lunes, 8 de junio de 2015

Judías verdes con "semillas de cebolla" y coco (cena hindú)

Un plato distinto, suave y apetitoso
para cualquier ocasión

Tenía esta receta pendiente y aproveché una reunión informal para acompañarla con otros platos indios, todos servidos al mismo tiempo para no tener que levantarnos a atender nada. Estos orientales son unos genios, han inventado el bufé de sentados.

 

Receta de judías verdes (chauchas, vainas) con "semillas de cebolla" y coco

Las semillas de cebolla. Como ya sabemos, no son de cebolla sino de neguilla pero se venden con ese nombre en las tiendas de productos indios o paquistaníes y, cada vez más, en tiendas convencionales. Así tal cual no huelen ni saben a nada, pero tostadas son muy sabrosas. Las puedes sustituir por semillas de amapola pero el sabor no será igual.
  • Cuece 450 g de judías verdes enteras al vapor durante un minuto, retíralas y ponlas en agua fría para cortar la cocción y mantener el color.
  • Escúrrelas bien y córtalas en rombos. Hasta aquí lo puedes hacer con antelación.
  • Pon tres cucharadas de aceite de girasol en una sartén, añade una cucharada de semillas de neguilla y déjalas a fuego mediano, removiendo, hasta que empiecen a crepitar.
  • Echa las judías cortadas y remueve dos o tres minutos hasta que estén hechas pero consistentes.
  • Añade sal, guindilla en escamas y dos cucharadas de coco rallado, remueve para mezclar, añade más aceite si hace falta y sírvelas calentitas.

 

Cena hindú sencilla y resultona



  1. Judías con semillas de cebolla y coco (receta más arriba)
  2. Patatas con jugo de tamarindo y más jugo en salsera aparte
  3. Remolachas agridulces de bote, ligeramente escurridas y con un chorro de aceite de girasol
  4. Bhajis de acelga
  5. En el cestito detrás de la copa: papads/papadums comprados, tostados en sartén limpia
  6. Salsa HP inglesa (supermercados) y chutney de mango (Lidl)
  7. Tomates cherry y ciruelas mirabolán

    1. Los que están en el recipiente pequeño son tomates cherry, sírvelos junto con las ciruelas pero no mezclados y no olvides advertir a tus invitados de que las ciruelas tienen hueso.
    2) Los ciruelos de jardín de tu ciudad dan frutos comestibles muy similares a estos. Presta atención en primavera, cuando veas a una señora marroquí escudriñando un árbol, es que están en sazón.


Otras recetas con semillas de cebolla


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario