domingo, 25 de octubre de 2015

Parmesana de calabacines light


Un plato fácil para alegrar las dietas

Las parmesanas son deliciosas pero también muy calóricas porque las verduras, generalmente berenjenas o calabacines, se fríen antes de hornearlas y absorben mucho aceite. Esta versión es baja en calorías pero muy sabrosa y, sobre todo, muy sana. Pruébala y cuéntame qué te ha parecido.

Para dos personas

  • Cocina dos calabacines grandes, enteros y sin pelar, 5 minutos en el microondas a la potencia máxima. Apaga el micro y deja los calabacines dentro 5 minutos más.
  • Corta los calabacines a lo largo en lonchas de 1 cm de grueso.
  • A medida que las vas cortando, pasa las lonchas por pan rallado (si lo deseas, mezclado con un poco de sal), apretando para que se peguen solamente por la humedad de la verdura.
  • Cubre una bandeja con una lámina de silicona y rocíala con un pulverizador de aceite.


  • Acomoda las lonchas de calabaza en la bandeja y ponlas en el horno bien caliente hasta que el pan se seque y comience a tostarse.



  • Retira la bandeja pero no apagues el horno.
  • Forra un molde rectangular pequeño con papel de horno.
    ----- Truqui
    : si mojas el papel y lo estrujas bien, te quedará más flexible y se adaptará mejor al molde.
  • Rocía el papel con aceite y cubre el fondo con una capa de lonchas de calabacín.


  • Reparte unas cucharadas de salsa de tomate espesa (puedes usar una comprada) sobre las lonchas y, arriba, 50 g de queso vegano rallado.




----- Truqui: si no tienes queso vegano, pon a hervir 150 ml de leche vegetal y añádele 1 cucharada de harina disuelta en un poco más de leche, cocina unos minutos y agrega 1 cucharadita de margarina, sal, pimienta y 1 cucharada de levadura desamargada si la usas. Remueve y reparte unos copos aquí y allá.
  • Haz otra capa de calabacín con las lonchas cruzadas con respecto a las anteriores, cúbrelas como antes con salsa de tomate y queso y mete el molde en el horno con calor arriba y abajo, solo el tiempo necesario para que el queso se derrita y empiece a gratinarse.
El pan rallado con la salsa forma una crema muy sabrosa que mantiene la preparación unida.

Inspiración: Marco Bianchi
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme un comentario