lunes, 8 de agosto de 2011

Alcachofas a la turca

Una receta muy sencilla para el concurso Recuerdos de viaje 
del blog La nuez moscada


Participar en esta iniciativa ha sido muy gratificante, sentarnos con mi marido a recordar los platos que hemos tomado en otros lugares nos ha permitido evocar mucho más que comidas y volver a viajar con la mente. Os animo a ver las bases del concurso (picar en el banner Ricordi di Viaggio - Recuerdos de viaje en la columna de la derecha) y a participar, que todavía estáis a tiempo.

ooooOoooo

Benedetta nos pide que aderecemos la receta con algún recuerdo no comestible, así que os cuento la pequeña anécdota de las alcachofas.
Hora de comer, acalorados, hambrientos y cansados después de caminar toda la mañana. Demasiado lejos del hotel y de la zona de restaurantes, nos ponemos un límite: cien metros o un taxi. Y a pocos pasos, justo debajo de una pata del puente de Gálata, descubrimos un fast food.
¿Un fast food? Tendrán solo hamburguesas o, en el mejor de los casos, una ensalada triste como las de McDonald's...
Nos resignamos a entrar y, oh, maravilla, ¡había varios platos vegetarianos! Con las bandejas cargadas y ya en la caja, se me van los ojos a otro rincón y descubro unas alcachofas la mar de chulas, erguidas y orgullosas como soldaditos.
Señalo, hago gesto de dos aquí y dos acá y confirmo con la cabeza, las alcachofas se suman a las bandeja.
Aire acondicionado, ambiente sereno sin turistas (porque hay que ver cómo nos molestan los turistas a los turistas) y una comida sana y deliciosa, justo lo que necesitábamos para reponernos y seguir andando.
Y una sorpresa final: cuando llegamos al hotel se nos ocurrió mirar el ticket y vimos que no nos habían cobrado las alcachofas. Espero volver pronto a Estambul, y no solamente para pagarlas.
ooooOoooo

Basándome en el sabor que recordaba, busqué en Internet y adapté esta receta y esta otra. No me han quedado igual de bonitas, un poco porque las alcachofas eran de cámara y un mucho porque no tengo la habilidad de los cocineros turcos para tornearlas, pero las próximas saldrán mejor.

Para darles la forma característica:
  • Elegir alcachofas frescas de tallo largo.
  • Arrancarles las hojas hasta que aparezca la "cintura" y la parte globosa más cercana al tallo sea amarilla y no verde.
  • Con un cuchillito afilado, pelar el tallo desde la punta y quitar los sobrantes del cuello (frotarlas a menudo con un limón partido).
  • Rebanarlas por la cintura, quitarles la pelusa si la tienen y dejarlas en agua con limón aplastadas con un plato para que no se oscurezcan.

La cocción:
  • Poner a hervir tres litros de agua.
  • Echar 4-6 alcachofas, 1 zanahoria mediana en rodajas, 1 cebolla mediana en tiras gruesas, 1/2 puerro en rodajas anchas y eneldo fresco o seco.
  • Mezclar en un cuenco 50 g de harina + 1 cucharada de azúcar + 1 cucharada rasa de sal + el zumo de tres limones grandes + un chorro de aceite de oliva. Batir para que no queden grumos y añadirlo a la olla.
  • Cocer 30 minutos tapado, añadir 100 g de guisantes frescos o congelados y cocinar 10 minutos más.
Servir fresco pero no frío, con las verduritas o sin ellas y bien regado con aceite de oliva.




    9 comentarios:

    1. Qué original! Y debe ser muy rico,
      un beso,

      ResponderEliminar
    2. Gracias Luisa, un beso.


      Myriam: tiene un sabor muy suave. Me alegro de que te guste.
      Beso a vos!

      ResponderEliminar
    3. hola cariño, me alegro muchísimo de que hayas participado!!! mil gracias por tu preciosa aportación, el cuento de viaje es muy divertido y la receta riquísima! de momento ando muy liada pero en cuanto pueda voy a actualizar el listado de participantes. besos :)

      Benedetta

      ResponderEliminar
    4. Ciao Benedetta, gracias a ti, de veras han sido momentos muy agradables.
      La semana próxima te mandaré una pizza, tengo que conseguir un ingrediente.
      Un besazo a ti!

      ResponderEliminar
    5. Realmente parecen soldaditos, que lastima que no fueran todos así de ricos.

      ResponderEliminar
    6. Pilar nuestra que estás aquí al lado: de todo se rescata algo, hoy miremos los diamantes en el lodo (y mañana también).
      Besazo.
      P.D. Creo que en estos días pondré una receta con lombarda :-))

      ResponderEliminar
    7. Me encantan las alcachofas (carciofi) Nina!! Desde que estoy en Italia las puedo consumir a menudo ya que donde vivia en Argentina llegaban pocas y carisimas. Me encantò el relato y la receta tambien! Un bacione. Sil

      ResponderEliminar
    8. Sil, sos un tesoro :)
      En Italia tienen las mammole, qué lujo diosss! A mí también me encantan las alcachofas, hasta las de lata, que son horribles.
      Grazie e bacioni anche a te.

      ResponderEliminar

    Gracias por dejarme un comentario