martes, 27 de mayo de 2014

Reciclaje extremo: cupulitas de lechuga rellenas


Vale, a veces me paso con el ahorro pero no puedo evitarlo: 
tengo sangre genovesa y judía... y vivo en Cataluña


Me habían sobrado:

- menestra congelada, salteada en aceite y condimentada
- arroz cocido

Primer paso:

Poner unas hojas de lechuga en el micro, tapadas, solo hasta que se vuelvan flexibles sin cocinarse. Las mejores son las exteriores, que suelen ser las menos apetecibles en las ensaladas.


Segundo paso:

 
Mezclar la menestra con el arroz y calentarlos en el micro.
Hacer pilas de hojas de lechuga y repartir encima la menestra mezclada con el arroz.


Tercer paso:

 
Levantar los bordes de las lechugas y hacer unos paquetes descuidados (después se arreglan solos). Meterlos en unas terrinas para horno y taparlas.

Hornear pocos minutos para calentar la lechuga.

Desmoldar, pintar con salsa de tomate comprada y chorrear con un hilo de aceite.



6 comentarios:

  1. Nina, vaya saquitos apañados que has hecho!. Me encanta la idea y la tomaré prestada con tu permiso. Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, mi tacañería no llega a tanto, la idea te la regalo :-D
      Un besocotote a ti, guapa!

      Eliminar
  2. Claro que si, no hay nada como reciclar, a veces de estos aprovechamientos salen recetas bien ricas!! Muy buena idea ;) besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester. Me alegra que seamos del mismo club, es que tirar comida tiene algo de ofensivo, verdad? Besitos también a ti y gracias!

      Eliminar
  3. Pues te ha quedado muy llamativo para ser de recicle, nunca he metido las hojas de lechuga al micro, te lo copiare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M. Eugenia! No las dejes mucho en el micro, que después tiene que ir al horno. La lechuga poco hecha es deliciosa pero muy blandita es desagradable. Por eso también calentamos el relleno, para darle solamente un golpe de horno. Abrazo y buen finde!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario