sábado, 16 de mayo de 2015

Pequeñas Tatin de tomate


Son tan monas que da pena cortarlas...
¡pero después te alegras de haberlo hecho!


Receta para cuatro raciones

Primero preparamos los tomates


  • Córtales la tapita a cuatro tomates bola maduros en su punto y bien redondos, vacíalos con una cucharilla, sálalos por dentro y ponlos boca abajo mientras preparas el relleno.
  • Bate lo que sacaste de los tomates y las tapas dejando algunos trocitos enteros. Ponlo en un colador sobre un bol para recoger el jugo. Remueve la pulpa con un tenedor para que el líquido cuele bien.

Ahora hacemos el relleno

  • Corta en cuadrados dos rebanadas de pan de molde integral (si tienes pan de campo, mucho mejor) y pica finas tres setas shiitake secas de buen tamaño, previamente remojadas. El pie de estas setas suele ser muy duro, deséchalo o úsalo de chicle como hago yo.
  • Fríe el pan y las setas en aceite de oliva hasta que se doren sin quemarse.


  • Pon el pan y las setas con todo su aceite en la batidora, junto con una cucharada de maicena, la pulpa del tomate y un manojito de perejil picado.
  • Bate con movimiento intermitente sin llegar a desmenuzar el pan. Si es necesario, añade líquido escurrido del tomate (el que quedó en el bol) para conseguir una preparación húmeda pero consistente.
  • Agrega dos cucharadas de levadura desamargada, sal, pimienta y lo que te guste para que quede bien sabroso. 

Al final, montamos y horneamos las Tatin

 


  • Rellena los tomates bien apretados sin dejar huecos.





  • Pon los tomates boca abajo en el centro de cuatro moldecitos para horno aceitados y espolvoreados con pan rallado.
  • Corta discos de masa quebrada del diámetro del molde y cubre los tomates con ellos, como para hacer una tarta Tatin tradicional. No aprietes la masa, déjala algo floja y formando algunos pliegues.

  • Hornea los moldecitos a temperatura moderada hasta que la masa se dore suavemente (unos 15-20 minutos).
  • Retíralos del horno y déjalos templar.



  • Desmolda las Tatin con cuidado de no quemarte y sírvelas con Salsa perejilada cremosa.

 

Receta de Salsa perejilada cremosa


  • Pon un manojo de hojas de perejil en el vaso de la batidora de inmersión, cubre con aceite de oliva, añade lo que quedó del líquido de los tomates, un chorro del líquido de remojo de las setas y 1/4 de cucharadita de goma xantana.
  • Bate hasta obtener una emulsión homogénea y salpimienta a tu gusto.

    La goma xantana es un emulsionante y espesante multiuso que permite hacer salsas cremosas y estables sin materias grasas porque se dispersa en los líquidos. Harás veganesas con poquísimo aceite, vinagretas con el aceite y el vinagre unidos, sopas frías con jugos de verduras o frutas en crudo, helados y mil cosas más.
 

4 comentarios:

  1. Que ideales quedan estas tatin, me quedo la receta.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias CrisyLaura, me alegro y que la disfrutes, un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Pues como no nos van a gustar si solo ver la foto ya apetece hincarles el diente! Quedan preciosas y tienen que estar deliciosas.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva, mira que eres un tesoro, gracias! Qué maravillas tienes en tu blog, me pasaré a hacer acopio porque me gusta todo!
      Beso ♥

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario