miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ensalada de remolacha y membrillo

Qué pena que no haya membrillos todo el año


Para 4 raciones

Compota de membrillo
 

  • Pela un membrillo, quítale la parte central y córtalo en cubos.
  • Pon los cubos en un cazo pequeño, cúbrelos con agua y añade 2 cucharadas de azúcar y unas gotas de zumo de limón.
  • Cocina hasta que el membrillo esté tierno pero consistente.
 

  • Deja la compota en el frigorífico uno o dos días.


Aliño 
  • Mezcla en un bol pequeño: 2 cucharaditas de chalota seca, 2 cucharadas de vinagre de arándanos, 1 cucharadita de curry y 6 cucharadas de aceite de oliva.
  • Deja unos minutos en reposo para que se hidrate la chalota.


Montaje
  • Pon unos trozos de lechuga en el fondo de cuatro boles, añade cuñas de tomate, cubos de remolacha cocida y un montoncito de membrillo en el centro.
  • Riega la remolacha y el tomate con el aliño sin tocar el membrillo,
  • Rocíalo todo con más aceite, esparce unos cristales de sal y espolvorea el membrillo con hierbabuena fresca o seca.


4 comentarios:

  1. Nina soy una apasionada de las ensaladas completas en cualquier época del año.
    Me encanta tu ensalada.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como de fresca está la ensalada con estos ingredientes; gracias por compartir!

    http://cerezasdechocolate.blogspot.com/2015/11/pasta-con-salsa-de-queso-vegana.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adi, a mí me encanta tu pasta vegana con "queso", la probaré cuanto antes y me recorreré tu blog con calma. Saludos!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario