miércoles, 8 de diciembre de 2010

Falafel como me gusta a mí


Quienes opinan que la cocina vegana es sosa o aburrida, seguramente no han probado los falafel.
No me refiero a esos buñuelitos de garbanzos cocidos que se suelen despachar por falafel, y tampoco a las minihamburguesas semiindustriales de los bares paquistaníes, que no están mal pero no tienen lo mejor del verdadero falafel recién hecho: la corteza bien crujiente y el interior jugoso, blando y sabroso.

Como todo plato popular, es barato y fácil. Tal vez hagan falta algunas pruebas para perfeccionarlos, pero en todos los casos serán deliciosos. Ahí vamos.

Necesitamos:
  • 2 tazas de garbanzos crudos remojados 4 horas como mínimo (medidos ya remojados)
  • 1 cebolla mediana en trozos
  • 2 dientes de ajo triturados
  • 3 cucharadas de hojas de perejil (o parte de perejil y parte de cilantro)
  • 2 cucharaditas de cominos molidos
  • 1 cucharada (o más) de harina común
  • 1 cucharadita de levadura para repostería 
  • sal a voluntad
  • Aceite para freír


Preparación:

  1. Escurrir muy bien los garbanzos.

  2. Poner todos los ingredientes menos la levadura en un robot y triturar, si es posible con movimiento intermitente, hasta obtener una arenilla gruesa. No debe quedar una pasta porque entonces los falafel resultarían secos.

  3. Aproximadamente, el punto de molienda se reconoce cuando, al aplastarla con una espátula, la mezcla se compacta (parte izquierda de la foto siguiente).

  4. Dejar un rato en reposo.

  5. Añadir la levadura y mezclar bien.

  6. Moldear las bolitas: mojarse las manos, sacar una cucharada de masa, ponerla en la palma de una mano y apretarla bien para escurrir el agua, pasarla a la otra mano y apretar, por último hacerla rodar entre las palmas para obtener una bolita del tamaño aproximado de una nuez grande. Continuar así hasta terminar toda la masa.



    Atención: si la masa no se moldea porque está demasiado húmeda, hay dos soluciones: una es envolverla en un paño de cocina y retorcer las puntas hasta quitarle toda el agua posible, la otra es añadir más harina. La primera es la ideal porque un exceso de harina hace que los falafel queden secos. La regla aproximada sería: si está muy húmeda, quitarle el agua con un paño; si poco, añadir 1-2 cucharadas de harina, pero no más.
    Atención II: las bolitas no tienen que quedar muy compactas, solamente lo necesario para que se puedan moldear. Si se ven algo flojas no importa, con el calor quedarán firmes.

  7. Freír los falafel en aceite profundo a temperatura no demasiado alta para que se hagan bien por dentro. Lo ideal es ponerlos con el aceite caliente, bajar un poco la temperatura para que se terminen de cocinar y subirla otra vez para que se doren.

Sugerencias de servicio:

  • A la manera de los bares paquistaníes, con pan pita, rodajitas de zanahoria hervida, cebolla frita, ajo frito y salsa de tomate. Se sirve todo por separado y cada cual se lo monta como quiere (esta combinación tiene proteínas completas y de excelente calidad).

  • Emplatados con una ensalada verde y salsa de tahina.
     
  • Un poco más pequeños como aperitivos.

Salsa de Tahina: poner en la batidora 1 taza de tahina, 2 dientes de ajo, el zumo de 1 o 2 limones y sal. Batir mientras se va añadiendo agua fría hasta obtener una salsa ligera (más o menos media taza). Guardar en el frigo hasta el momento de usar.
La tahina (tahine, tahin) es una pasta de sésamo que se vende en herbolarios y en tiendas paquistaníes. Si no se consigue, se pueden moler semillas de sésamo con un molinillo casero.

----------------

24 comentarios:

  1. con tu permiso me copio la receta, me encanta

    ResponderEliminar
  2. Pues, a veces el falafel se me hace muy pesado...pero este parece ligero y apetecible. Además, tu receta tiene todos los detalles para no equivocarse...es que tu vales mucho nena!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Srta. Mandarina: honor que me haces, para eso la he puesto!
    Un beso, guapa.


    María: si lo has tomado en un doner, ya el olor a fritura se hace pesado. Estos salen ligeros y no absorben nada de aceite, ya verás.
    Recuérdame que te mande el talón por el coaching psicológico ;-)
    Un besazo (qué bonito que estés ahí)

    ResponderEliminar
  4. Hola: yo nunca los hize con los garbanzos crudos, probaré a ver qué tal??

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los falafel, los hice hace muy poquito, y están tan ricos! Yo prefiero hacerlos planitos y al horno o en la plancha, para que cojan menos aceite, pero es cierto que fritos están tan buenos!

    ResponderEliminar
  6. No conocía esta receta, pero la prepararé en cuanto tenga ocasión. Me ha encantado!!
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    La única vez que probé a hacer una receta de falafel, la experiencia no debió ser buena porque descarté repetirlos...
    Sin embargo, viendo los tuyos y oyendo algunos comentarios, me dan ganas de repetir y constatar que saben tan bien como aparentan y como decís...
    Ya te cuento...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Mijú, hola! Seguro que te quedará riquísimo, verás que los garbanzos se cocinan por completo. Después si quieres me cuentas, sí?
    Un beso.


    Lunática: probaré a hacerlos planitos y al horno, ahora que lo pienso podría llenar toda una bandeja y después cortarlo en cuadrados, gracias por la idea!


    Kanela: estoy segura de que te gustarán, es que los garbanzos son mágicos, se pueden preparar de mil modos y todos son deliciosos.
    Besitos a ti, guapa!


    Calohe: a todos nos han fallado alguna vez, si quedan muy húmedos se desparraman en el aceite, si salen muy secos hay que tragarlos con agua, pero vale la pena insistir y después no vuelven a fallar. Menos aún a una experta como tú.
    Sí, por favor, me encantará que me cuentes!
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué rico! Me están apeteciendo unos falafel (y unas patatas asadas ya sea de paso, de tu anterior receta) sólo con ver las fotos, que hace un tiempo que no los pruebo, así que caerán dentro de poco seguro :D

    ResponderEliminar
  10. Nihacc, hola! Encantada de inspirarte comiditas, me haces sentir importante :)
    Un beso gordo!

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado muy bueno y mucho mejor como a tu manera,besos y abrazos,muchas bendiciones en Año Nuevo,te copio la receta y me quedo en tu blog para degustar tus otras maravillas,cariños y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  12. Hola Rosita, bienvenida!
    Acabo de mirar tu blog y se me ha hecho agua la boca, eres una cocinera estupenda.
    Gracias por tu visita y por tus buenos deseos, los retribuyo de corazón.
    Un abrazo trasandino (soy argentina) con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  13. Los voy a hacer ahora mismo para comer a mediodía :)
    Ya te contaré.

    Muchas gracias por el blog, tienes unas recetas maravillosas!!!!

    Besos

    -Caye.

    ResponderEliminar
  14. Caye, pero qué bonito, me hace mucha ilusión que los pruebes... y que me cuentes... y que te guste el blog... y que seas un encanto!
    Te espero con muchas ganas.
    Besos y gracias a ti!

    ResponderEliminar
  15. hola!! he descubierto la web por casualidad y me ha entrado hambre solo de ver esta receta :-)
    ¿Sabeis alguna salsa para acompañarlo y que sea suavecita? Gracias!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Isa, bienvenida!
    Me alegro muchísimo de que te haya gustado!
    La salsa de tahina que figura en la receta es suave, incluso le puedes poner menos limón. Pero también los puedes acompañar con una salsa de tomate fresco solamente calentado en la sartén sin que llegue a cocinarse, si quieres con un ajito laminado y bastante perejil picado.
    Si quieres más salsas avísame que las buscamos entre las dos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Riiiiiquisimos, como diria el tigre jajaja. La verdad estaba un poco escéptica pues me parecía un plato "muy elaborado" pero con esta receta son sencillísimos de hacer y quedan deliciosisímos...mil gracias...k.
    P.D. Nuestra última experiencia de falafel fué con una mezcla precocida que conseguimos en una tienda hindú...no hubo manera de que funcionara.

    ResponderEliminar
  18. dfghkfxlkv: (he tenido que copiar y pegar tu nombre para no equivocarme :)
    Me alegro muchísimo de que te gustaran, gracias a ti por contármelo!
    Vi esas mezclas en un hiper y tenía pensado comprar una cajita para probarla, me has salvado del chasco, así que gracias otra vez.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, eso de andar por casa tu cocina... yo te daba 3 estrellas michelin por lo menos.
    Con estas receticas mi maridin va a comer verdurita de la buena sin rechistar. ¡MUCHAS GRACIAS!

    ResponderEliminar
  20. Hola Anónimo! Vaya manera de levantarme la autoestima, así no hay lunes que se me resista!
    Gracias a ti por ser tan buena, y para la próxima desanonímate así nos vamos conociendo!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. qué ricos estos falafel! con tu oermiso te tomo prestada la receta.

    ResponderEliminar
  22. *Eva*: con mi permiso, mi beneplácito y mi agradecimiento!
    Espero que te gusten!

    ResponderEliminar
  23. Que bé! Una recepta de falàfel! I tinc tahine a casa... Doncs som-hi!
    Gràcies!

    ResponderEliminar
  24. LaMirandolina, pues entonces, manos a la obra! Que los disfrutes :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario