domingo, 25 de enero de 2009

Aceitunas de Nocellara del Belice


Esta entrada tendría que estar entre los Platos transviscerales (del estómago al corazón) que ponía en El Cronosferio, pero lo menos que puedo ofrecer a estas maravillas -con la mayor humildad- es un blog dedicado a la comida.

Después de una vida probando aceitunas de distintos tipos, ya no esperaba que alguna me sorprendiera de este modo. Empezando por el color, un verde más umbrío que el habitual, y por ese brillo que delata un curado sapiente y cuidadoso. Pero el deslumbramiento viene con el sabor, profundo y con una clara nota de aguacate. Únicas, irrepetibles y, como alguien comenta en Internet, adictivas. Para colmo de bienesmales, la pulpa es escasa y cada una deja con ganas de más. Lo dicho, adictivas.

Se consiguen en el valle siciliano del Belice y, seguramente, en tiendas de delikatessen de gran parte del mundo. En Barcelona se pueden degustar en Le Cucine Mandarosso, un templo del sabor y el saber italianos situado a pasos del Palau de la Música. Nunca como ingrediente (sería un ultraje) pero sí, por ejemplo, como corazón del ya famoso Spritz de Jonay que sirven en el aperimusic de los domingos.

Otra buena noticia: Pietro, el propietario-cocinero-espíritu de Le Cucine, vende algunos productos a sus clientes. El requisito (hacerse clientes) es un placer.

--------------

10 comentarios:

  1. Que buena pinta tienen y seguro que mejor sabor.............
    a mi me gustan todas desde la típica oliva verde hasta la pequeñita arbequina .........que ricas! Saludos y buen domingo

    ResponderEliminar
  2. Hola Amapola, qué gusto verte. A mí también me gusta la arbequina, pero éstas son... éstas!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. hola, interes en un intercambio de enlace en la portada con mi blog?
    Recuerda: un intercambio beneficia a todos!

    saludos
    mario
    www.blogrecetas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya Nina qué explicación sobre aceitunas, como dudo que vaya al valle de Nocellara de Belice, tomo nota del restaurante de Barcelona, pues después de tu explicación se tendrán que probar estas aceitunas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pilar, hola! No te pierdas Le cucine, te encantará. Después espero tu juicio experto sobre las aceitunas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Mario, gracias por tu propuesta, me pasaré por tu blog para verlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Se ven geniales, seguro son deliciosas a mi me encantan las aceitunas

    ResponderEliminar
  8. Lilu: sí que están buenas, pero te las cambio por tu budín de pan!
    Gracias por tu visita, guapa.

    ResponderEliminar
  9. Muy apetecibles las olivas sólo con verlas y después de la explicación ¡dan unas ganas de comérselas!.
    Habrá que acercarse a ese restaurante, tomar las olivas y la bebida que las acompaña...

    ResponderEliminar
  10. Te estoy acorralando, Montse, al final tendrás que ir! :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario