martes, 14 de abril de 2009

Espárragos con patatas en cazuela

Lo primero, conseguir unos espárragos como éstos: verdes, gordos y con sabor a espárrago, algo que cada vez es menos frecuente



Ingredientes

1 manojo de espárragos verdes, gordos y con sabor a espárrago
2 patatas hermosas
3 cucharadas de salsa para calçots TiP
2 cucharadas de palomitas de pimienta sin vinagre TiP
aceite de oliva



Preparación

Lavar bien las patatas y cortarlas en cubitos, sin pelarlas.

Cortar los extremos duros de los espárragos y desecharlos. Cortar las puntas tiernas y reservarlas. Cortar los tallos en trozos de 2-3 cm.

Calentar aceite de oliva en una cazuela o sartén grande, echar las patatas cortadas y remover a fuego mediano-alto hasta que comiencen a dorarse (3-4 minutos).
Añadir los tallos de espárragos cortados y saltear 1-2 minutos más.

Echar las palomitas, la salsa y un chorro (no más) de agua.
Mezclar todo, acomodar las puntas de los espárragos encima, tapar la cazuela, dejar 1 minutoTiP más y servir.



TiPs
- Los calçots son unas cebolletas, típicas de Cataluña, que quedan muy tiernas por el método de cultivo. Se suelen tomar a la brasa, mojadas en una salsa típica que se llama, precisamente, salsa de calçots. Es similar a la salsa romesco, también catalana e igualmente adecuada para esta receta. En España se consiguen las dos envasadas, pero si os apetece hacerlas encontraréis muchas recetas en la red, por ejemplo aquí (escalibado significa asado, teóricamente al rescoldo pero valen también un horno o una plancha).

- Las puntas de los espárragos no se deben cocinar sino sólo perder algo de rigidez, y tampoco mezclarse demasiado con la salsa, así se siente todo su sabor y la textura contrasta con la del resto de la preparación.


En la cazuela con su vaporcito, listos para servir

----------

23 comentarios:

  1. De solo verlo...dan ganas de comerselo todo!!!
    Un beso Nina

    ResponderEliminar
  2. Coma todo lo que quiera, doña Anaiv, no se me vaya a quedar con ganas!
    :)

    ResponderEliminar
  3. Otra receta que tiene que estar muy rica, con espárragos verdes que me gustan mucho.
    ¡Y con la salsa de calçots!
    Yo la hago escalibada en la barbacoa y me sale buenísima, así que esta receta me puede quedar estupenda.
    ¡Qué gusto encontrarte aquí, Nina!
    Un beso muy gordo, como los espárragos.

    ResponderEliminar
  4. Mmm delicioso, me la imagino acompañada de un pan tostado con sabor a ajo.... espárragos que sepan a espárragos...sí, creo que aun se consiguen..lo intentaré

    ResponderEliminar
  5. Montse, guapa, gracias por estar aquí también!
    Esas salsas vuestras me matan, la almendra que se siente pero no, la suavidad, el color (calla, calla, que estoy a dieta).
    Beso esparragoso a ti también!


    Capricornio: me has recordado un pan congelado que se vende aquí, una baguette rellena de mantequilla de ajo... menos mal que a esta hora la tienda está cerrada, que si no..!
    Un beso y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  6. Mmmm, pues suena estupendamente!

    Y gracioas por el enlace a la salsa, no tenía ni idea de cómo se hace, y ahora veo que es parte enorme de la "gracia" ( y para casi cualquier otra berza también!)

    Estupendo, Nina, lo probaré, tengo esparragos "verdes" siempre en casa.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. Femme, esa salsa está buena hasta con cuchara! Pruébala también con cebolletas a la plancha si no consigues los calçots. Pero también con arroz, huevos y cualquier otra verdura.
    Dichosa de ti que tienes siempre esos espárragos, disfrútalos!
    besito grande

    ResponderEliminar
  8. Nina, que es eso de pan congelado?
    El pan hay que comprarlo en la panadería de siempre, en donde fué elaborado la noche anterior, cuando la mayoría de nosotras estábamos en los brazos de Morfeo...sería bueno que empezaramos a plantearnos que tipo de pan estamos comiendo, de donde sale y cuanto tiempo hace que se fabricó. Bueno, ya paro que con este tema me embalo demasiado...lo se.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Femme, el pan de antes ya casi no existe, el que compras en la panadería (ahora me lee María y me regaña) tiene mejorador y, en muchos casos, ha sido parcialmente horneado en una nave industrial y acabado en el punto de venta. Si te fijas, la mayoría de las panaderías no tienen obrador sino uno o más hornos verticales donde terminan de cocer el pan que les trae la furgoneta varias veces al día.
    Ahora vamos al congelado que yo decía: lo vende Lidl y está fantástico, lo siento pero es irresistible, si no tuviéramos tanta grasa (el pan y yo) lo tomaría todos los días a ver cuándo me canso.
    La solución es la panificadora para hacerte el pan que quieras en casa, todos los demás (salvo honrosas y contadas excepciones) tienen cosas químicas y procesos distintos del tradicional. A veces el progreso nos lleva p'atrás :-S
    Besito y no te me vayas lejos.

    ResponderEliminar
  10. Vale, ahora dame una buena razón por la cual te he confundido con Femme y yo prometo comprarte el pan todos los días, estés donde estés.
    Últimamente no estoy fuera de pista sino fuera del planeta, será el tiempo... que llevo viviendo ;-)
    Más besos, mi María Juana Panadera, y cuéntame cómo haces tú el pan.

    ResponderEliminar
  11. jajajajjajajaja, ah, pues me encanta la confusión, de paso me enteré de algo que no sabía ( eso del pan congelado del Lidl ( confieso que acabo de descubrir "las bondades" del lidl hace apenas l mes (y justamente porque fui a buscar ahí la dichosa harina de alforfón) De paso te diré que también andaba interesada en hacer pan de nueces y de pasas, pero vi que era demasiado arroz para mí en estos momentos, que ando liada en otros barullos, pero en cuanto vaya más libre: lo pruebo, ¡seguro!

    ¿Y dices entonces que el pan ese está bueno? pues voy a probarlo; de todos modos suelo tener pan congelado (pero del ya hecho... en casa para salir del apuro)así que qué más me da tener congelado de este de Lidl, si me dices que es bueno ¡a por él voy!

    Ya te diré.

    Me apunto lo de la salsa para otras "guarniciones"; gracias guapa, eres un amor!

    ResponderEliminar
  12. Gracias Nina, lo tomo al pie de la letra....como ;-)

    ResponderEliminar
  13. Femme: no te rías de las desgracias y respeta las canas :-P
    Las bondades del Lidl las tengo yo descubiertas desde el 93, en Italia. Tiene cosas diferentes, y eso es mi perdición.
    El pan congelado viene en dos sabores: relleno de mantequilla y finas hierbas o de mantequilla y ajo. Cómprate los dos y no se lo cuentes a María, que no quiero perderla. Llévate también una cuñita de parmesano o de brie si prefieres. El vino elígelo tú. Despierta amorosamente tus papilas gustativas y, cuando el pan esté caliente y chorreando mantequilla, húndete en el placer (se admiten gemidos y revoleos oculares).
    Ya me dirás ;-)

    ResponderEliminar
  14. Anaiv: tu pie de la letra puede ser peligroso, llamo a protección civil xD

    ResponderEliminar
  15. Pues...mañana por la mañanita, bien tempranito, voy a ir a Lidl, voy a buscar esos panes maravillosos de los que hablas (no pienso comprarlos, por supuesto), miraré los ingredientes que llevan y después os voy a poner a "caldo" a las dos..

    ResponderEliminar
  16. Qué guapa estás cuando te enfadas...
    Oye, si contienen algo feo no me lo digas, vale? Seguro que los tuyos me gustan más, palabrita.
    (te puedo mandar otro besito?)

    ResponderEliminar
  17. Ese pan del que habláis tiene que estar de vicio, lo malo es que engorda y no está una para esos menesteres que ya estoy creciendo por los lados.
    Volviendo a la salsa (y no quiero ser pesada) tienes razón, que está buena con todo. Yo, si sobra, que normalmente no sobra, me la unto en una torrada como si fuera mantequilla.
    Y pensaba ¡qué buena estaría en ese pan!

    ResponderEliminar
  18. Ay Montse, sí, engorda mucho, sobre todo porque no puedes parar de comerlo.
    Mmm, me lo imagino con la salsa para calçots y se me cae la baba... menos mal que acabo de desayunar.
    Tú no puedes ser pesada ni aunque quieras, salvo que abuses del pan de ajo!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Pero qué me cuentas del pan, criatura??????????????? si yo pensaba que era mondo y lirondo,y no que tenia esas cosas por dentro!

    Sí, lo del Lidl y encontrar de pronto especias y cosas que en otras partes no se encuentran es fantástico.

    Qué canas ni 8 cuartos! AQUÍ NO SE RESPETA NADA MIENTRAS HAYA ALGO A LO QUE HINCARLE EL DIENTE,(camine o no...) ^__^

    JUAS!

    BESOS!

    ResponderEliminar
  20. Femme: eres la monda, tendrías que cobrar por tus comentarios!

    Pues sí, ese pan tiene la corteza crujiente y el corazón blandito, ya lo verás. Y cómprate unos cuantos, que tu última frase me ha dejado algo inquieta xD

    MÁS BESOS!

    ResponderEliminar
  21. gracias por la receta,la pruebo en breves que tengo espárragos para gastar :)

    ResponderEliminar
  22. Anónimo/a, gracias a ti por tu comentario, espero que te guste el resultado.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario