martes, 4 de enero de 2011

Escarola rellena


Este es uno de los platos que más me han gustado en los últimos meses y creo que gustará a muchos porque el blanqueado le quita el sabor amargo a la escarola.
  1. Pon al fuego una olla grande con abundante agua. Cuando rompa a hervir, mete dentro la escarola bien lavada y con el tronquito hacia abajo. Tal vez al principio no quepa, pero enseguida se bajará (ayúdate con la tapa). Déjala dos o tres minutos, solamente hasta que se afloje. Retira y escurre boca abajo.

  2. Cuando la escarola se haya enfriado lo suficiente para manipularla, extiéndela sobre el mármol con el tronquito hacia abajo y cúbrela con el relleno.




    En este caso usé un sobrante de relleno de berenjenas a la manera de Isquia con ligeras variantes: ajo, aceitunas negras, alcaparras, perejil, levadura de cerveza desamargada, zumo y piel de limón, tomates deshidratados y un poco de guindilla, todo triturado. Estos sabores son ideales pero se pueden variar según lo que guste y haya.

  3. Enrolla la escarola bien apretada y ponla en una cazuela de fondo grueso con un poco de aceite de oliva.


    Espolvorea con poca sal (el relleno ya tiene bastante) y una cantidad mínima de azúcar. Rehoga suavemente por todos los lados alrededor de diez minutos. Estará hecha cuando el rollo se vea algo encogido y como más seco, y en el fondo se haya formado una salsita ligeramente oscura.

  4. Corta en rodajas gruesas y sirve regada con su jugo. La puedes acompañar con patatas hervidas o en puré, o con arroz blanco.


7 comentarios:

  1. Qué buena pinta, Nina. La verdad es que por aquí no hay mucha tradición de cocinar la escarola o la lechuga, pero haciéndolo pueden salir platos tan buenos como éste. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Mikel López Iturriaga en mi blog? De haberlo sabido ponía la alfombra!
    Gracias a ti por venir y por lo mucho que te debo, eres un encanto de cocinero y de persona!

    ResponderEliminar
  3. Que delicia!! me lo apunto, seguro que en casa gustará tambien!!

    Un besote y felices reyes ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola es mi primera visita a tu blog
    y me encanta lo vegetariano ... yo tambien hago mis recetas con verde ... me apunto a tu blog , y te invito al mio . Saludos MARIMI

    ResponderEliminar
  5. Loreto, hola guapa! Me hace ilusión que te guste y espero que a los tuyos también.
    Besos y felices reyes también a ti, que ya llegan!

    Marimi, encantada de verte. He mirado tu blog y me he prometido volver con más tiempo para rebuscar en las cositas verdes.
    Gracias y felicidades!

    ResponderEliminar
  6. Excelente receta! Yo también cocino lechugas, hasta hago tartas, generalmente cocino la Romaine que es más dura con tallos gruesos. Y la iceberg la corto y la relleno sin cocinar, me encantó tu propuesta,
    saludos!
    Myriam

    ResponderEliminar
  7. Hola Myriam!
    Es que las lechugas y familia dan para todo!
    Me encantó tu idea de rellenar la iceberg en frío, la buscaré en tu blog y ya me la apunto para el veranito.
    Un beso y gracias!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario