lunes, 28 de mayo de 2012

Quenelles de coliflor con puré de sus hojas


Dos etapas, dos recetas

Vamos a utilizar una coliflor grande, fresca y con muchas hojas sanas. La lavamos, le quitamos todas las hojas y reservamos las que están buenas.

Primera receta:

  • Cuece la coliflor al vapor como en esta receta y rehoga las hojas troceadas (pencas centrales y hojas verdes) con cebolla, tomate, pimiento, sal, pimienta y tomillo. Cuece hasta que las pencas estén tiernas, añadiendo un poco de agua caliente si hace falta.
  • Sirve la mitad de la coliflor con la mitad del salteado.


Al día siguiente:

  • Tritura solo las cabecitas de la otra mitad de coliflor sin que quede una pasta lisa, lo mejor es usar una batidora de manivela.
  • Añade:
  • 1 diente de ajo muy picado
  • 1/2 taza de cacahuetes molidos (que queden algunos trocitos)
  • 2 cucharadas de uvas pasas
  • 3 cucharadas de harina de rebozar sin huevo
  • sal, pimienta y 1/2 cucharadita de cinco especias
  • Mezcla bien, forma las quenelles con dos cucharas, pásalas por pan rallado, rocíalas con aceite y cocínalas en el horno a temperatura moderada.



Pasa lo que quedó del salteado de pencas por una batidora eléctrica y sirve esta salsa con las quenelles, todo rociado con aceite.




10 comentarios:

  1. Precisamente el otro día, mientras preparaba una coliflor, me preguntaba si se podrían aprovechar alguna de sus preciosas hojas... ¡me has dado la respuesta! Tengo que probar tu receta pronto porque además, para variar, tiene una pinta deliciosa. Que nadie diga que la coliflor es aburrida o sosa :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Akane! Y tanto que se pueden aprovechar, en tortilla y hasta en ensalada como aquí http://goo.gl/flFCg.
    Y ahora me apunto a los usos que le encontrarás tú :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. me gusta como la coliflor se está poniendo tan de moda en la cocina, aprovechándola más allá que rebozada en huevo o ensaladas.
    Recién hice una pizza usando como base coliflor horneada y anoche casualmente me estrené con una salsa de coliflor para pasta.
    Tengo pendiente la publicación de estas recetas.
    tu sugerencia me gusta en el tanto más que hasta las hojas se aprovechan, sin duda a disfrutar por montones de los ricos sabores que se miran!

    ResponderEliminar
  4. Luis, qué bueno que se ponga de moda, con las propiedades que tiene y lo rica que es.
    Estaré atenta a tus recetas, en particular la pizza me ha hecho tilín.
    Y qué bonito eso de mirar los sabores, gracias!
    Un abrazo, buen amigo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Nina! Sei un amore!! Gracias por tu preocupaciòn. Pues si, por aqui se sintieron vibraciones, pero la peor parte la estàn viviendo en Emilia, un desastre mira! Ya con los problemas actuales hay que sumar èsto! Esas quenelles me encantan, como toda tu cocina. Un bacione.Sil.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sil, estamos muy preocupados, la zona del terremoto es donde vivíamos y ahí están nuestros amigos, una vive justo en el epicentro. Me alegro de que por tu zona haya sido leve.
    Y también me alegro de que te haya gustado el plato, baci a te.

    ResponderEliminar
  7. Vaya, nunca he cocinado las hojas de la coliflor... así que imagínate la sorpresa que me has dado!
    La próxima vez lo haré sin duda. Besos

    ResponderEliminar
  8. Miss Migas: pero no te cortes, invéntales más usos que están buenísimas (y cuéntamelo así te copio ;-)
    Gracias a ti y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. k plato tan delicioso, nunca se me hubiera ocurrido..

    Muaks
    Carmen
    www.dietamediterraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Hola Carmen: seguramente se te hubiera ocurrido si te sobraba la primera "etapa" como a mí :)
    Retribuyo los muaks!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario