sábado, 4 de septiembre de 2010

Repollo y patatas nuevas con ajo, limón y pimentón


Un plato de cazuela casi otoñal pero fresco y ligero


Corta medio repollo (col blanca) en dos partes sin quitarles el troncho. Hierve los dos cuartos de repollo durante tres minutos en agua con sal, el zumo de un limón y los dos cascos del limón exprimidos (mejor sin tratar y, en cualquier caso, bien lavados). Retira el repollo y escúrrelo bien.




Añade al agua una cucharada de margarina y echa unas patatas nuevas sin pelar, previamente restregadas con un estropajo de metal hasta quitarles los puntos negros.

Corta el repollo hervido en tiras finas, pon una cucharada de margarina y aceite de oliva en una cazuela de fondo grueso y rehoga cuatro dientes de ajo laminados. Cuando el ajo se empiece a encoger, agrega las tiras de repollo y remueve hasta que se impregnen. Añade agua de cocción hasta mitad de la altura, tapa y deja que se haga a fuego mediano.


Destapa de vez en cuando para controlar que no esté seco y añade más agua si hace falta (cuanta más añadas, más sabor). Cuando el repollo esté tierno y el agua de la cazuela se haya consumido casi por completo (alrededor de una hora), agrega a la cazuela una cucharadita de pimentón y un manojito de perejil picado incluidos los tallos.

Remueve una vez más y sirve con las patatas y un buen chorro de aceite de oliva crudo.

10 comentarios:

  1. Nina siempre que te visito se me pasa por la cabeza volverme vegetariana y es que me gustan tanto las verduras y las frutas que no sé que hago comiendo carne! te lo digo en serio, cada vez la como menos!
    Este plato me recuerda mucho al chucrut aunque con un sabor mucho más amable!..
    Me encantó, te prometo que lo hago muy pronto!
    Ah, pronto publicaré una receta que te dedicaré.
    Un fuerte abrazo para ti!

    ResponderEliminar
  2. Soy la única en casa a quien le gusta la col, pero esta vez se la van a comer sin rechistar. ¡Qué rico!!

    Ya estoy por estos lares, Nina. he agasajado a mi papá, que está flojucho, con muchas de tus exquisiteces este agosto. Me sugirió que te diera las gracias en su nombre.
    Mua

    ResponderEliminar
  3. Qué buena forma de cocinar el repollo, me encantó!! Y las papas cocidas así con cáscara son sabrosas y nutritivas!! Buen fin de semana. Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Milena, qué bonito lo que me dices! Si cruzas la línea, aquí te estaremos esperando para hacer fiesta, los animales en primera fila para agradecerte :-)
    Tienes razón, este repollo tiene más o menos la textura del chucrut pero el sabor es más suave. Me encanta el chucrut, siempre tengo alguna lata.
    Espero con MUCHAS GANAS esa receta, qué honor!
    Un beso grandote, "vecina".


    Josita, holaa! Sí señora, ésa es una mujer con las faldas bien puestas, "yo cocino y tú te lo comes sin chistar".
    Lamento que el papi siga con molestias, mis mejores deseos de que se mejore y una sonrisa emocionada por su agradecimiento, que comparto con la gran cocinera que le ha preparado las recetas.
    Besitos felices de verte, aunque ya he estado viéndote en tu blog y hasta te he dejado algún mensaje que el Sr. Blogger no ha querido aceptar.
    Buen septiembre, guapa!


    Caro: me alegro de que te haya gustado! Las papas nuevas son bombones de la tierra, incluida su piel que es muy finita. Es una de las hortalizas que espero con más ganas, cuando llegan comemos papas todos los días.
    Un beso grandote y feliz primavera, que ya te llega!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Nina, me llevo esta receta y la del brócoli.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Delia querida, llevate todo lo que quieras que me hacés un honor, además sé que estará en muy buenas manos :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Mmmm, suena rico. Nunca he comido el repollo con pimentón, sino de la forma en que se toma aquí en Aragón: hervido con las patatas, escurrido y luego rehogado con aceite, ajo tostado y harina ... Pero es bueno saber una alternativa ^_^

    Probaré...

    ( puff qué semana!, ^_^ tuve más encargos.. Inauguré las "fiestas Pirata"... YA HABLAREMOS ... Besos gordos!)

    ( por si no sale: soy femme)

    ResponderEliminar
  8. Femme, los argentinos metemos pimentón hasta en el café con leche. Probaré tu receta aragonesa, el repollo me gusta de todas las formas pero ésta me ha hecho tilín.

    Así que semana movida, biennn! Me pasaré a ver la fiesta pirata, en estos días no he salido de mi cabeza, por suerte voy a mil... pero para una fiesta pirata saldré con gusto!

    Un beso, cariña, mira que eres buena.

    ResponderEliminar
  9. que bonito ver una receta que dice "repollo"...jajajajaj.
    Sintiéndome en casa :)
    Slds.

    ResponderEliminar
  10. Seas, hola!
    Qué bonita es la palabra repollo... repollito, arrepollado :)
    Y qué bonito es sentirse en casa, me alegro mucho.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario