lunes, 9 de mayo de 2011

Verduras cremosas de dieta-dieta



A poco más de un mes del verano, a 7 kg de mi peso racional y a 15 de aquellos con los cuales mi marido está legalmente casado, he tomado una vez más la decisión de ponerme a dieta.
No consumo dietas de moda pero, aunque sea por la emoción de haber encontrado una que es vegetariana, al menos por esta semana probaré la dieta de la avena. Con alguna licencia, porque no he querido salir a comprar verduras cuando tenía otras en casa.

Y así salió esta ensaladita cremosa casi sin aceite que, por increíble que parezca, está muy buena.
  • Corta en cubos dos berenjenas medianas y ponlas a fuego bajo en una sartén o cazuela de fondo grueso, sin aceite ni nada, hasta que queden bien encogidas y tiernas.

  • Sube un poco el fuego y echa en la misma sartén medio pimiento rojo troceado y medio puerro en rodajas. Asa a fuego fuerte solo hasta que se chamusquen un poquito.

  • Pela una naranja grande, quítale las semillas si las tiene y bátela con 1 cucharadita de aceite, un chorro de vinagre de manzana, una cucharada de tomate frito (passata, puré de tomate, tomate triturado) y una cucharadita de cuatro especias (mezcla de canela, jengibre en polvo, nuez moscada y clavo que uso a menudo).
    Si no estás a dieta le puedes poner más aceite y quedará más rico.


  • Junta las verduras, salpimienta al gusto, echa el batido y remueve. Al ratito verás que la berenjena ha absorbido todo el líquido.

  • Sirve fría.

6 comentarios:

  1. receta light genial! verduras de estación gustosas y ligeras y el batido de naranja con especias... debe quedar maravilloso! ^^
    un abrazo
    Benedetta

    ResponderEliminar
  2. ¿Y a esto le llamas dieta?.
    Esta receta es un pecado, para chuparse los dedos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Se esté haciendo dieta o no, es un plato delicioso! Me gusta mucho cómo combinan las verduras con la naranja, debe estar muy rico!

    Un abrazo, ánimo con esa dieta.

    ResponderEliminar
  4. Uma receita maravilhosa esta, adorei. já está anotada. Um abraço, Marta.

    ResponderEliminar
  5. Yo también necesito ponerme a dieta, que me he puesto 8 kilos encima en un año y casi no me reconozco, arggg. Esta receta tiene una pinta estupenda. Me sorprende con agrado la naranja. Mañana mismo la preparo para la cena. Ñam!
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Benedetta: es que la naranja da mucho... jugo! Va con todo y es muy divertido usarla para cocinar.
    Un beso.


    Lemon and Clove: a ver... sin sal y sin aceite sabe un poquito a dieta, pero igualmente se deja comer ;)
    Besos a ti.


    Akane: tú confirmas lo que decía antes, la naranja no es solamente para el desayuno o el postre.
    (Cariño, cómo me has adivinado, el ánimo ya me está flaqueando y lo demás no, gracias por el empuje).
    Y un besazo!


    Marta Benicá: y yo adorei tu blog, ese Bombom de taça está para dejar la dieta y no lamentarlo!
    Bienvenida, estoy muy contenta de haberte conocido!


    Josita, amore, perdón por meterme pero bájalos ahora que eres joven, después los condenados te cogen cariño y no se van ni a palos.
    De todos modos, con esos kilitos seguro que sigues siendo preciosa.
    Un besabrazo y buen finde!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario