontrar algo tan rico que no engorde ni haga daño ;-)
    Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario