sábado, 21 de noviembre de 2015

Ñoquis de otoño con notas chinas




Ingredientes chinos sobre un plato italiano, en plena emulación de Marco Polo. Además, proteína completa y un sabor delicado para las primeras reuniones al calor del hogar.

Son tres preparaciones, todas fáciles y prácticas porque se hacen por separado.
Las cantidades son para dos raciones abundantes.


Paso n.º 1: la crema de puerro

 
  • Corta 1 puerro (solo parte blanca) en rodajas y media cebolla en gajos.
  • Rehógalos suavemente en margarina y aceite.
  • Cubre con agua y cocina tapado hasta que todo esté bien tierno.


  • Bate con sal, pimienta blanca, 1 cucharadita de pimienta de Sichuan triturada, 1 cucharada de nata vegetal y un poco más de agua si hace falta.
  • Reserva la crema en un recipiente apto para el microondas.


Paso n.º 2: la salsa de calabaza, castañas y setas


  • Rehoga en una sartén grande con margarina y aceite: 200 g de calabaza en cubitos pequeños, 8-10 castañas asadas troceadas y un buen puñado de tiras de boletos secos cortadas en trozos grandes.
    Si consigues boleto fresco que esté bueno, mejor que mejor, yo no tuve esa suerte.

  • Dale un par de vueltas y échale una tacita de té caliente bastante cargado, sal y pimienta blanca.
    En este caso usé el Lapsang souchong, un té negro que se elabora con hojas ahumadas.
  • Tapa y deja al calor.


Paso n.º 3: los ñoquis de garbanzo

  • Mezcla 1 taza de harina de garbanzo con 1 taza de harina común de trigo.
  • Pon a calentar 2 tazas de agua en un cazo.
1 parte de garbanzo + 1 parte de trigo + 2 partes de agua
  • Cuando arranque el hervor, echa la mezcla de harinas al agua y cocina removiendo con una cuchara de madera hasta que se forme un bollo.


  • Vuelca el bollo caliente sobre una tabla
    enharinada e intenta compactarlo sin quemarte.

  • Cuando la masa se enfríe lo suficiente para manipularla, haz bastones, córtalos en taquitos y pásalos por un tenedor o por el utensilio especial para rizar ñoquis.



  • Pon a calentar agua en una cazuela y, cuando comience a hervir, échale sal gorda y los ñoquis.
Mientras tanto, calienta la crema de puerros en el microondas y la salsa de calabaza en la sartén.
  • En cuanto los ñoquis suban a la superficie, retíralos con un colador grande y ponlos directamente en la sartén con la salsa de calabaza.
  • Sube el fuego. Añade un cacillo del agua de cocción de los ñoquis y remueve suavemente con una espátula, de abajo hacia arriba, hasta que el líquido se reduzca y se espese.


Para el montaje:

  • Pon crema de puerro en la base del plato y arriba los ñoquis con la salsa.
  • Espolvorea con setas secas molidas (yo usé setas negras chinas) y hojas de té secas del mismo tipo que has usado para en la salsa


Sugerencias para reemplazar los ingredientes

 

EN VEZ DE                              PUEDES USAR
Pimienta de Sichuan          ->  Pimienta rosa
Té Lapsang souchong        ->  Earl Grey
Boletos                                  ->  Setas Pleurotus
Setas negras chinas secas  ->  Cualquier seta seca
Castañas asadas en casa     -> Envasadas al vacío

Y termino mostrándote mi equipo profesional para asar castañas:

La sartén es la típica con agujeros en el fondo

De la misma factoría que alumbró este molde para tortitas, asa las castañas lentamente y sin quemarlas. Si tienes una lata grande y un abrelatas, haz la prueba.
Para más soluciones personalizadas en la cocina, puedes consultar a mi compañero de piso. Discreción y precios módicos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme un comentario