lunes, 16 de febrero de 2009

Arroz con calabaza diferente

Un juego de consistencias y sabores para salir de la rutina



Ingredientes

2 tacitas de arroz
300 g de calabaza limpia
semillas de la calabaza TiP
1 cebolleta grande
aceite de oliva
salsa Teriyaki TiP
8 aceitunas negras al horno
1 lata de champiñones



Preparación

- Limpia la calabaza (reserva las semillas) y córtala en trozos no demasiado pequeños.

- Limpia y lava las semillas. Pela la cebolleta, trincha la parte blanca y reserva la verde.

- Pon aceite en una sartén grande y rehoga las semillas de calabaza hasta que se vean bien secas y ligeramente tostadas. Añade la parte blanca de la cebolleta trinchada y remueve hasta que comience a ablandarse.

- Agrega la calabaza y el arroz, remueve hasta que se impregnen bien de aceite.

- Echa un chorro generoso de salsa Teriyaki, las aceitunas y los champiñones, remueve y cubrir con agua caliente. Continúa añadiendo agua hasta que el arroz esté en su punto.

- Apaga el fuego, añade a la sartén el tallo de la cebolleta en rodajitas, mezcla, tapa y deja cinco minutos en reposo.

- Sirve inmediatamente en platos calientes.


TiPs

- Las semillas de calabaza son una discreta fuente de aminoácidos esenciales y han demostrado ser antiinflamatorias de la próstata y del sistema urinario en general. También estimulan las funciones del páncreas para regular el nivel de azúcar en la sangre, ayudan a eliminar la mucosidad pulmonar y son antiparasitarias. Y, por si esto fuera poco, son deliciosas.

- La salsa Teriyaki es una preparación de la cocina japonesa que se utiliza en marinadas y también añadida durante la cocción. Pone un toque muy interesante en algunas ensaladas, utilizada en lugar del vinagre, y es deliciosa como aliño de frutas al horno.
Hay varias recetas, todas con salsa de soja y sake, en variantes con mirin, vino dulce, azúcar o especias. Se comercializa con varias marcas y son todas aceptables. Si no se dispone de ella, se puede reemplazar con salsa de soja, un chorrito de vinagre de jerez y una punta de azúcar.

- La sal de la salsa Teriyaki, de las aceitunas y de los champiñones debería ser suficiente, aunque esto depende del paladar de cada uno.


6 comentarios:

  1. Hola amiga,el arroz este se ve de miedo!!! Yo soy arrocera, como acompañamiento, en platos fuertes y en postres, mi nunca bien ponderado arroz no puede faltar.
    Tratare de probar esta receta a ver si me consigo con la salsita para no variar ingredientes...
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Hola Soledad! El arroz es como tu pan rallado, va en todo y con todo. La salsita es probable que la consigas pero también la puedes hacer en casa, en internet hay muchas recetas. Después cuéntame!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nina, ¡vaya arroz original! y vaya clase nos has dado, contigo siempre aprendo. No compro casi nunca calabaza y viendo alguna receta como esta, pienso que me estoy perdiendo algo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar! Si vieras cómo me ensanchado con los elogios!
    Yo tengo cultura calabacera porque en Argentina se consume mucho, la preparo de mil formas incluso cruda (http://cocinaconluzverde.blogspot.com/search?q=calabaza+cruda).
    Trataré de ponerte cuanto antes una receta italiana que me encanta, mientras tanto te invito a probar el arrocito y después si quieres me cuentas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que sepas que he comprado semillas de calabaza para las ensaladas y ahora también para otras comidas gracias a ti. Me descubres nuevos placeres cada dia. El lunes estuve en la herboristería y también compré el trigo salvaje y el gengibre para hacer otro arroz que nos presentaste. Mañana lo preparo, ya te comentaré. Besitos y a tu salud

    ResponderEliminar
  6. Dánae, me llenas de alegría, compartir cositas contigo es un placer. Las semillas son mágicas, todas! Estaré esperando tu comentario sobre el arroz, incluidas las variaciones que le hayas hecho, así las hago yo también. Un beso grande.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario