miércoles, 28 de enero de 2009

Ensalada de "carne" vegetal


Esta ensalada de setas y verduras al dente es ideal para los vegetarianos que echan de menos la consistencia de la carne


Ingredientes

- 1 bandeja de setas de cardo (gírgolas, Pleurotus)
- 2 zanahorias medianas
- 1 calabacín mediano
- 1 cebolleta con toda la parte verde
- 1 remolacha cocida

Preparación

- Asa las setas en una sartén con aceite de oliva bien caliente, de manera que queden bien tostadas por ambos lados pero sin ablandarse demasiado. Retíralas, ponles sal y ajo en polvo y córtalas en trozos no muy pequeños. Añade la cebolleta en rodajitas (incluida la parte verde), mezcla y deja enfriar a temperatura ambiente.

- En la misma sartén, rehoga las zanahorias cortadas en rodajas finas, solo hasta que pierdan algo de rigidez. Echa un chorro de vinagre y otro de agua, tapa y cocina dos minutos. Añade el calabacín cortado en cubos no muy pequeños, remueve hasta que se impregne de sabor y apaga el fuego.

- Mezcla todo, añade aceite de oliva, abundante perejil picado, sal y pimienta.

- Corta la remolacha en rodajas finas, ponlas alrededor del plato y alíñalas con ajo en polvo, vinagre y aceite. Acomoda la ensalada en el centro. Espolvorea con mix de pimientas y sirve con pan tostado.

4 comentarios:

  1. uhmmmmmmmmm... yo me quedo con todo lo del centro!!!!!
    Me encantan las verduritas poco hechas, así que esta receta me va como anillo al dedo. Y por las remolachas tengo que entrar quiera o no quiera, aunque ya me cuestan más.
    Totalmente de acuerdo contigo que la textura de las setas recuerda al mundo animal, y su sabor en guisos a mí también. No sé porqué.
    De hecho me salen mejor los guisos de champiñones que lo que nunca me salieron las papas con carne.
    Un abrazo apretado, que llevo unos días que no encuentro las palabras, pero como vale más un gesto...

    ResponderEliminar
  2. Corazón mío, si tú no encuentras las palabras, entonces quién? Eso dímelo en otro momento, no cuando tengo todavía fresca la última entrada de tu blog. Cómo cocinas las palabras, niña!
    Pero venga el abrazo, juerte juerte!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lilu, es que a veces la memoria pide carne.
    beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario