viernes, 17 de febrero de 2012

Pasta con brócoli "tojunto"


Un plato ideal para el finde porque se hace solo

Este es un procedimiento muy habitual en Italia, no se hace solamente con brócolis sino con cualquier hortaliza picada o que se desgrane. La idea es que los trocitos se metan dentro de la pasta, por eso se suele elegir el formato hélice/tirabuzón (fusilli si compráis pasta italiana, como os suelo recomendar).

  1. Pon a hervir 2 litros de agua en una olla donde después quepan también los brócolis.
  2. Mientras tanto, corta una cabeza de brócoli: las florecitas de cuajo y bastante pequeñas, el tronco en cubitos.


  3. Echa tres cucharadas de aceite de oliva aromático en un recipiente profundo y pequeño (el cacito de la foto mide 6 cm de diámetro, de venta en los mejores chinos), añade dos o tres dientes de ajo laminados y hierve despacito sobre una llama pequeña hasta que el ajo se encoja. Apaga el fuego y reserva.



  4. Cuando el agua hierva, ponle sal, 150-200 g de pasta y el tronco en cubitos. Remueve y deja a fuego alegre.
  5. Cinco minutos después, añade las flores cortadas, remueve y cuece hasta que la pasta esté al dente.
  6. Escurre y mezcla enérgicamente con el aceite y el ajo para que algunas flores se deshagan y los trocitos se metan dentro de la pasta.
  7. Sirve enseguida, espolvoreado con pimienta de colores.


9 comentarios:

  1. Uy, esto lo hice el otro día! Con espirales también. Y yo sin saber que era una técnica italiana, jaja! Qué bien, ahora me siento menos vaga y más profesional :D ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ay sí, me encanta mezclar la pasta estilo fusilli con verduras y darles meneos para que se entremezclen trocitos en las hendiduras de la pasta! Con brócoli me parece una combinación ideal, es una de mis verduras favoritas, pero por desgracia mi novio no comparte mi pasión por ella :P
    Pues todo para mi, jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Nihacc: es que tú te conectas con el inconsciente colectivo, cuando quieres te vuelves italiana!
    Beso y buen finde!


    Akane: por suerte el brócoli es fácil de hacer para uno solo. Y cuando a tu novio le empiecen a gustar llorará por todo el brócoli derramado en su vida, ya verás.
    Cariñotes.

    ResponderEliminar
  4. Nina linda!
    Vuelvo a mis raices un tiempito y me recrearé con las cositas que me muestras.

    Me nutres y te admiro.
    Muacss

    ResponderEliminar
  5. Juremita, si me dejas te nutro literalmente, así nos admiramos un rato juntas :)
    Besos, corazona.

    ResponderEliminar
  6. ¡Dios mío el tiempo qeu hacía que no te dejaba un comentario!.
    HIja es que ando mas liada...
    Pero que conste que sigo leyendote.
    Esta receta me parece genial.
    Yo le pondría queso pero vamos que si él también tiene que estar de fábula.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  7. Wivith, no te lo creerás pero ayer te he estado recordando.
    En estos tiempos yo tampoco estoy toda conmigo, parece que es epidemia.
    Me encanta que te guste la receta y sí, con parmesano rallado está buenísimo, por eso lo he aclarado.
    Bienvenidos esos pochoncicos, un beso gordo para ti.

    ResponderEliminar
  8. Pues tojunto me lo comeria yo, me gusta mucho la pinta que tiene. Besos

    ResponderEliminar
  9. Rosa: me alegro de que te guste, un abrazote!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario