jueves, 4 de junio de 2009

Paquetitos de espárragos con hojas de zanahoria salteadas


Tenía que acabar las hojas de zanahoria de la receta anterior, y para completar el plato añadí unos paquetitos de espárragos.

Todo fácil:

1) Hervir las hojas de zanahoria durante cinco minutos, escurrirlas bien, picarlas y saltearlas en aceite de oliva con dos zanahorias picadas hasta que estén tiernas (las hojas quedarán algo duritas, son así y hay que respetarlas). Un ratito antes de apagar el fuego, añadir dos dientes de ajo laminados, un buen chorro de zumo de limón, sal si se desea y apenitas de pimienta.

2) Cocer un manojo de espárragos trigueros en una cacerola pequeña, de modo que las puntas de los espárragos queden fuera. Retirar y escurrir bien.




3) Mojar unas obleas de arroz para rollitos primavera en agua caliente hasta que se ablanden (5-10 minutos).










Retirarlas, apoyarlas en un paño de cocina húmedo y envolver unos cuantos espárragos en ellas dejando las puntas fuera.

4) Mezclar 1 cucharada de mostaza con 1 cucharada de aceite de oliva, pincelar los rollitos y las puntas de espárragos que sobresalen. Echar lo que sobre al salteado de zanahorias.






5) Hornear los rollitos hasta que comiencen a dorarse. Servirlos con el salteado de zanahorias, espolvoreados con semillas de sésamo y acompañados de un chatni o salsa para wok.



14 comentarios:

  1. Hola Nina, estás que te sales, cada receta que nos pones, supera a la anterior...y además "facilítas". Si es que, cuando no hablas del pan de ajo del Lidl, te sale todo mejor. Por cierto, tuve una temporada que hacía pan de ajo y se vendía bien, hasta que un día empezó a quedar hasta que me cansé y dejé de hacerlo, pero como hablas tanto de él, pues he pensado que estaría bien empezar ha hacerlo de nuevo. Que te parece?
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. María, cómo quieres que me parezca hacer pan de ajo? Pues fantástico, hija! Los de Lidl tienen todo el centro de mantequilla, algunos con finas hierbas y otros con ajo... cuando están calientes la mantequilla se funde y ni te cuento!
    Otra cosa de pan que me encanta son las "tigelle" de Romaña, una región italiana donde viví siete años. Son unas simples tortitas de pan, pero tan ricas que no puedes parar de comer.
    Venga, aprovecharé el paro para buscar mi cacharro de hacer tigelle y te las muestro, sí?
    Besos, mi corazona.

    ResponderEliminar
  3. uuups... se me ha vuelto a escapar la palabra Lidl cerca de la palabra pan, me voy a poner en penitencia...

    ResponderEliminar
  4. ...estoy llegando a pensar que tienes acciones en el susodicho súper...aunque tengo que confesar que he buscado el dichoso pan, pero no lo he encontrado...a Dios gracias.
    Otro beso

    ResponderEliminar
  5. María, está en los congelados :)
    Ya quisiera yo tener acciones en el Lidl!
    Que descanses, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Nina! Ya estoy dudando de que hayas vivido en Italia, las tigelle son emilianas, querida, no romañolas.
    Tómate la pastillita y mañana hablamos. Psé.

    ResponderEliminar
  7. Cucu! Desde luego Nina, tienes un arte que no se pueee aguantááá! xD. Me encanta la receta y lo fácil y, lo bien que lo explicas todo al detalle, que “guachis”. Esta es otra que me apunto para cuando consiga más obleas para rollitos (que las gasté no hace mucho) y de con la salsa para wok o chatni (que de eso no he tenido nunca en casa :s y ya va siendo hora que tenga su sitio en mi despensa ). Por lo demás, imagino que tiene que estar riquísimo porque excepto las plumas salteadas que es lo único que nunca he probado, el resto me gusta todo!

    En cuanto al pan de ajo además de que me encanta, me ha recordado que yo también debería retomar las buenas costumbre y volver a empezar a hacer pan. Cuando estudiaba con mi hno. lo hacía a diario e incluso mi madre llegó a pensar alguna vez que lo probó, que era pan comprado. El de ajo y perejil era uno de los que más me gustaba y con su aceitito estaba genial para desayunar, jejeje.

    Me alegro mucho que sigas compartiendo con todos nosotros todas estas cosas tan ricas y al menos para mi, raras, que precisamente son de las que más me gustan (cuanto más rara, mejor).

    Un besote mú mú mú goldo y hasta la próxima, que a mi ya, me toca descansar la vista.

    ResponderEliminar
  8. Dios! Tiene que estar de muuuerte!
    Y más acompañado de la copita de rioja que me estoy tomando ahora para celebrar el fin de la jornada laboral, por hoy... jeje

    Besos de buenas noches con apetito

    ResponderEliminar
  9. Nina!
    El lugar de nacimiento de las tigelle es lo de menos. Pon la foto, que quiero conocerlas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Driwrgy: el arte es todo tuyo, guapa!
    Aquí no encontrarás recetas difíciles porque la cocinera es mú vaga, además me gustan las cosas simples porque saben a sí mismas. y los ingredientes están para variarlos, no pasa nada si te falta alguno.
    Hacer pan es hacer hogar, tener la casa inundada de ese olorcito es lo más cálido y acogedor que se pueda pedir. Vuelve a hacerlo y ponme las recetitas, porfi!
    Un beso grande para ti, que siempre traes sonrisas.

    Nur: el plato salió rico, pero puesta a elegir me quedo con tu Rioja (la cabra tira al monte, dicen). Besos tintos.

    María: eso lo dices porque no eres de allá, si me leía un emiliano podía estallar la guerra.
    Fotos de tigelle aquí http://images.google.es/images?source=ig&hl=es&rlz=1G1GGLQ_ESES269&=&q=tigelle&lr=lang_es&um=1&ie=UTF-8&sa=N&tab=wi.
    El nombre original es "crescentine", la tigella (plural tigelle) es una pieza de barro cocido sobre la cual se asaba cada tortita al rescoldo. Algunas tenían dibujos que se imprimían en las tortitas.
    Ahora se hacen en hornos de leña, en el horno de casa o sobre la llama en unos cacharros como el segundo de la segunda fila, que es el que tengo yo. También los hay más sofisticados, eléctricos y de material refractario.
    Podría pasarme un rato largo hablando de las distintas recetas, de cómo se toman y con qué. Estoy buscando un recetario donde está la masa de tigelle más práctica que he hecho, en cuanto lo encuentre las hago para mostrároslas. Mientras tanto, ya sabes que me puedes preguntar lo que quieras.
    Otra especialidad de Módena es el gnocco fritto (gnocco es el singular de gnocchi, para nosotros ñoquis), un trozo de masa que se fríe y se toma caliente, sin nada o relleno como si fuera una crepe.
    Y por ahora basta, que con la cocina italiana se pueden llenar varias enciclopedias.
    Besitos grandes.

    ResponderEliminar
  11. Nina una receta estupenda, me animaré a hacerla este finde.
    Que tengas una buena tarde y disfrutes del fin de semana
    besitos
    alinita

    ResponderEliminar
  12. Gracias Alinita, por tu comentario y por recordarme que hoy es viernes!
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  13. Hola Nina
    encantada de conocerte!!!!!
    te felicito por tu lindo blog y buenas recetas!!!!!
    con tu permiso vendre mucho por aqui!!!!
    te invito a visitar mi blog y espero lo disfrutes.
    sweetcakestoronto
    besos
    miri

    ResponderEliminar
  14. Hola Miri, bienvenida a mi cocina!
    Gracias por las cosas bonitas que me dices y encantadísima de que vuelvas.

    Acabo de babearme en tu blog, eres una artista y además incansable! En cuanto vuelva al barrio bloguero te haré una visita más larga, si preparas un cafecito no lo despreciaré.

    Un beso y una sonrisa golosa!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario