viernes, 4 de diciembre de 2009

Ensalada de espinacas ilustrada

La combinación de texturas la hace muy apetecible


Espinacas frescas, champiñones fileteados y asados en el wok (o plancha, o sartén) y unas rodajitas de puerro crudo (sólo parte blanca).

Aliñar con sal (si se desea), pimienta, aceite de oliva y vinagre balsámico.
Espolvorear a último momento con cebolla frita envasada.

Acompañar con una rebanada de pan de campo recién tostada y frotada con un ajo partido.

--------------

4 comentarios:

  1. Hola, Marisa! Tú cocinas y también lees con cariño, gracias!

    ResponderEliminar
  2. ah, qué rico tiene ques estar eso!!!!

    Sabes que hace poco que he descubierto las delicias del as espinacas en crudo para la ensalada? ( bueno , hará un año, más o menos), y que casi casi me gustan más que ninguna otra "lechuga"?

    Probaré esto que dices.

    No sabía yo lo de la cebolla frita, he visto congelada, pero frita no-

    ResponderEliminar
  3. Femme, coincido contigo, las espinacas son carnosas, oscuras, sensuales... y vienen limpias en bolsitas!
    La cebolla frita es una delicia, no sólo en ensaladas y otros platos sino, por ejemplo, espolvoreada sobre un trozo de pan con queso untable. La he visto en Carrefour, Alcampo e Ikea, seguro que el Corte también las tiene.
    Besos constitucionales, guapa!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario