martes, 24 de mayo de 2011

Champiñones rellenos de zanahoria y frutos secos

 Un plato vistoso y dulzón para variar un poco


Los champiñones:

Lavar y secar 18-20 champiñones blancos grandes, quitarles los tallos y reservarlos.


El relleno:
  • 5 zanahorias medianas
  • 2 galletas María (típica galleta redonda para la merienda, aunque lo ideal, si los conseguís, serían dos o tres amaretti italianos)
  • 5 nueces
  • 1 cucharada de margarina
  • sal, pimienta blanca y nuez moscada

- Cocer las zanahorias, hacerlas puré y mezclarlas con las galletas y las nueces trituradas.
- Añadir la margarina derretida y condimentar con sal, nuez moscada y bastante pimienta.
- Tiene que quedar una pasta firme, si se ve muy blanda, añadir una cucharada de harina o de avena fina.


La salsa:
  • 2 cucharadas de aceite o margarina
  • los tallos de los champiñones cortados en rodajitas
  • 1/2 puerro (parte blanca) picado
  • 1/2 litro de leche de avena u otra leche vegetal
  • gotas de vinagre balsámico
  • sal, pimienta y estragón
  • granillo de almendras para espolvorear

- Saltear cinco o seis tallos de champiñones en aceite o margarina hasta que queden bien tostados. Reservar.
- Rehogar el resto de los pies de champiñones junto con el puerro sin que cojan color.
- Echar la leche y el estragón y cocinar hasta que los tallos estén tiernos.
- Batir y condimentar con el vinagre, la sal y la pimienta.


Cocción y emplatado:

- Calentar el horno al máximo.
- Poner los champiñones en una bandeja de horno y rellenarlos.




- Rociar con aceite y hornear hasta que los champiñones se oscurezcan y el relleno se vea compacto y ligeramente tostado (unos 20 minutos).
- Servir sobre una base de salsa con los trocitos de tallos reservados, unas hojitas más de estragón y el granillo de almendras.

La cocción breve a alta temperatura hace que los champiñones casi no se encojan, el poco jugo que sueltan queda en el interior y cae al cortarlos, mezclándose con la salsa.

¡Espero que os guste!

6 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado! Los champiñones rellenos me encantan, y esta receta tan original me viene de perlas para variarlos. Qué buena idea, usar amaretti combinadas con las zanahorias! Y la salsa estará para mojar pan y no parar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. cuanto me gustan a mi los champiñones! y tu receta lleva una combinación de sabores muy interesante, me encantaría probarlos!

    ResponderEliminar
  3. Nunca se me habría ocurrido mezclar galletas con zanahoria para rellenar champiñones! Tendré que probarlo... ñam ñam

    ResponderEliminar
  4. Akane, hola! No sabes cuánto echo de menos los amaretti, los compro en el Corte Inglés cuando voy a Barcelona, y eso si no acabo antes metida en un chino.
    Me alegro de que haya gustado la receta, guapa.
    Un beso.


    Benedetta NuezMoscada, tú los amaretti los consigues en cualquier parte, así que anímate a probar la receta con ellos!
    Bacioni.


    Hola Nefer. No es mérito mío, en la cocina italiana hay muchos platos salados con verduras dulces (zanahoria, calabaza) y galletas también dulces.
    Pruébalos, maca, y después si quieres me cuentas.
    Petons.

    ResponderEliminar
  5. Nina...Qué lindos quedan con el naranja de las zanahorias!!! Me encantaron y la voy a probar urgente!! También me gustó la salsa...Gracias por pasar por mi blog...Te mando un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Caro! Me alegro mucho de que te gusten.
    Pasar por tu blog es un placer, no voy más seguido porque no tengo tiempo ni para el mío, pero me gusta saber que estás ahí.
    Un beso grande y buen fin de semana para todos!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario