viernes, 28 de junio de 2013

Fritos caribeños de maíz y coco



Esta receta es una variante del Coo coo de la isla de Granada que se incluye en The Book of Caribbean Cooking, de Lesley Mackley. La versión original no lleva coco rallado sino que utiliza leche de coco en lugar del agua. De uno u otro modo, os aconsejo que la hagáis, primero para la familia y después para sorprender a los invitados. Gusta a todos, ¡y es baratísima!

A estas alturas, creo que todos conocéis la sémola de maíz amarillo con la cual se prepara la típica polenta italiana. Aquí os comenté el tipo de producto que conviene comprar, y en la receta de hoy tampoco tenéis que usar una sémola muy fina porque los fritos se desharían en el aceite.

Las cantidades son para 4 a 8 personas, o más si los fritos se van a tomar como aperitivos.


Primero la polenta

  • Se puede preparar la víspera y guardarla tapada en el frigo, en el mismo recipiente donde la moldeéis. De cualquier forma, para calcular los tiempos, recordad que se tiene que enfriar para compactarse.
  • Calentar 850 ml de agua con un poco de sal y, cuando hierva, echarle en forma de lluvia 230 g de sémola de maíz y 10 cucharadas colmadas de coco rallado que esté bien fresco y aromático.
  • Cocer removiendo aproximadamente tres minutos hasta que se forme una masa blanda y, al remover, se vea el fondo del cazo.
  • Volcar enseguida en un recipiente aceitado de forma cuadrada o rectangular, alisar con el dorso de una cuchara mojada y dejar enfriar. Tiene que quedar de 2 a 3 cm de alto.
  • Cuando esté fría, desmoldarla sobre una tabla y cortarla en bastones o cuadrados.



La ensalada-salsa de guarnición

Mezclar:
  • 1 papaya fresca (poner también las semillas, en la ensalada o como decoración) o de lata. En vez de la papaya se pueden utilizar dos peras.
  • 1 cebolla picada fina
  • 1 pimiento verde alargado, picado fino
  • zumo y piel rallada de 1 lima (o piel de un limón y zumo de medio)
  • sal y pimienta negra en poca cantidad
  • perejil o cilantro picado
  • No lleva aceite


Terminación

  • Freír los bastones en aceite de girasol a temperatura media-alta hasta que estén crujientes por fuera y blandos por dentro.
  • Servir con la "salsa".


9 comentarios:

  1. Que buena tu propuesta Nina.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Tiene un aspecto fantástico! Qué pena que a mi chico no le guste nada de nada el coco, porque me encantaría probarlos con ese rico toque.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Akane, le puedes poner cualquier otra cosa: hierbas, frutos secos triturados, tomates secos picaditos. Si quieres, cuece la sémola en agua y sal hasta que esté en su punto, divídela en dos partes, añade a una el coco y a la otra lo que sea y después córtalas de distintas formas para no confundirlas.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Una receta muy fresca! También he visto que se "refrescó" tu imagen en el blog!
    todo tiene un colorido y una descripción que invita a degustar. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, hola! Pues sí, estamos de refrescamiento :)
      Gracias y un abrazo!

      Eliminar
  4. Nunca se me había ocurrido mezclar la polenta con coco. Y me encantan las elaboraciones saladas con leche de coco (usaré esta última para hacer la receta, porqué no tengo coco rallado y siempre hay un par de latas de leche de coco por casa).
    Por cierto, yo también uso esa marca de polenta. La compro en una tienda de productos rumanos que hay cerca de casa.

    Como siempre Nina, no dejas de sorprenderme.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... a mí se me ocurrió después de leerlo en el libro ;-)
      Tienda de productos rumanos, ya quisiera yo tener una cerca. Me gustan unos tomates verdes en conserva que probé una vez, están en el blog. Y también unas hojas de col.
      Un abrazote y buen finde!

      Eliminar
  5. !Qué platos tan originales nos presentas Nina...me encantan!.
    Anoté la marca de la polenta que recomendabas pero dos veces he estado ya en el Alcmpo y me he olvidado la anotación en casa.
    La mezcla del coco con la polenta tiene que estar muy rica y con ese acompañamiento una propuesta deliciosa para mi gusto.
    Te dejé un detallico en mi blog,porque aunque no participo en cadenas de premios y demás,tengo presentes siempre a aquellas personas de las que aprendo.
    Besicos y gracias por estos platos tan gratificantes.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario