lunes, 16 de noviembre de 2009

Ravioloni de piña

Una receta comodín que se puede servir como entrante o postre

Facilísima y deliciosa, la aprendí en sus dos versiones en La Prova del Cuoco (Rai 1, televisión italiana), respectivamente de los chefs Natale Giunta y Cesare Marretti. Ésta es la versión como entrante.


Ingredientes

2 rodajas de piña fresca por persona
1 cucharada gorda de tofu fresco por persona
1 nuez por persona
1 hoja de menta por persona (más otras para adornar)
1 chorro de aceite de oliva suave
2 cucharadas de azúcar
sal Maldon (u otra sal marina en cristales gruesos)
pimienta negra en grano
sal fina

Para adornar: tomatitos y menta


Preparación

1) Corta la piña en rodajas muy finas, mejor con un cortafiambres, y recórtalas con un cortapastas redondo grande para aprovechar toda la pulpa posible.
Prepara un almíbar con 2 tazas de agua, 2 cucharadas de azúcar y un puñadito de granos de pimienta negra. Hierve hasta que las burbujas empiecen a crecer, sin que se reduzca demasiado.

Pasa las rodajas de piña un minuto y medio por el almíbar hirviendo, retíralas y mételas en el frigo.



Echa al almíbar los recortes de piña, hierve unos minutos más y cuela apretando con una cuchara para que la piña y la pimienta suelten su sabor (el almíbar quedará oscurito). Reserva las pimientas y pon el almíbar a enfriar.

2) Pica las nueces gruesitas y corta las hojas de menta en tiritas finas con las manos. Añádelas al tofu junto con el aceite, sal, pimienta y unas gotas de zumo de limón. Bate hasta homogeneizar.

3) Pon una rodaja de piña en el plato, en el centro un copete de tofu y arriba otra rodaja, aplasta con los dedos alrededor del relleno para que tome la forma de un "raviolone". Adorna con los tomatitos y más menta. Rocía los tomatitos y todo alrededor del plato con un poco de almíbar, pon unos cristales de sal Maldon sobre la piña y los tomates, y unos granos de pimienta alrededor.




Un mimo: servir con un vino blanco bien frío y una copita de bebida de piña sabor coco y canela de la marca Auchan (Alcampo).



Para servirlo como postre: cambia solamente el relleno (añade al tofu nata vegetal, miel de caña y, si lo deseas, unas frambuesas). Monta el plato en una compotera grande y riega con abundante almíbar y su pimienta.


16 comentarios:

  1. Hija de mi vida, y ésto cómo se come?!?!?!?! De segundo, de capricho, de qué?

    Cómo me gusta una piña!!! Además, ¿sabes? Es una de esas cosas que jamás se me ocurre cuando estoy chuchurría o tristona. Ahora cuando estoy bien, y en esta época otoñal especialmente (a saber porqué) me encanta!!!!
    Me alegra de haber entrado a verte justo hoy, ahora... Estoy escuchando algo precioso, después de Bach:
    http://www.goear.com/listen/814a352/Plenilunio-luar-na-lubre

    Fuera de las cristaleras, la tarde se ha ido poniendo de dorado a rojizo... si pudiera explicarte lo feliz que he sido cuando he entrado y visto que volvías. Ha sido el empuje justo para poder trabajar un poco más.

    Estoy feliz, hoy comería esa piña y más aún. Un abrazo enorme, mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Adormidera de mi cuore: qué hermoso es verte en mi casa mientras escucho tu Plenilunio... dime la verdad, ¡tú lo has bailado! Una danza gentil, medieval, con sentadillas y giros airosos. ¡A que sí!

    El "raviolone" tal como lo he puesto se sirve de entrante, lo probamos ayer y nos gustó a todos. Si lo quieres de postre, le quitas la sal y le añades algo dulce, lo que tú elijas estará bien.

    (oye, que me encanta el Plenilunio)

    Quiero el color de tu tarde noche, la mía ha sido gris pero bonita, digamos un gris chinchilla, vio?
    Ahora yo también estoy feliz, esperando que ese empuje haga carambola y te traiga un día a mi tierra... ¡verás como nos pondremos de piña!

    Gracias por el contagio, me has levantado la noche. Beso gordo.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena pinta tiene esto, como siempre!!! El sábado hice la col caramelizada pero en vez de castañas le puse nueces y finalmente espolvoreé unas semillas de amapola y sésamo tostado. Estaba buenísmo. Resulta increíble lo de caramelizar la col!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Jo, qué alegría que te haya gustado la col. Así como la cuentas tiene que estar fantástica, me lo apunto porque rara vez tengo castañas.
    Te has ganado el Premio al arrojo, ya mismo te pongo en la lista!
    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Qué bien Nina!! Pues, mil gracias, si hay tres cosas que me apasionan en la vida es ver el mundo a través de una cámara, escribir e inventar en la cocina o lo que es lo mismo, arrojarte en aras de la imaginación culinaria pero la corona es tuya, of course!!

    ResponderEliminar
  6. Cariña, la única Corona que tengo y me merezco (a veces) es la cerveza! Pero me encantan los mimos y las mentiritas dulces, así que GRACIAS!

    ResponderEliminar
  7. Que receta tan original. Es perfecta para una dieta en carbohidratos. Me imagino que ha de ser también deliciosa.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Ben! Es original y sencilla, ese programa de televisión siempre me enseña cosas lindas.
    Me alegro de que te haya gustado, un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¡Es fantástica esta receta!
    Además de original tiene "doble uso" o triple, vaya que tiene muchas posibilidades.
    Es bueno tener algún recurso para improvisar, tanto de entrante como de postre ¡me encanta la idea!

    Nina, siempre me despiertas el interés por cocinar y desde que has vuelto ya tengo ganas de hacer platos novedosos y divertirme un poco entre la vitro y el micro,jeje..
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Montse guapa, el secreto está justamente en divertirse, pero eso no me lo debes a mí sino a tu naturaleza juguetona :-)
    Me halaga mucho lo que me dices, gracias vecina!

    ResponderEliminar
  11. ¡Menuda idea! Me encanta. Creo que la probaré con un "queso" crudo de frutos secos. ¡Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  12. Nihacc, hola! Eso del queso de frutos secos lo TENGO que saber, ya me contarás. Me alegra que te haya gustado la receta!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Nina! Lo he hecho en versión dulce y crudivegana y, ¡qué rico! Un plato muy vistoso y delicioso. Lo rellené de anacardos triturados con dátiles, ¡mmmhhh!
    http://frutosdelbosque.wordpress.com/2010/07/22/ravioloni-de-pina/
    ¡¡Gracias!! :)

    ResponderEliminar
  14. Hola Nihacc, me voy volando p'allá a verlo! Gracias a ti por probarlo :-)

    ResponderEliminar
  15. Madre mía!!! Esto también lo tendré
    que hacer.
    Has cambiado el fondo del blog? Está muy bonito.

    ResponderEliminar
  16. Hola Pilar :)
    Si te ha gustado, mira también la versión de Nihacc (comentario anterior al tuyo) porque está buenísima.
    Premio Detective del mes por haber notado el cambio en el blog! Me alegro de que te guste.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario