domingo, 18 de enero de 2015

Crema de garbanzos con regaliz y patata


Ahora que llegó el frío en serio


Para 4-6 raciones

La crema de garbanzos

  • Pon 600 g de garbanzos cocidos en un cazo y cúbrelos con agua hasta dos dedos por encima. Mejor si utilizas el agua donde has cocido los garbanzos.

  • Añade al cazo una cucharada de tronquitos de regaliz en un filtro para té.
  • Hierve cinco minutos y deja enfriar.





  • Retira el filtro con el regaliz y escurre los garbanzos, reservando el agua.
  • Bate los garbanzos, añadiendo poco a poco el agua de cocción necesaria para obtener una crema bastante líquida, no un puré.
  • Añade dos cucharadas de margarina vegana, sal y poca pimienta blanca. No utilices más especias para no cubrir el sabor del regaliz, que será muy suave.

La crema de patatas

  • Pela una patata grande, córtala en trozos y cuécela en un cazo con agua hasta cubrir. Puedes usar el agua de cocción de los garbanzos para darle más sabor.
  • Retira un poco de agua y bate las patatas con una cucharada de margarina y un pellizco de sal. Añade el resto del agua si hace falta.

La crema verde

  • Bate dos cucharadas de pipas de girasol fritas, de las que venden para aperitivos, con una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de agua de los garbanzos y un manojo abundante de perejil. Tiene que quedar una crema densa.
  • Pon la crema en una manga.

Emplatado

  • Echa un cacillo de crema de garbanzos en un plato sopero, vierte crema de patatas en el centro y haz unas ondas de crema verde en la superficie.
  • Puedes añadir unas pipas de girasol, que se hundirán y serán unos tropezones muy agradables.



8 comentarios:

  1. La presentación se sale Nina ;-)))
    A mi también me encanta poner en recetas los minerales de las raices, hierbas... infusionadas.
    Y ahora te toca a ti servirme un plato bien grande jjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, guapa! Esta noche te pongo un platazo con pan de campo recién tostado, no me llegues tarde que se enfría!

      Eliminar
  2. Hola! :) he vuelto por estos mundos, como lo echaba de menos! veo que tu sigues por aquí, qué bien!
    Con regaliz?! :O me parece una idea fantástica, que sin duda la voy a poner en marcha.
    Te invito a que vuelvas a pasarte por mi blog, le he dado un lavado de cara, espero que te guste!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bárbara, qué bueno que estés otra vez en el blog, da tanto gusto dejarlo como retomarlo :) Acabo de pasarme y está precioso, felicidades y otro besote a ti!

      Eliminar
  3. Con lo que me gusta el sabor de regaliz, es genial! Además ayudará a hacer más digestiva la crema, que ya de por sí será mejor que tomar los garbanzos enteros. Buenísimas receta.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liliana, qué gusto verte! Como bien dices, el regaliz tiene un sabor delicioso y además "ayuda". Gracias por venir y por tu comentario, retribuyo el abrazo!

      Eliminar
  4. Impresionante la presentación e imagino que el sabor aún supera más el resultado. Besos y felicidades por este plato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse, muchas gracias por tu visita y por el elogio (sí, estaba rica :-).
      Un beso a ti ♥

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario