martes, 11 de agosto de 2015

Tosta de tofu frito con chips de calabaza especiada y salsa de tomate y mostaza



Uno de los platos que más nos han gustado esta temporada, tanto que ya lo hemos repetido con variaciones, por ejemplo con ratatouille al horno en vez de los chips. Es estupendo como sándwich, con el pan tostado en una sola cara. Prueba tú también distintas versiones, el tofu frito y la salsa harán que todas sean deliciosas.

Las cantidades son para dos tostas.


Primer paso: los chips, que llevan más tiempo

  • Pela la barriguita de una calabaza violín, vacíala de semillas y córtala en tiras casi transparentes con la mandolina. Calcula unos 180 g de pulpa ya limpia.
  • Pon las tiras en una ensaladera grande y mézclalas con 1 cucharadita de aceite de semillas. Remueve bien.

  • Muele 1 cucharada de semillas de coriandro y media nuez moscada. Añade estas especias a la calabaza junto con 1/2 cucharadita de sal, una pizca de canela molida, 2 vueltas de molinillo de pimienta negra y 2 cucharadas rasas de coco rallado. Remueve otra vez para que las tiras de calabaza queden bien rebozadas.
  • Acomoda las tiras sin superponerlas en una bandeja forrada con papel vegetal y hornéalas a temperatura muy baja durante una hora o hasta que estén sequitas y crujientes.

 
  • Para acelerar, puedes pasar las tiras de calabaza por el microondas dos minutos a potencia máxima, sobre papel de cocina, y después terminarlas en el horno. Tendrás que hacer varias tandas, pero aun así ahorrarás tiempo.


Segundo paso: la salsa


  • Pon en un bol 2 cucharadas de pasta de tomate en tubo y 2 cucharadas de mostaza con los granitos (o de Dijon), 100 ml de aceite de semillas, 100 ml de leche vegetal o agua y 1/2 cucharadita escasa de goma xantana.
  • Bate con unas varillas eléctricas (el instrumento ideal cuando usas xantana) y añade más líquido si hace falta.


  • Si no tienes goma xantana, puedes añadir una cucharada de alubias blancas cocidas. En este caso es mejor que uses una batidora con cuchillas.

Tercer paso: las tostadas
  • Tuesta dos rebanadas de pan de molde en una sartén o plancha caliente para que queden doradas por fuera y tiernas por dentro.

Cuarto paso: el tofu
  • Corta 2 lonchas gruesas de tofu compacto, sécalas y fríelas de ambos lados en aceite de semillas caliente (tapa la sartén con la rejilla antisalpicaduras porque siempre le queda un poco de humedad).
  • Retíra las lonchas de tofu cuando estén de color marrón claro con los bordes ligeramente tostados, y escúrrelas sobre papel absorbente.

Recomiendo el tofu fresco a granel de Vegetalia. Viene en paquetes de 1 kg y cuesta poco más de 6 €. Es muy firme y ¡no sabe a tofu! A los de otras marcas hay que marinarlos para enmascararles el sabor, a este solo tienes que añadirle el que quieras.


El montaje

  • Pon las rebanadas de pan en dos platos, úntalas con un poco de salsa donde irá el tofu, acomoda arriba una loncha de tofu frito y cubre con un copete de chips de calabaza. 
  • Riega con 2-3 cucharadas de salsa y sirve el resto de la salsa aparte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario