viernes, 23 de octubre de 2015

Tortitas de coliflor con garbanzo y naranja


El frío se ha decidido a llegar, hay ganas de horno y estas tortitas son una buena excusa para darse el gusto. Se hacen rápido, ensucian poco, son baratas y están ricas, se merecen una probatina, como diría la autora de mi añorado Póngame un café.

Ingredientes para 12 tortitas

  • media coliflor grande (solo flores)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo mediano
  • 3-4 cucharadas de harina de garbanzos
  • 4-5 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • aceite de oliva
Condimentos:
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de curry
  • sal y pimienta

Preparación en tres simples pasos

1er. paso: coliflor, cebolla y ajo

  • Separa las flores de la media coliflor y ponlas en una sartén grande con agua hasta la mitad y un chorrito de aceite.
  • Cocínalas tapadas hasta que estén tiernas y escúrrelas.





  • En la misma sartén, rehoga la cebolla picada fina y las semillas de hinojo en aceite de oliva.
  • Cuando la cebolla esté traslúcida, añade el ajo triturado y cocina un minuto más.


2º paso: preparación de la masa 

  • Desmenuza un poco la coliflor con las manos, échala en la sartén donde está la cebolla y rehoga suavemente hasta que se seque todo lo posible sin que se haga puré.






  • Apaga el fuego, deja templar y añade 3 cucharadas de harina de garbanzos, 4 cucharadas de harina de trigo, la levadura química, sal, pimienta, el jengibre en polvo y el curry. Mézclalo todo muy bien y añade más harinas si te parece que la masa está muy pegajosa.
  • Haz una hamburguesa pequeña y gruesa y fríela a fuego moderado de los dos lados en poco aceite, déjala templar y prueba los sabores y la consistencia. Añade condimentos si hace falta y más harina si está muy floja, pero no te excedas, sobre todo con la de garbanzos, porque cubrirías el sabor de la coliflor. Por eso es importante secar la coliflor en la sartén.

 3er. paso: montaje y cocción de los medallones
  • Apoya un molde redondo de 6-7 cm de diámetro en una placa de horno aceitada, ponle dentro dos cucharadas de la mezcla y compáctala bien para hacer los medallones. Te muestro mi utensilio profesional, de venta en todas las tiendas de alimentación:

Se comercializa en medida única para recortarla a la altura deseada. 
La tapa sirve para compactar.

  • Rocía los medallones con un hilo de aceite y cocínalos en el horno precalentado a 200 ºC hasta que estén bien firmes y tengan una costra crujiente arriba y abajo.
  • También los puedes hacer en la sartén, más bajitos.

Y con esto ya está... pero si quieres vestirlos de fiesta, sigue leyendo.


La mezcla para espolvorear
  • Fríe un puñado de pan rallado en poquísimo aceite de oliva, removiendo como para hacer migas, hasta que esté suavemente tostado.
  • Tritura en un molinillo la piel de 1/4 naranja y 5 almendras hasta obtener una arenilla fina.
  • Machaca otras 5 almendras en trozos gruesos. 
  • Mézclalo todo y espolvorea los medallones ya horneados.


La salsa
  • Bate 3 cucharadas de garbanzos cocidos con el zumo de media naranja, una cucharadita de jengibre fresco rallado, 1 cucharada de aceite de oliva, pizca de sal, un toque de pimienta de colores y unas gotas de zumo de limón
  • Añade más zumo de naranja hasta conseguir una salsa densa pero más ligera que un puré.
  • Témplala unos segundos en el microondas y sírvela como base de los medallones.
  • Esta salsa no se puede guardar.





2 comentarios:

  1. Ando buscando ideas sanas y ligeras para estas fechas, y esto tiene una pinta genial. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Estaban muy buenas, si quieres te presto el molde :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario