sábado, 7 de febrero de 2009

Sucedáneo de parmesano rallado II

Pasta integral con brócoli y pan rallado frito con ajo


Pariente pobre de la picada catalana, esta antigua preparación enriquecía las comidas italianas cuando no había para queso. Ahora sigue vigente por su sabor delicioso y porque es una opción respetuosa de los animales.

Pon aceite de oliva en una sartén y fríe unos dientes de ajo en rodajitas. Cuando se empiecen a encoger, añade unas cucharadas de pan rallado y cocina removiendo hasta que quede tostadito sin quemarse.

Espolvorea estas "migas" sobre verduras o pasta sin salsa y añade más aceite si hace falta.


También puedes:

- Usar el pan que queda en el fondo de la sartén al freír alimentos empanados, siempre que no esté quemado.

- Añadir hierbas secas y guindilla a voluntad.

- Si deseas un sabor a ajo más suave, poner uno o dos dientes aplastados, sin pelar, y retirarlos antes de servir.

- Para servir con verduras, añadir unas gotas de vinagre o unas alcaparras.

11 comentarios:

  1. Estupendo acompañamiento para las verduras.
    Es que las verduras solas, solas, no me gustan y siempre las acompaño con algo "crujiente" como espinacas con piñones y pasas, acelgas con becon pequeñito y muy torrado, etc..
    Así que esta picada especial me va a ir de maravilla, le dará un toque a las judías verdes buenísimo.
    Me apunto la receta.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nina, gracias por seguirme y tener hermosas palabras para mi país.Yo soy bien verdulera y a las ensaladas casi siempre (cuando realmente me afano en ellas) les pongo pan en cuadritos y fritos...ummmm me encanta. Ahora probaré tu receta ya que siempre cuento con pan rallado en mi despensa, yo le digo "multiuso" lo incluyo en albondigas, tortillas y demas.
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Montse: tú no tienes nada que aprender, la picada catalana es el máximo. Esto es más humildito pero siempre da resultado.
    Si no te gustan las verduras solas, prueba a dejarlas menos hechas, apenas 2-3 minutos de micro. La primera vez puede que te choque un poquito pero después no las querrás de otro modo. Un beso.

    Soledad: soy argentina y lo poco que conozco de tu país (el sur) me ha enamorado.
    Lo de las brisas no lo he buscado, es que de pequeña aprendí a cantar el himno para un acto en la escuela ("Puro Chi-ilestu cie-elo azulaa-ado"). Por si esto fuera poco, tengo un amigo muy querido (el Pato que nombro a veces en los blogs) que es chileno de La Serena.
    El pan es como dices tú, lo arregla todo. Los cubitos fritos en la ensalada son fantásticos! Aquí los venden en bolsitas pero no los compro porque me los como antes de llegar a casa.
    Para empezar creo que no está nada mal: compartimos verduras, pan y cordillera! Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Nina tengo que darte las gracias por muchas cosas. Primero por el arroz, salió estupendo, y ese toque de la cáscara de naranja es sencillamente genial. Segundo, me encanta cuando cierras el blog por publicidad, la foto es preciosa ¿de dónde es?
    Tercero, agradecerte el premio que me has dado, pero no tiene mérito porque las recetas son tan fáciles y están tan exquisitas que es un placer probarlas. La del arroz la presenté en dos platos como proponías al final, y quedé como una reina con mi hermana, hizo que me quisiera un poco más y mira que eso es difícil :)
    Muchas gracias a ti por todo lo que ofreces tan práctico y TAN BUENO. Besitos

    ResponderEliminar
  5. Dánae, no sabes cuánto me alegro de que os haya gustado, tendrías que ver mi sonrisa en este momento.
    La verja está en Arenys de Munt, Barcelona, y ha llamado la atención en los dos blogs. A mí también me gusta mucho, tan ligera que cierra sin cerrar. Si algún día vienes por aquí me encantará llevarte a verla, está en una zona de bosques con senderos.
    El premio te lo mereces sobradamente, una cosa es mirar recetas y otra es probarlas.
    A ver qué te encuentro para esta semana.
    Besitos y que estés bien, cuídame ese blog tuyo que tantas alegrías me da.

    ResponderEliminar
  6. Voy a probar tu recomendación de las verduritas crujientes y luego te cuento...

    ResponderEliminar
  7. Montse, te tomo la palabra (si no vienes te voy a buscar).

    ResponderEliminar
  8. Nunca se me hubiera ocurrido, que gran idea!..

    Me encanta tu blog y lo he enlazado al mío, que no solo hay que cuidar el espíritu, el cuerpo también ya que es su portador,no crees?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jurema!
    Me alegra que te haya gustado la receta.
    Gracias por enlazarme, yo también te tengo atadita a mi cocina. Y claro que hay que cuidar también el cuerpo, es una parte de nuestro todo y, además, es muy agradecido.
    Un abrazo a ti, largo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Es fantástico!
    Probé a hacer brócoli en el micro, sin más, sin nada.
    Luego un poco de aceite de oliva virgen y listo.
    Buenísimo, buenísimo de verdad.
    Ahora ya tengo la solución ideal para las verduras con textura.
    Gracias por tu mágica receta.

    ResponderEliminar
  11. Montse! Qué alegría, hemos compartido mesa! Es que el micro hace milagros con todas las verduras. Un beso grandote!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario