lunes, 16 de marzo de 2009

Curry de coliflor y patatas

La cocina india tiene un valor añadido: los aromas se empiezan a sentir desde el principio, y son tan ricos y envolventes que cuesta esperar a que el plato esté hecho.

 
Ingredientes para 4 personas

1 coliflor mediana
4 patatas medianas
1 cebolla
2 tomates maduros pero firmes
6 cucharadas de aceite
250 ml de agua
curry a voluntad
semillas de comino
cúrcuma (optativo)

Procedimiento

No es imprescindible, pero sí muy aconsejable, utilizar un wok. En India se utiliza una sartén alta llamada karai, con una forma muy similar a la del wok chino pero de paredes más gruesas. Nunca he visto un karai en el comercio, pero sí disponemos de una abundancia de woks. En mi opinión, el wok es el mejor recipiente de cocina que existe, si tuviese que tener uno solo sería éste. Pero atención: los que vienen con recubrimiento antiadherente son totalmente inadecuados, porque el wok se utiliza a temperatura muy alta y, en estas condiciones, los productos antiadherentes se disuelven y pasan a la comida con efectos tóxicos. Yo compré mi wok en Extremo Oriente (Balmes 6, Barcelona), un mercado que abastece a los restaurantes chinos. A diferencia de los woks modernos, con su rejillita y sus herrajes chulos, éste es de hierro común, tosco y decididamente feo, pero hace música con las verduras.

-o-o-o-O-o-o-o-

- Calienta el aceite en el wok a fuego alto y echa las patatas sin pelar cortadas en trozos de 3 cm. Cocina removiendo hasta que las patatas se doren por fuera. Retira las patatas.
- Pon la coliflor en el wok, cortada en trozos más grandes que los de patata, y saltea hasta que se empiecen a tostar sin llegar quemarse. Retira también la coliflor.



- Pon la cebolla y el tomate trinchados y las semillas de comino, y rehoga hasta que se haga una salsita.

- Añade sal, el curry, el agua y las verduras
tostadas. Si el curry es suave, pon una cucharada sopera o más. Si es picante y no quieres utilizar mucha cantidad, añade más cúrcuma para dar el color característico. Cocina tapado a fuego mediano, removiendo a menudo para que las verduras se impregnen de color y de sabor. Cuando todo esté en su punto, rocía con más aceite y sirve el plato.

- Acompaña con arroz y lentejas rojas.

* Libro recomendado
: Cocina india vegetariana, de Sumana Ray.

9 comentarios:

  1. Acabo de encontrarte. Me gustan muchas de las recetas que he podido ver. Iré probando poco a poco.
    ¿Tienes postres también?
    Un saludo
    Esperanza

    ResponderEliminar
  2. Hola Esperanza, bienvenida!
    Me hace mucha ilusión que me hayas encontrado y que te gusten las recetas.
    No tengo postres porque no los hago, pero en los blogs enlazados a éste hay unas reposteras de lujo, ahí encontrarás muchas cosas ricas.
    Espero volver a verte por aquí, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nina que pinta tan buena, seguro que es una delicia con tu permiso me apunto la receta y este finde la hago¡¡ hice la receta del viernes la de puerros y los raviolis con requesón buenisiiiiiiiiimos¡¡¡
    un beso gordo
    alinitaaaaaaa

    gracias por compartir¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Alinita, qué alegría que te haya gustado! Cópiate lo que quieras también sin mi permiso, que para eso está. Eres un verdadero sol, cálida y luminosa. Beso grandote asssí!

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me gusta más el curry, acepto un poquitín más el picante, aunque la mezcla que tengo ahora es muy suavecita, y así puedo probar sin miedo. Y tenía pendiente un guiso de este tipo desde hace tiempo, no sabía si con calabaza, con papas, ahora te veo a tí la coliflor, y la anoto también. En fin, ahora tengo cosas en la nevera y me toca aligerar, que me estaba pasando de guisotes, pero recordaré esta receta.
    Hay que ver, contigo siempre tengo varias cosas pendientes por probar.

    En cuanto al wok, en su momento preferí uno revestido porque el mantenimiento que le supongo a los de hierro me dan mucha cosa. Recuerdo a la gente de antes embadurnando las paellas y sartenes en aceite o manteca, y si pienso que he de hacer eso para evitar óxido y mantenerlo bien, me echa para atrás.
    Por otro lado también considero eso de las altas temperaturas para los revestimientos... el mío es de una marca que, aunque cara, hace unos sartenes bárbaros, de estos que te duran toda la vida, pesados y bien pensados. Pero concretamente con el wok no se han roto la cabeza.
    No creí que lo usaría tanto, y ahora que lo hago, me planteo otras posibilidades.

    Un abrazo y gracias siempre por remover inquietudes. Buen día!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Adormidera. El wok de hierro, igual que las sartenes de la abuela, no supone más problema que el curado. Pero es un problema bastante grande porque hay que calentarlo a temperatura muy alta durante el tiempo necesario, la cocina se llena de humo... Algunos le ponen dentro aserrín, otros aceite (y el humo se vuelve tóxico). Y si no lo haces bien, lo tienes que repetir porque el wok se oxida. Ése fue nuestro caso, pero tuvimos la suerte de que el segundo curado lo hiciera un amigo chino en su restaurante, con ese quemador que parece un volcán en erupción. Desde entonces, sólo tenemos la precaución de lavarlo sin detergente, secarlo bien y calentarlo un buen rato en la llama. Y, como las viejas sartenes, cada vez cocina mejor.

    Ya que te gusta el curry, ¿no te has planteado hacer tu propia mezcla como las amas de casa indias? No sólo dosificas la mezcla a tu gusto, sino que puedes hacer menos cantidad, ya que con el tiempo va perdiendo aroma. También el garam masala, que es muy parecido. Si lo haces me cuentas? Y viceversa.

    Un beso, mi corazona, y prepárate para el equinoccio :-)

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado eso que dices de que tu Wok hace música con las verduras. Yo no tengo pero será cuestión de hacerte caso y comprar uno en Oriente de nuestro Occidente, porque de momento no tengo pensado viajar por esos lares.
    Tengo Mañana voy a hacer los aguacates rellenos. Muchos besitos y sigue mimándome así de bien

    ResponderEliminar
  8. Te decía que tengo problemas con mi blog para publicar comentarios y se come las palabras y las frases y todo. Y que me acabo de dar cuenta de que me habías dado un premio, que lo pienso poner en mi blog, pero que me digas si tengo que poner esa imagen del perejil, si es que es perejil,claro. La primavera me atonta más. Besitos

    ResponderEliminar
  9. Dánae querida, qué bonito levantarme y encontrarte! Tú, que eres verdurófila, tienes que tener un wok como el mío. Seguro que lo consigues, lo compré en un mercado chino pero está fabricado en Inglaterra. Lo que cuenta es que sea de hierro común, el curado se hace una sola vez y el disfrute es para siempre.
    Me has dejado pensando con lo del premio, no lo hice para que os lo llevaráis porque no pensé que fuese interesante, la intención era agradeceros la voluntad de probar mis platos. Pero, si quieres llevarte algo, te buscaré algo bonito para que no te desluzca el blog.
    Tú me renuevas, bienvenida sea tu primavera.
    Un beso grande grande.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario