sábado, 27 de septiembre de 2008

Tortilla de patatas sin huevo


Supongo que todos la habéis probado, la pongo solamente para refrescaros la memoria. Se parece al rösti pero el procedimiento no es exactamente el mismo, además en mi casa siempre se ha llamado tortilla sin huevos.

Hay que pelar las patatas y cortarlas muy finitas, mejor con la mandolina. Poner un poquito de aceite en una sartén antiadherente, calentar un momentito y acomodar las patatas en capas. Aplastar con las manos o con una paleta y cocinar tapado a fuego mediano, sacudiendo de vez en cuando, hasta que el fondo esté bien dorado. Darle la vuelta como a una tortilla normal y dorar del otro lado. Entre capa y capa se pueden poner unas rajitas muy finas de cebolla, ajo picado, copitos de margarina, queso vegano o hierbas frescas, pero poquito para evitar que las capas se separen. Y, por supuesto, sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Es fácil de hacer y de combinar, baratísima y saludable. Y, al menos a mí, me sabe a otoño.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo la hago y me queda muy rica. Todo eso que dices de añadir a la tortilla está genial, pero yo quitaría el queso, jijiji. Si no ya nosería una tortilla vegana. :-P. O añadir quesos vegetales, eso sería una opción interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Nina, muy pocas veces me he pasado por este blog tuyo de cocina y me ha llamado mucho la atención esta tortilla sin huevos,jajaja. Seguro q la haré. Que recetas más curiosas!

    Muakk

    ResponderEliminar
  4. @ngelito: eres un di@blito que no me deja pasar una! La tortilla es vegana sin el queso, los opcionales van aparte.
    Siempre es un gusto verte, gracias por tu visita y tu comentario.

    Anita preciosa: cuando la hagas me cuentas, ojalá te guste.
    Muchos muchos Muakks a ti.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario