jueves, 20 de noviembre de 2008

Tomates provenzal con arroz salvaje y crudités

Un plato rápido y completo con muchos contrastes

Para dos personas

Ingredientes

  • 2 tomates medianos
  • 1 aguacate
  • 1/2 nabo
  • 1 tacita de arroz salvaje
  • 1 tacita de guisantes congelados
  • aceite de oliva
  • pan rallado
  • abundante perejil
  • ajo en polvo
  • mostaza dulce
  • sal y pimienta al gusto

Preparación

- Corta los tomates en mitades a lo ancho, quítales las semillas y resérvalas, sálalos y ponlos boca abajo a que suelten agua.

- Cocina el arroz salvaje y, cuando esté casi en su punto, añade los guisantes. Escurre cuando todo esté tierno pero firme, remueve con aceite de oliva y conserva al calor.

- Mezcla un buen puñado de perejil picado con 4 cucharadas colmadas de pan rallado y 1 cucharada rasa de ajo en polvo. Rellena los tomates con esta mezcla, rocíalos con aceite y ponlos unos 6 minutos bajo el gratinador. La costra tiene que quedar doradita y el tomate caliente pero sin llegar a cocinarse.

- Pon en el vaso de la batidora las semillas de los tomates, 2-3 cucharadas de aceite, un chorro generoso de mostaza dulce y un manojito de perejil. Bate hasta obtener una crema.

- Pela el aguacate y el medio nabo. Corta el aguacate en gajos y el nabo en bastoncitos.

- Sirve los tomates y el arroz bien calientes con el aguacate y el nabo a temperatura ambiente, acompañados de la salsa.



6 comentarios:

  1. Hola muchas muchas gracias, tu blog es una delicia no soy buena cocinera pero siempre me quedo con algo, y hay muchas seguidoras por aquí,
    muxus y biquiños

    ResponderEliminar
  2. Pues mira cómo me viene a salir el sol en este domingo gris!

    Me alegro muchísimo de llegar a tu mesa, los platos que pongo son los que hago en casa, así que es como si comiéramos juntas.

    Gracias por los ánimos y besos a ti y a las otras seguidoras, que me has puesto el ego a tope :-)

    ResponderEliminar
  3. Pero si Nina es una cocinera excelente, mirá que belleza de tomates a la vista y seguro que al paladar tambien :-)
    Todavia recuerdo lo bien que la pasamos en Rosario y las riquisimas cosas que cocinaste y que me hiciste probar.
    Besos Nina bonita

    ResponderEliminar
  4. Anaiv, no me hagas sonrojar... habrás vuelto anémica, nunca cociné tan poco para nadie como para vos. Es que estaba tan cómoda... Gracias otra vez por los vasitos, los cuido como se merecen! Besos enormes

    ResponderEliminar
  5. Nina, como siempre tarde para las respuestas pero bueno...:-)
    Comí fantasticamente bien, podia pasar mi vida comiendo lo que comimos esos dias!!! además la comida es un pretexto lo mejor de todo fue compartir con vos esos dias...inolvidables, irrepetibles, pero ya compartiremos otros de la misma manera.
    El sandwichito con huevo...que rico!!! y decis que volvi anemica!!!??? jajajaja
    Besos. TQ

    PD: y yo que no te ayudé en nada!!! es que yo tambien estaba tan comoda que me dejé mimar ;-)

    ResponderEliminar
  6. Dulce! Me vas a hacer llorar. Y además me antojé del sandwichito con huevo, no recordaba que lo comimos juntas. Y los tirabuzones de hojaldre de la Fluvial que me ensañaste a hacer y me salieron más ricos que a ellos. Cuando vengas te lo demuestro.

    Yo también te quiero :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario