lunes, 19 de enero de 2009

Albondiguillas de harina de garbanzos




Ingredientes

Para las albondiguillas:

- 1 cebolla mediana
- 2 pimientos verdes largos ("italianos")
- 2 dientes de ajo
- 3 cm de raíz de jengibre
- 300 g de harina de garbanzo
- aprox. 100 ml de agua
- harina
- aceite para freír
- 1 cucharada de coriandro molido
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- sal, pimienta

Para la salsa:

- 300 g de yogur de soja
- 2 cucharadas de harina de garbanzo
- 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
- 1 cucharadita de semillas de mostaza
- 1 cucharadita de semillas de comino
- guindilla en copos al gusto


Procedimiento

Albondiguillas:

- Bate o pica muy menudos la cebolla, los pimientos, el ajo y el jengibre.
- Pon la preparación en un cuenco y añade la harina de garbanzo, el coriandro molido, la levadura, sal y pimienta.
- Vierte el agua poco a poco hasta formar una masa húmeda que se pueda moldear. Según que las verduras estén batidas o picadas puede hacer falta más o menos agua, así que lo mejor es ir echando y removiendo hasta obtener la consistencia adecuada. Deja reposar como mínimo 15 minutos (la masa se endurecerá un poquito).




Salsa:

- Mezcla el yogur de soja con la harina de garbanzos, la cúrcuma y un poco de sal. Añade 300 ml de agua caliente y cocina todo a fuego lento durante 20 minutos sin dejar de remover.

- Tuesta en una sartén limpia las semillas de mostaza, los copos de guindilla y las semillas de comino sin dejar que se quemen. Añádelo todo a la salsa.

Terminación:

- Separa porciones de masa del tamaño de una nuez, redodéalas con las manos enharinadas y fríelas en aceite profundo hasta que estén doradas. Escúrrelas sobre papel de cocina.

- Echa las albondiguillas en la salsa y cocina diez minutos más.

- Acompaña con el cereal que prefieras: arroz, trigo, avena o incluso pasta.

Adaptación de una receta del libro Wok Vegetariano (Blume)

13 comentarios:

  1. Que rico!!!! Con las ganas que tengo yo de comer albondigas!!!

    ResponderEliminar
  2. Te las hago yo a cambio de una ensaimada. Besito

    ResponderEliminar
  3. Uhmmmmmmmmmmm. Me encanta lo del intercambio y me muero por unas albóndigas. Soy una vaga para cualquier tipo de salsa que no sea mezclar y ya. No sé si por los años y años de cultura de la salsa y el sofrito. Pero ésta es limpia y cómoda.

    Nunca usé la harina de garbanzos. ¿Qué se supone que es? ¿Garbanzos secos molidos?

    Me encantan los garbanzos y las bolitas cocinadas de cualquier salsa que no haya hecho yo, y además tienen una pinta estupenda.

    Hace un par de meses un amigo me compró cúrcuma y semillas de mostaza. Y aún no he podido usarla más que en un par de cosas. ¿A tí te da sabor la primera o sólo color? Por ahora la uso precisamente como colorante.

    Qué hambre tengo hoy, por dios, y cómo apetece unas bolitas de esas.

    Un besazo, mi luz verde.

    ResponderEliminar
  4. Adormidera bonita, hola! He visto tu post nuevo a las disparadas, estoy esperando un rato de calma para hacerme ese paseo contigo como corresponde, tranquila y disfrutando de cada palabra. Te agradezco mucho que vinieras, te echaba de menos.

    La harina de garbanzos es tal cual lo que dices, garbanzos molidos. Es la base de un plato genovés estupendo, la fainà, que es mezclar y hornear. Y también es muy común en la cocina india, por ejemplo en los bhajis, unos buñuelos riquísimos. Ya iré poniendo todo eso.

    La cúrcuma tiene un delicado sabor terroso, más un retrogusto que un gusto, pero para que se sienta hay que poner bastante. Insisto: cuidado porque más que manchar, tiñe.

    Las semillas de mostaza son deliciosas. Como todas las semillas, es mejor tostarlas antes unos segundos en la sartén limpia o con un poquitín de aceite para que suelten el aroma. Las de mostaza saltan como palomitas de maíz, cuidado que no se te escapen todas!

    Estuve buscando mi receta de hinojos con semillas de mostaza pero parece que la tengo en el otro blog, en cuanto pueda la mudo para que la veas.

    Con cuánto gusto te haría las albóndigas, la distancia is a bitch.

    Buen día y que sea bueno.
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Adormidera: los hinojos con mostaza están aquí: http://elcronosferio.blogspot.com/2008/06/hinojos-al-estilo-de-nina.html y la receta está en los comentarios. De ahí surgió la idea de hacer este blog de cocina: en el cronosferio ponía solamente mis "platos transviscerales" (del estómago al corazón) pero sin receta, hasta que tu tocaya Amapola pidió la de los hinojos.

    otro beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias por ensalzar la imaginación, la alquimia y la belleza en la cocina.
    Gracias por alimentarnos el Alma.
    Gracias por respetar los derechos de los animales "a no ser comidos".
    Gracias por tu sensibilidad.

    Námaste

    ResponderEliminar
  7. Armonía Índigo: gracias a ti por tus palabras, me has hecho feliz.

    Me he pasado por tu blog y volveré a menudo para "compartir un té, un paseo, un cálido abrazo".

    Benditos sean estos caminos que nos unen, cuento con seguir viéndote.

    Un beso y una sonrisa.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Nina
    Yo también voy un poco pillada de tiempo últimamente. Creo que me estoy dispersando demasiado. Toca empeñarme en sacar unos trabajos y volver a reducirme o me perderé por ahí.
    En fin, que me sigue encantando la receta y aún más tus explicaciones. No sabía que la mostaza se tostara, lo tendré en cuenta para otra vez y me estudiaré tu receta con hinojo. Yo tengo alguna por subir también, de unas lentejas con calabaza y curry, que finalmente completé con cebolla frita y las semillas. como es algo nuevo para mí, aún estoy leyendo sobre el tema y viendo en qué podría sacarle partido.
    En cuanto a la cúrcuma. Hace tiempo pedí a una vegana que conocí, si sabía de alguna receta para hacer mayonesa de almendras, que probé en un puesto vegetariano ambulante que solía visitar hace un tiempo en un mercadillo cercano. Esa alemana se llevó con ella el chiringuito y el secreto de aquella maravilla de salsas (hacía otras con yerbas, con aguacates, con mojo) que servían para acompañar pan de pita que horneaba sobre la marcha y distintos tipos de ensaladas, con seitán o con tomates secos, y para acompañar zumos o vino ecológico.
    Esta persona no supo decirme de nada que ella conociera similar a aquella textura untuosa de almendras y, supongo, aceite. Pero me habló de otros platos y siempre mencionaba la cúrcuma. Tanto que me metió el gusanillo.
    Ahora que la paladeo un poco más, sí, me doy cuenta que se podría definir el sabor como terroso, pero muy en lo profundo, lo has descrito perfectamente. Yo no lo había sabido hacer.

    Te seguiré para aprender, y se me ocurre que como no tengo harina de garbanzos, y como no soy de comprar todo lo que veo (diosssss, si fuera así) podría hacer una variante fácil de tus albóndigas. ummmmmm, esa salsita la tengo que probar yo. Ya te contaré.
    Muchas gracias por el enlace, lo miraré.

    Me gusta y estoy de acuerdo con esas primeras palabras de Armonía: imaginación, alquimia y belleza en tu cocina. jooooo, cómo no se me ocurrirán a mí cosas tan bien expresadas.

    Un besote enorme, nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  9. Adormidera: si con "perderte por ahí" quieres decir perderte por aquí, yo encantada!

    Me pongo ya mismo a buscar la receta de la mayonesa de almendras, tiene que estar bueníiiisima. Los alemanes son pioneros en la cocina vegetariana y vegana, hay que aprender de ellos. Lástima que haya desaparecido esa señora que cuentas, y qué curioso un puesto ambulante vegetariano. Hace unos años pusieron un chiringuito vegetariano en una playa de Argentina y era el más concurrido, pero también desapareció.

    Hay una variante facilísima de estas albóndigas... que no describo porque seguro que es la que tú piensas... pero te insinúo así al pasar que puedes rebozarlas con semillas de sésamo ;-)
    Cuando las hagas ponemos un enlace a tu blog desde aquí, si me dejas.
    Y hay otra variante, pelín más complicadilla pero mucho-mucho más rica, que son los falafel. Y ya me has hecho antojar.

    Gracias por citar las palabras de Armonía, son exageradas pero me gustan los mimos... lo que sí es cierto es que tengo algo que ver con la alquimia :)

    beso grande, mi niña.

    ResponderEliminar
  10. jajajjajaja, pues me has pillado, pensando en los falafels estaba yo.
    Es que me entusiasmannnnnnn. Las lentejas con curry y esas tortitas (yo no las hago redondas)) son mis grandes vicios!!!!!
    No sé si los tienes por aquí. Si es así, ya miraré a ver si le has hecho alguna variante a los que yo hago, que ya he subido dos. Para mí son como una droga.
    No sé si son las especias o los garbanzos en sí, que además del crujiente de fuera y la suavidad interior me engancha.

    Este era un puesto con mucho encanto. Un vehículo apañado, pintado en tonos azules, con un toldo y fuera apañado con sus banquitos y mesas de madera siempre super limpios.
    Las pitas las traía ya amasadas y refrigeradas y en el pequeño horno iba sacando y metiendo constantemente. Vendía muchísimo sobre todo a alemanes foráneos o afincados, que hay muchos aquí.
    Las ensaladas las tenía con base de col y otra con base mixta... y ya de ahí todo lo que se pueda imaginar, no siempre lo mismo, de cultivo biológico y en temporada con flores también.
    Las tardes de los sábados eran casi siempre soleados (aunque fríos en esa zona), así que buscaba un rinconcito soleado, y en el suelo: a comer!!! De postre tarta de requesón y semillas de amapolas de mi puesto preferido (una familia extranjera también).

    En fin... Veremos como sale la prueba de esa salsa.

    Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  11. Jaaa, yo pensé que decías las albóndigas de garbanzos de bote! El falafel "me mata dulcemente", no puedo parar hasta que lo acabo. Tengo una receta habitual pero no la he puesto aquí, iré a ver las tuyas, ese blog me lo tengo que recorrer enterito.
    Me he muerto de ganas de esos puestos de comida, para colmo con tu modo de contar, me parecía sentir el olorcito del pan en el horno.
    beso niña, seguimos en esto

    ResponderEliminar
  12. Yo las he hecho alguna vez y me han salido muy ricas también. Con la legumbres y un poco de imaginación se puede hacer casi de todo.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  13. Hola Angelito. Los garbanzos dan mucho juego, que no nos falten!
    un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario