sábado, 9 de octubre de 2010

Salsa fría de pimientos, altramuces y melisa


En casa no se consumían altramuces (lupinos, lupines) hasta que el otro día los vi y me antojé. Después de comerme unos cuantos así como vienen (¡y de descubrir que me gustan!), se me ocurrió que tenían que servir para muchas otras cosas. 

Desde entonces los puse en varias ensaladas, con buenos resultados porque no solo aportan sabor sino también textura. Y ahora se me ocurrió hacer esta salsita, que nos ha gustado mucho y que quiero compartir con vosotros.

Simplemente, se pone en la batidora un puñadito de altramuces sin pelar, unos pimientos de lata con una cucharada de su jugo, un chorrito de aceite si se desea, un pelín de ajo en polvo y un ramito de melisa u otra hierba fresca. Las cantidades, a ojo y voluntad.

Queda una salsa espesa, sabrosa e indicada para una dieta hipocalórica.

La serví con alcachofas cocidas y trigo burgol hervido 7 minutos (1 parte de burgol + 2 de agua de cocción de las alcachofas) y aderezado con un poquito de margarina.



Según he leído, los altramuces son útiles para regular el colesterol y están cobrando importancia como proteína vegetal. Sus propiedades parecen ser tantas y tan variadas que os invito a buscar en Internet porque puede ser un recurso muy apetitoso para mantener o mejorar la salud. 
Además, ¿quién se puede negar a un miembro de esta familia tan bonita?

Foto de Kuka

8 comentarios:

  1. Buenísimo post!! Los lupines (altramuces, no sabía que les decían así), me gustan desde chica...Te pasaste, muy buena receta e información!!! Las flores son bellísimas y cuantas propiedades tienen!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Car(iñ)o, vos sos un tesorito, te puedo adoptar?
    A mí también me encantó conocer la palabra altramuz, suena muy Mil y una noches.
    En estos días deben de estar floreciendo los lupinos de Bariloche, nos vemos allá con la imaginación, dale?
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué interesante! yo solo los he coido como aperitivo pero sabía qu sepodia hcer harina de ellos. Esto hay que experimentarlo. Bsss

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Alquimia. Lo de la harina no lo sabía pero me interesa, lo averiguaré. Mientras tanto he hecho otras cositas parecidas pero distintas, si salen bien os contaré.
    Un beso y que termines bien el finde!

    ResponderEliminar
  5. Sólo probé altramuces en una ocasión y me gustaron, así que con esta receta ya no tengo excusa para no comprarlos. El color de la salsa es precioso. ;)

    ResponderEliminar
  6. Hola Haruhi! Estoy comprobando que los altramuces no son unos superventas, mejor, por fin algo asequible y no tan explorado.
    El color tiene poco que ver con los altramuces pero sí, era precioso :)
    Un beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  7. Sigo vivaaaaaaaaaaaaa!, jajaja, quién lo diría, hasta yo llegué a dudarlo un día... pero SÏIIIIIIIIII, HE SOBREVIVIDO A LOS PILARES!, jajajja, y acaá estoy, para darte un beso gordo, un tirón de orejas por las fotos ^_^,(( he de decir que se las envié a mi padre pero sin abrirlas ( espero que las fotos fueran lo que decían y no alguna "Salvajada rara " , ajajjaja) porque ya sabes de """mi amor""" a verme en foto ( JUAS) )

    Pero mil gracias.

    Estoy de trabajo hasta los topes, pero creo que la semana que entra podré dedicarme a probar todos vuestros regalicos, y a hacer nuevas probatinas. Ya te iré contando.

    Qué tal todo?

    Sabes que nunca comí altramuces? CReo recordar que cuando era niña los ví vender en alguna parte, pero nunca he comido.

    Tiene buena pinta esa salsa. Creo que podría inventar algo con ella. Probaré .

    ¿ dónde se compran los altramuces?, en herboristería?

    Besos gordos a toda la tribu

    ResponderEliminar
  8. Cachis, me chafé la sorpresa porque empecé por el otro comentario, me alegro mucho de que hayas sobrevivido! Pero niña, los Pilares aún no han terminado, seguro que llegarás entera?
    Las fotos eran unas escenas que me bajé de un sitio, supongo que eran de tamaño muy grande porque ponía XXX :-P (ábrelas, te gustarán :)
    Los altramuces los venden todavía en alguna parte, por ejemplo en Carrefour con los demás encurtidos... (qué es eso de herboristería si son de toda la vida?!).
    Dentro de poco pondré unos patés de altramuces, tienen su punto.
    Y ahora me voy a cenar sándwiches cerrados con el aparatejo (shhh, que el blog todavía no lo sabe, es que hasta hoy no le había cogido el tranquillo). No sé si recomendártelo, casi que no, salvo que sean para consumir enseguida.
    Besos recibidos y retribuidos, y tú sigue viva, por favor.
    :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario