martes, 22 de junio de 2010

Ensalada de lechuga con agar-agar y tomates secos


El agar-agar no tiene sabor pero sí algunas propiedades interesantes, como la de aportar fibra que favorece el tránsito intestinal. Además, es una gelatina vegetal con la cual se pueden hacer todas las preparaciones típicas de la gelatina animal. Se vende en polvo (ideal para gelificar), en cápsulas (como complemento alimentario) y en hebras, que es como muchos de vosotros la habréis visto en las ensaladas chinas.

Ponemos unas tiras de agar-agar y unos tomates secos picados en poquita agua caliente y los dejamos hasta que se ablanden un poco.

Mientras tanto preparamos una ensalada de lechuga, la aliñamos y al final la decoramos con el agar-agar y los tomates bien escurridos (para entonces veréis que el agua de remojo ya se ha comenzado a espesar).
Va muy bien con los boniatos al horno que os puse en el post anterior.

2 comentarios:

  1. Muy buen blog!!!! Buenas recetas y presentación!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Caro, me alegro mucho de que te guste y espero que sigamos viéndonos.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario