miércoles, 12 de junio de 2013

Galletas rústicas de espelta y semillas


En un abrir y cerrar de paquetes de harina


Poner en el robot con la cuchilla de metal:


- 200 g de harina de espelta
- 100 g de harina de trigo común
- 3 cucharadas de cacahuetes salados (los normales de aperitivo)
- 1 cucharadita de semillas de hinojo
- 1 chorro de aceite de oliva
- 1 sobre de levadura química
- sal si se desea (tener en cuenta la de los cacahuetes)
- 1 cucharadita escasa de azúcar

  • Procesar para picar gruesos los cacahuetes y para que se mezclen todos los ingredientes.
  • Echar poco a poco el agua necesaria para formar una masa blanda que no se pegue.
  • Volcar en la encimera enharinada, aplastar, añadir 1 cucharada de semillas de girasol y amasar para repartirlas. Poner un poco más de harina si hace falta, no se tienen que pegar.
  • Estirar de 1 cm de grosor, cortar discos de 8 cm y asarlos en una plancha o una sartén de fondo bien grueso, limpia y seca, a temperatura moderada. Darles la vuelta un par de veces para que se hagan bien por dentro.

Utilizar en sustitución del pan, solas o rellenas.
Nota: en caso de argentinidad, cortarlos más chiquitos y llamarlos bizcochitos para el mate.

13 comentarios:

  1. Con semillas de hinojo pero que muy bien :)
    Que lindas galletas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, la verdad es que le dieron un toque agradable, al menos para mí. Gracias y un beso.

      Eliminar
  2. Todavía no conocía tu blog, me gusta mucho! Cada vez encuentro más inspiración en los blogs para experimentar en la cocina!
    Estas galletas tienen una pinta estupenda! Te sigo leyendo ;) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, bienvenida y gracias por los mimos! Vengo de tu blog y me ha gustado mucho, además de recetas hay mucho de ti misma y, sobre todo, contagias tu alegría. Volveré a por más!
      Un beso!

      Eliminar
  3. Unas galletas ríquísimas, y sanas 100%!!!
    Que bien el toque de los cacahuetes...
    Un beso, Nina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Titaniii, estas cosas pasan cuando dices "¿cómo puedo terminar estos cacahuetes para dejar de picarlos a todas horas?".
      Un besito a ti :)

      Eliminar
  4. !Qué buenas Nina y bien saludables!. Y otra cosa importante a tener en cuenta, que no hay que usar el horno.
    El otro día tuve en mis manos semillas de hinojo que vendían los del puesto de legumbres del mercadillo y al final no las compré.
    Pero estoy segura que con matalahúga también resultarán ricas.
    !Otra receta para hacer!.Gracias por compartirla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María! Tienes razón, no se calienta la cocina, no hay que esperar y tienen el gusto de las tortas campesinas hechas al rescoldo.
      Las semillas de hinojo no me faltan, se las pongo a las legumbres, ensaladas, etc. y también las tomo en infusión. Pero, como dices, cualquier anís le irá bien, tal vez en menor cantidad.
      Gracias a ti por venir, guapa!

      Eliminar
  5. Hola! Tienes una sorpresita en mi blog, Dulzura Vegana! Pasate, mira mi ultima entrada y ves bajando! Un beso.

    http://dulzuravegana.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Hola Aixa, maestra de dulzuras! Me voy con mucho gusto a tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ABY: tu comentario no salió publicado porque el blog no acepta anónimos.
    Podés ver lo de la espelta aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Triticum_spelta
    Saludos y buena mateada!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!! Acabo de descubrir tu blog y aunque no soy vegetariana, me gusta comer mis propias hortalizas y legumbres (que cultivo en mi pequeño huerto) y veo que tienes recetas muy interesantes de las que puedo aprender... incluidas estas galletas rústicas de espelta. así que me quedo por tu cocina.

    Un saludo,
    Marta ("sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, gracias por venir y por tus palabras.
      Tu huerto es nuestro proyecto dorado, que lo disfrutes mucho! Y tu blog es literalmente una delicia, en todo sentido.
      Espero que sigamos viéndonos, un abrazo!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario