viernes, 16 de diciembre de 2016

Pasta con tiras de nabo deshidratado



Más que una receta, es un pretexto para comentar este producto. Cuando pases por un supermercado chino, cómprate una bolsa. Tal como se presenta tiene un olor fuerte, tanto que he tenido que guardarlo en dos bolsas superpuestas, pero una vez hidratado se suaviza y sabe exactamente a la verdura fresca.


 Un comodín que te sacará de apuros, de venta en
supermercados chinos, 3,5 € la bolsa de 150 g (que es un montón)



Para hacer este plato de pasta:



  • Rehoga en aceite de oliva 1 cebolla picada y 2 zanahorias grandes en trozos.
  • Añade 2 cucharadas de salsa mexicana de tomate, cubre con agua y echa dos buenos puñados de tiras de nabo deshidratado







  • Cuando el nabo esté blandito, agrega una tacita de guisantes congelados, remueve y deja hasta que todo esté en su punto. 
  • Sazona con sal y pimienta.
  • Tuesta un puñado de pipas de girasol y machaca 1 cucharadita de pimienta de Jamaica.


  • Pon a hervir 150 g de pasta corta, escúrrela al dente y remuévela con aceite de oliva, perejil picado, la mitad de las pipas y la mitad de la pimienta de Jamaica.






  • Sirve la pasta en un plato y cúbrela con las verduras rehogadas.
  • Espolvorea con el resto de las pipas y de la pimienta de Jamaica.

2 comentarios:

  1. Que rico tu plato de hoy.
    Nina me hiciste adorar más el nabo, desde tu historia verduril, cuanto tiempo!!!! hasta lo quede por escrito en la revista Cocina vegetaría, cuando colaboraba en ella.
    "El nabo sirve para algo más que caldo" recuerdas :-))
    Un salusito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mijú! Llevamos años pateando juntas, eh! Hasta luchamos en el mismo bando en la guerra del nabo, como para no recordarlo :)
      Un abrazo fuerte y Feliz NaBidad ♥

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario