viernes, 29 de abril de 2016

Salsa rapidísima para pasta


Solo cuatro ingredientes:
margarina, pastilla de caldo, mostaza y ketchup

Esta salsa es un recuerdo de mi adolescencia. Mis padres la hacían a menudo, incluso solamente con la mantequilla y la pastilla de caldo, y nos gustaba a todos. La usábamos solamente con pasta pero también es perfecta para las verduras.

  • La preparación no puede ser más rápida.
    Para 150 g de pasta, pon en un cacillo un dedo de agua, una cucharada gorda de margarina vegana, una pastilla de caldo vegetal, un buen chorro de mostaza común y otro de ketchup. Cocina hasta que se derrita la pastilla y se mezcle todo.


  • Hierve la pasta como de costumbre pero sin sal porque la salsa ya la tiene, escúrrela en su punto y mézclala con la salsa. Y ya verás.



Truquis

  • Para que la salsa cubra mejor la pasta, le puedes poner una cucharadita de maicena u otro espesante instantáneo. Y, si quieres rizar el rizo, añádele pimienta y un chorro de vermut.



  • Esta vez acompañé la pasta con una ensalada de espaguetis de calabacín, hojas de canónigos (córtales la unión de los "ramitos") y tiras muy finas de pimiento rojo.
  • Prepara la ensalada con media hora de antelación y alíñala con aceite de oliva suave y tomillo fresco, hojas y flores.
  • Cuando la pasta esté en su punto, calienta la ensalada un minuto y medio en el microondas a 80% de potencia y sirve todo junto.






 .
Decora la pasta con flores de tomillo
para que el aroma salga a recibirte



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario