viernes, 24 de julio de 2015

Hamburguesas de garbanzo y algarroba con salsa griega


Para divertirse en la cocina y
desaburrir el paladar

Recordando a Cortázar, se podría decir que estas hamburguesas son "todos los sabores el sabor". Lo primero que notas es el chocolate que no lleva, sino que es harina de algarroba; después los tropezones de cacahuete y perejil, la textura blanda por dentro-crujiente por fuera y el toque dulzón que se contrarresta con la salsa. Más que una comida, una adivinanza para jugar en familia.

Ingredientes para 6 hamburguesas

 

Primer grupo

  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de cacahuetes molidos gruesos
  • 3 cucharadas de hojas de perejil picado
  • 1 cucharada de tallos de perejil cortados en trocitos
  • 1 cucharada colmada de harina de algarroba
  • 1 cucharada de salsa barbacoa
  • 1 cucharada de salsa de soja 
  • 3 cucharadas de harina común

Segundo grupo

  • aproximadamente 1/2 lata de cerveza
  • sal y pimienta

Preparación

  • Tritura los garbanzos en la batidora.
  • Añade los demás ingredientes del primer grupo y mézclalo todo a mano.
  • Si tienes tiempo, deja reposar la masa media hora. 

  • Vierte la cerveza poco a poco y remueve. Añade más harina o cerveza hasta obtener una pasta consistente, compacta y manejable.
  • Ajusta de sal y echa un poco de pimienta.

  • Cubre el fondo de una sartén con aceite y haz las hamburguesas de ambos lados con cuidado de que no se quemen. El punto de cocción no se puede controlar por el color porque las hamburguesas ya son oscuras, una solución es rascar la superficie con la uña para comprobar que esté bien sequita.

  • Sirve las hamburguesas con una ensalada y con la salsa griega.


Salsa griega (tipo tsatsiki)

  • Pela un pepino, quítale las semillas y córtalo en trocitos pequeños.
  • Mézclalo con 1 yogur de soja bien frío, el zumo de medio limón, aceite de oliva, sal, pimienta y eneldo.

Esta salsa se debe consumir enseguida porque después suelta agua. 
Si la quieres reservar:
  • Corta el pepino, sálalo y déjalo escurrir una hora en una tabla inclinada, retíralo y sécalo con papel de cocina.
  • Pon dos yogures de soja en un filtro de tela y déjalos varias horas (mejor toda la noche) cubiertos en la nevera para que escurran el líquido y se asemejen al yogur griego.





6 comentarios:

  1. Como siempre tan original e innovadora, me encantará probar estas burguers con la harina de algarroba. Felicidades y feliz verano. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, espero que te gusten. Felicidades y besitos también a ti ♥

      Eliminar
  2. Nina súper curiosas tus hamburguesas :-)
    Se ven tan ricas jjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, hola! Espero que también te sepan ricas si las pruebas, a nosotros nos encantaron pero reconozco que tenemos el paladar medio friki. Un abrazote y gracias!

      Eliminar
  3. ¡Tienen muy buena pinta! ¿La harina de algarroba donde podría conseguirla o con qué la puedo sustituir?
    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca, gracias a ti por venir y comentar! La harina de algarroba la consigues en cualquier herbolario. No la puedes sustituir pero sí eliminarla y añadir un poco más de harina común. Eso sí, las hamburguesas no sabrán a chocolate :) Te sugiero que la busques, con leche vegetal calentita es una delicia, ideal para antes de acostarte porque no contiene estimulantes. Y si tienes la suerte de encontrar un algarrobo de vainas oscuras, no dejes de juntar las más tiernas que estén en el suelo, la pulpa es riquísima y las semillas también tienen aplicaciones. También puedes comprar las vainas en el comercio, eso sí, carísimas. Pensar que fueron un alimento de emergencia en tiempos de escasez.
      Un abrazo y hasta cuando quieras!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario