martes, 30 de abril de 2013

Alcachofas ajo y limón


 Mi receta preferida de alcachofas

Antes de ponernos el delantal, mi agradecimiento a quienes me han escrito en estas semanas de ausencia. Y un abrazo especial a los nuevos seguidores, que dieron por seguro que reabriría el blog cuando yo lo dudaba.
Lamento haber desactivado los comentarios pero no iba a poder contestarlos, ahora están habilitados y no veo la hora de que volvamos a charlar.
¡Un abrazo a todos!
^^^^^^^^^^^^^^^


Esta receta es ideal para las dietas que controlan el aceite, como las de Weight Watchers-entulínea. La he probado de la manera tradicional, con la verdura rehogada solo en aceite, y con agua y aceite como te muestro ahora, y la sorpresa es que la segunda forma nos ha gustado más a todos porque las alcachofas quedan muy jugosas.

¡Y ahora, al tajo!

  • Primero limpiamos las alcachofas:
    Les quitamos las hojas duras y las torneamos con un cuchillito bien afilado para dejarles solo lo blanco. Partimos el corazón en dos mitades y cada mitad en láminas de 2-3 mm (no hace falta quitarles la pelusa). Pelamos el tallo y lo cortamos en trocitos. Después de cada corte frotamos con medio limón para que no se oscurezcan.

Atención: en este caso las frotamos con limón porque la receta lleva esta fruta. Si las preparas con otros ingredientes que no combinen bien con el limón, sumérgelas en agua fría donde hayas disuelto unas cucharadas de harina.

  • Pon en una sartén antiadherente (mejor si tiene revestimiento de piedra) 2 cucharaditas de aceite de oliva y un chorro de agua
  • Calienta y, cuando hierva, echa un diente grande de ajo por cada alcachofa (o más si lo prefieres), picado.
    Cuando el ajo esté caliente, añade las láminas de alcachofa y remueve a fuego mediano sin dejar que se sequen (vé echando más agua caliente si hace falta, tienen que quedar cubiertas hasta la mitad).
  • Salpimienta y, para cuatro alcachofas, añade la piel rallada y el zumo de un limón grande.
  • Cuando las alcachofas estén tiernas pero consistentes (unos 2-3 minutos), echa otro poco de agua caliente y una cucharada de Bisto u otro espesante.

Para espesar las salsas es muy práctico hacer un roux de harina o maicena con un medio graso (margarina o aceite). Se mezclan las dos cosas hasta formar una pasta y se va añadiendo poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. ¡Y si estás a dieta, ajo (digo maicena) y agua!

  • Apaga el fuego, corrige los sabores si hace falta y añade 10-12 hojas de estragón fresco troceadas (o ponlo seco).
  • Sirve las alcachofas con arroz o pasta.

12 comentarios:

  1. Hola Nina.
    Vuelves por la puerta grande... una receta muy rica, y llena de vitaminas. Aunque no siga ninguna dieta especial será un placer probar estas alcachofas al limón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien que has vuelto!!!! Me tenías preocupada, además como no podía dejarte ningún comentario...

    Muy rica la receta, hay que aprovechar las alcachofas!!!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Para los que toman huevo, las alcachofas laminadas, sencillamente rehogadas en aceite, con huevos rotos. Manjar de dioses olímpicos en noche de fiesta.
    O de dioses nórdicos en noche de Walpurgis (o sea, esta noche). (A veces, si tengo prisa, uso las que ya venden fritas en Mercadona.)
    Besos innúmeros de tu fiel seguidora, que te ha echado de menos un quintal.
    Ah! Otra delicia que probé hace poco: Rodajas de queso de cabra de rulo,envueltas en fideos de arroz superfinos, ligeramente fritos y crujientes, con mermelada de tomate y salsa de manzana. De dieta no es, pero... Jo!
    Más besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nina, bienvenida!
    Nunca probe las alcachofas asi, me llevo la receta y luego te cuento, se ve un delicioso plato, hay que probarlo!!!
    sweetcakestoronto
    besos
    miri

    ResponderEliminar
  5. Hola Titaniii, gracias por los mimos, así da gusto volver!
    Sí, prúebalas, que desde la primera vez que las hice, en casa no las quieren de otra forma.
    Un abrazote.


    Nefer, amorcita, gracias! Los comentarios estaban desactivados pero dejé el contacto de email, por cualquier cosa te digo que está arriba a la derecha.
    Eso mismo, hay que darles sin piedad a las alcachofas antes que se vayan.
    Un beso gordo!

    ResponderEliminar
  6. A.S. guapa, solo de imaginarme una noche de fiesta en el Olimpo ya me hago una idea de cómo estarán esas alcachofas! Les pasaré la receta a mis hijos y cuando vengan les haré la del queso de cabra, gracias por los regalos!
    Retribuyo los besos con sed de tu agüita fresca, iré a buscarla a tus blogs (yo también te he echado de menos, por motivos varios).
    Un abrazocotote y, ahora sí, la seguimos!


    Miri, hola querida, gracias por venir! Espero que me cuentes cuando hagas la receta, ojalá les guste tanto como a nosotros.
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  7. A.S., "O de dioses nórdicos en noche de Walpurgis (o sea, esta noche)"... o sea que he llegado tarde, me puedes tramitar una prórroga para hoy, que no quiero perdérmela?
    Besitos nórdicos!

    ResponderEliminar
  8. He consultado a Wotan. Prórroga concedida. Te guardo un cuerno de aguamiel.

    ResponderEliminar
  9. Nina así que eran unas semanas sabáticas sin comentarios eh!!!jjjj
    Que bienvenida de nuevo.
    Que ricura de alcachofas :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. A.S., voy ya mismo a buscarlo, llevo manzanas para ti y para las (demás) brujas, gracias! :)


    Mijú: más que sabáticas fueron lunáticas (latu sensu).
    Gracias por la bienvenida, es un placer veros de nuevo!
    Besitos ♥

    ResponderEliminar
  11. En tus blogs me haces pensar y aquí me haces reír, tendré que pagarte :D

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario