sábado, 15 de septiembre de 2012

Puré de paquete con sabor y color


Y el puré se convierte en protagonista

No es una receta sino un juego para variar los sabores según lo que vaya cayendo: agua de remojo o de cocción de verduras, tomate fresco batido con agua, zumo de naranja diluido o lo que se nos vaya ocurriendo.

En este caso fue la guarnición de un salteado de setas y tofu con salsa de soja. 
Utilicé el agua de remojo de los tomates y setas de la ensalada de pasta para picnic que puse en la entrada anterior, completé el medio litro con agua del grifo y puse a hervir, apagué el fuego y eché un sobre de puré en copos y una cucharada de margarina. Al final, unas almendras machacadas para dar textura. Una delicia total, gratis y en un pispás.

Espero que os guste y que me deis más ideas.
¡Feliz fin de semana!


2 comentarios:

  1. Pero que buena idea, es genial, mi madre decía que en la cocina quien mejor come es el fregadero y el cubo de la basura, lo he oido toda mi vida y es verdad, la cantidad de aguas de cocer verduras, pescados y mil cosas más que tiramos sin darnos cuenta que estamos tirando todas las vitaminas y nutrientes de los alimentos, intento no hacerlo nunca, con la de las verduras riego las plantas cuando no la utilizo para otra cosa y es fantastica para eso, por eso me encanta tu entrada, ojalá la gente se concenciara de que no se debe tirar nada y menos con la que nos está cayendo y la de gente que no tiene que llevarse a la boca. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosa, qué alegría verte. Y alegría también la que me das con tu comentario, qué sabia tu mamá. El agua de cocción de verduras solemos usarla para hacer pasta o sopa, ahora también regaremos las plantas. Los italianos, sobre todo tiempo atrás, usaban el agua de cocción de la pasta para fregar los platos. Y los sabores es un pecado desperdiciarlos, porque la verdad es que este puré estaba buenísimo. Me encanta que sintonicemos en la misma onda :)
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario