lunes, 5 de marzo de 2012

Sándwich de berenjena con limón


 Rápido, saciante y con un sabor inesperado a limón


Para dos personas

  1. Cortarle el pedúnculo a una berenjena grande y ponerla en posición vertical, rebanarle primero las barriguitas de los ambos lados y cortar el resto en cuatro lonchas. Pincelarlas con aceite y pasarlas por una sartén o plancha bien caliente, de un solo lado, hasta que se tuesten muy ligeramente.
  2. Cortar en rodajas muy finas:
    - medio limón sin pelar
    - un trozo de pimiento rojo
    - un tomate mediano
  3. Poner las rodajas de limón en un bol apto para el microondas, cubrirlas apenas de agua, conectar un minuto a potencia máxima, retirar y dejar en el líquido.
  4. Poner las lonchas de berenjena en una placa de horno con un velo de aceite, con la parte tostada hacia abajo. Hacerles una "S" de concentrado de tomate (de tubo), poner arriba las rodajas de limón, repartir unos trozos de pimiento (poco, solamente para neutralizar lo amargo del limón) y cubrir con las rodajas de tomate fresco. Espolvorear con melisa o citronela y tapar con la otra loncha dejando la parte tostada arriba.
  5. Precalentar el horno a 200 ºC y hornear los sándwiches hasta que se calienten.
  6. Mientras tanto, hacer la salsa:
    Mezclar dos cucharadas de tomate frito (passata, puré de tomate) con un chorrito del agua de cocción del limón, una cucharadita de pimentón y una cucharada de aceite de oliva. Mezclar bien y calentar en el micro.
  7. Servir los sándwiches regados con la salsa y acompañados de los recortes de berenjena salteados con aceitunas negras.

    En la foto están guarnecidos con unos rösti de mar, hechos como en esta receta pero con el añadido de cebolleta picada (solo parte blanca) y algas dulse.

¿Te apuntas?


Cocina vegetariana

6 comentarios:

  1. Qué bueno! He visto algunas recetas que usan capas de berenjena estilo milhojas, pero usando dos lonchas grandes a modo de pan... fantástico! Además ahora soy muy aficionada a poner limón a casi todo, me encanta el toque ácido que da :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Todos los inventos que tienen la berengena de protagonista me seducen. Este "bocata" se presenta superior!
    Requetebesos!

    ResponderEliminar
  3. Qué ricooooo
    Me encanta la berenjena

    Saludos
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. Akane, en realidad no suple el pan porque si intentas comértelo con las manos se te hará un desastre (tú no lo intentes :-))
    Tú también limonera? Yo estoy entusiasmada poniéndole limón entero a todo, es una gozada!
    Un beso!


    Josita, amore, cuántas cosas tuyas me estoy perdiendo, quiero jubilarme para leerte.
    Siempre te recuerdo cuando hago berenjenas, o sea que te recuerdo a menudo (sin berenjenas también).
    Un besazo!


    Hola Cristina! No serás alguna Cristina que conozco? Si no eres ella, ahora te conozco también a ti: bienvenida y que se repita!
    En el blog hay varias recetas de berenjenas, incluida esta goo.gl/D9eVa que me encanta. Puedes poner "berenjena" en el buscador (columna a la derecha) para verlas todas.
    Gracias por tu visita, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí nos conocemos virtualmente, y me gusta entrar en el blog para ver otras de tus recetas.
    Cristina


    Y perdona, he sido yo la del montón de comentarios, se me ha ido el dedo

    ResponderEliminar
  6. Cristina, eras tú, qué ilusión que hayas venido! Y yo voy y te recomiendo justo esa receta :)
    Es que tengo muy fresca la visita de una Cristina de Argentina, espero tener pronto la de una Cristina de España.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario