martes, 21 de octubre de 2014

Ñoquis de patata sin hervor


Estos ñoquis se cocinan directamente en la salsa, se hacen rápido, casi no ensucian
y están tan ricos que mi marido no para de sonreír desde ayer al mediodía


Las patatas

  • Calcula 1/2 kg de patatas crudas para dos raciones saciantes o cuatro de restaurante chic.
  • Lávalas bien sin pelarlas, pínchalas en varias partes y envuélvelas en film (no pinches el film).
  • Cuécelas de 8 a 10 minutos en el microondas a potencia máxima.
  • Cuatro minutos antes de que estén hechas, coloca en el micro un recipiente pequeño con 3-4 dientes de ajo grandes, con piel, en un poco de agua.


Mientras tanto...

  • Cubre el fondo de una sartén grande con un dedo escaso de aceite de oliva, añade 2 tomates grandes en cubitos pequeños y 2 dientes de ajo crudos laminados.
  • Cuando el tomate empiece a deshacerse, añade un poco de agua caliente y deja que se haga una salsa.
  • De aquí en más, vigila a menudo la salsa y añade más agua cuando sea necesario.

  • Comprueba que las patatas estén cocidas, retíralas y déjalas enfriar un momento.
  • Tritúralas sin pelar con un pasapurés/prensapatatas, mejor de palanca como este:


  • Pesa el puré obtenido y añádele un 30 % de harina.
    Ejemplo. Si tienes 300 g de puré, añade 300 x 0,3 = 90 g de harina.

 Para 362 g de puré: 362 x 0,3 = aprox. 109 g de harina

  • Mezcla con un tenedor para asados hasta obtener una bola de masa, vuélcala en la encimera (o no) y termina de alisarla rápidamente con las manos. La masa de ñoquis se debe trabajar lo menos posible porque si la sobas mucho la patata suelta agua, entonces tendrás que echar más harina y los ñoquis te saldrán duros.
  • Haz bolitas de masa, más o menos del tamaño de un tomate cereza. Te será más fácil con las manos húmedas.


Terminación

  • Corta 250 g de tomates cereza por la mitad y échalos en la sartén con la salsa.
  • Pela los ajos que has cocido en el microondas, corta cada uno en dos o tres trozos y añádelos a la sartén.
  • Controla que haya agua suficiente (dos dedos) y echa los ñoquis con cuidado.
  • Condimenta con sal, pimienta y albahaca fresca.
  • Cuece a fuego medio, removiendo suavemente desde el fondo con una espátula hasta que los ñoquis estén firmes y bien cubiertos por la salsa. En 4-5 minutos estarán listos, pruébalos: no tienen que saber a harina.
  • Sirve con más albahaca fresca y semillas de alcaravea apenas tostadas.

Fuente: Riccardo Facchini

2 comentarios:

  1. Había oído hablar de eso de los "ñoquis" pero no sabía lo que eran ¡caray, parecen muy sabrosos son esta receta tuya!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niña mala, corre ya mismo a comprarte un paquete de ñoquis. O prúebalos en un restaurante italiano de verdad, pero que sean de patata. O, mejor aún, hazlos tú misma así saben también a cariño.
      Otro besito.

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario